Escuchar este artículo

Oasis

Julio 16, 2020 - 11:30 p. m. Por: Gonzalo Gallo

Millones y millones carecen de tanto y es tanto lo que te enseñan porque muchas veces están de buen ánimo.

Abundan los empobrecidos y lisiados que no se quejan, no ambicionan y aceptan su realidad con buena actitud.

Ojalá entiendas que la abundancia que alegra no es la que te lleva a acumular, sino a compartir con generosidad.

Si tienes lo necesario y te sobra, atesorar más y más solo desnuda tu inseguridad y lo poco que amas y te amas.

Rico no es el que mucho tiene, rico es el que tiene un corazón lleno de amor y siente los vacíos de los demás.

Entonces apoya obras sociales como lo hacen de modo admirable los Gates, Bill y Melinda, en tantos países.

Su ejemplo ha movido a otros, pero hay corazones de piedra en el interior de tantos ‘pobres multimillonarios’.

Antes de morir, elige servir. Descubre el inmenso gozo de alegrar a otros al aliviar sus penas y quitar sus carencias.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS