Oasis

Julio 05, 2022 - 11:30 p. m. 2022-07-05 Por: Gonzalo Gallo

Repetir oraciones es fácil y muy frecuente, pero aplicar en la vida lo que se dice es otro cantar y no es tan común.

¿Cuántas veces has dicho “venga a nosotros tu reino y hágase tu voluntad”? Acaso miles de veces.

¿De qué sirve si en la realidad no dejas que Dios sea tu rey, o sea el que gobierna del todo tu vivir?

Examina tu vida y mira hasta qué punto permites que Dios dirija tus acciones y sea tu amoroso guía.

Si lo vives, es claro que tus pensamientos, tus palabras y tus acciones son solo de amor y de rectitud.

Si Dios reina en tu existir necesariamente haces su voluntad todo el tiempo y no la tuya. ¿Es así?

¿Cuál es su voluntad? Que ames y te ames. Simple pero exigente porque amar pide respeto, compasión, paciencia y aceptación.

Amar es actuar con transparencia, comprensión, perdón, confianza, generosidad, compromiso y ternura. Rezar es fácil y hacerlo sin amar es un embeleco.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Lee contenido sin límites en elpais.com.co por $800 primer mes
VER COMENTARIOS