Escuchar este artículo

Lecciones
de una cuarentena

Mayo 27, 2020 - 11:45 p. m. Por: Gerardo Quintero

El próximo lunes terminará la cuarentena, así algunas voces del gobierno nacional digan que el confinamiento continúa para algunas personas. Pero la verdad es que en la práctica la cuarentena se acabó hace por lo menos dos semanas. Y en Cali podríamos decir que hace más de tres. Lo cierto es que la situación es inaguantable. Al principio de la pandemia todos exigían confinamiento, cuarentena y bla bla bla. Transcurridos unos pocos días, la quejadera fue unánime. Que la economía, que la pesadez de estar encerrado, que no estamos acostumbrados, en fin, los mismos que reclamaban recluirnos ante el peligro del contagio luego despotricaban de los gobiernos por no abrir todos los sectores económicos y no arrojar la gente a la calle.

Algo similar a lo que sucedió este fin de semana en Cali. Los mismos que ayer cuestionan al alcalde Ospina por ‘acabar’ con el turismo de la ciudad por el cierre de discotecas y restaurantes, fueron también los que arremetieron contra él porque propone una salida futura para que retorne la actividad nocturna. La única realidad es que la otra semana la ciudad se verá más llena y es indudable que el nivel de riesgo aumentará.

Lo único que queda es apelar al buen juicio de los ciudadanos (¡qué miedo!). Las administraciones locales se desgastaron. El Gobierno nacional también decidió compartir responsabilidades entendiendo que ante lo que se viene lo mejor es repartir culpas. Por eso Ospina planteó su controvertida frase del ‘Héroe sos vos’ porque quiere enviar el mensaje de que ya no va a adelantar más controles, que está cansado de luchar con la indisciplina de la gente, con las excusas, con el irrespeto a la autoridad.

Ya es poco lo que se puede hacer. Mucha gente no entendió de qué se trata esta situación. Cerca de 300 fiestas intervenidas este fin de semana hablan del terrible comportamiento en esta capital, que no es de ahora, solo que con la cuarentena se exacerbó. Tampoco era posible seguir insistiendo en el confinamiento cuando el Estado no tiene capacidad o prefiere no atender las necesidades primarias de mucha gente que se quedó sin ingresos. De aquí en adelante todo dependerá de cada uno. Me temo que se aprendió muy poco en estos dos meses. La carreta de que nada iba a ser igual, es eso, pura carreta.

La pandemia, en muchos casos, ha sacado lo más ruin de los seres humanos, ratificado en la alcantarilla expresada en las redes sociales y en el odio que alimenta a tantas personas.

Me quedaron retumbando las palabras de Patricio Meza, vicepresidente del Colegio Médico de Chile, quien al reconocer a la periodista Yolanda Ruiz que el sistema médico de su país está colapsado solo atinó a decir: “Si puedo dar un consejo a Colombia, por favor, cuídense”.

Sigue en Twitter @Gerardoquinte

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS