Oasis

Agosto 19, 2021 - 11:30 p. m. 2021-08-19 Por: Gonzalo Gallo

Hablar mal del ego y culparlo está de moda hace tiempos, pero es un error porque hay tres clases de ego.

1. Existe el ego amoroso que es tu mismo yo en vibración de amor y te lleva a lograr lo mejor e irradiar luz.

A este ego necesitas cuidarlo, darle alas y buscar que siempre esté en sintonía con Dios para ser una buena persona.

2. Existe el ego orgulloso y egoísta que con razón es al que se atribuyen males como pensar sólo en él, juzgar, despreciar, dominar y maltratar.

A ese ego dale humildad para que valore a los demás y los trate con bondad, respeto, compasión y comprensión.

3. También hay un ego defectuoso porque no te amas, solo miras tus fallas y no reconoces tu grandeza.

A este ego dale seguridad y autoamor. Elige valorarte y no andes por la vida como una pobre víctima rico en quejas y culpas.

En latín ego es el yo y en sí mismo es bueno si amas y te amas. No hables mal del ego porque sin él no eres nada.
Sigue en Instagram @Gonzalogallog

VER COMENTARIOS