Oasis

Mayo 19, 2022 - 11:30 p. m. 2022-05-19 Por: Gonzalo Gallo

Muchas personas espirituales afirman que no hay coincidencias ni accidentes, hay diosidencias y aprendizajes.

Jung también hablaba de sincronicidad y seguramente lo has comprobado en tu vida en hechos como este:

En el instante que estás pensando en alguien, esa persona te llama, o más tarde dice que a esa hora estaba en peligro.

La verdad es que todo tiene un sentido y sucede en su momento justo, ni antes, ni después.

Evoquemos, por ejemplo, al radioperador del barco Carpathia que navega a 58 millas del Titanic.

Ya ha terminado su turno, pero siente que debe quedarse más tiempo y entonces recibe un SOS que salva 700 vidas.

¿Es casual? No, y tampoco lo es un naufragio que cambia normas internacionales para evitar más desastres. Todo está en un plan divino, aunque algunos lo duden.

Todo el universo se confabula para ayudarte cuando te enamoras de una misión. Todo sucede para el bien.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS