Los Miserables: una obra vigente

Agosto 27, 2022 - 11:30 p. m. 2022-08-27 Por: Claudia Blum

Stravinski dijo alguna vez que “un verdadero creador no sabe lo que hace”. Luego de ver la nueva y excelente producción del musical Los Miserables, nos hacemos la pregunta de por qué después de tanto tiempo es una de las obras más aclamadas y sigue impactando a todas las generaciones.

La respuesta es sencilla: Víctor Hugo fue un escritor universal de retratos humanos y vivencias fuertes. Y su novela recoge de forma magistral el amor, la injusticia y la lucha de los sectores más vulnerables por sus derechos, en una sociedad europea del Siglo XIX corrupta y desmoralizada. Temas que eligió el artista en su momento, pero que pasados más de dos siglos siguen vigentes pues reflejan retos que persisten en las sociedades actuales, y en todos los continentes.

El novelista, poeta y dramaturgo Víctor Hugo nació en Francia en 1802, de una madre amorosa y un padre distante. Al ser su progenitor un general, estuvo expuesto desde niño a temas militares y políticos en los tiempos de las guerras napoleónicas. Con su perspicacia para captar la grandeza y el sufrimiento del ser humano, el escritor se abrió a temas sociales, y enfatizaba en asuntos trasformadores como la educación, los derechos humanos y la justicia. Cuando Luis Napoleón se declaró emperador Napoleón III, Hugo huyó de Francia, y en su exilio terminó Los Miserables, que fue publicada 1862.

Los protagonistas de Los Miserables son comunes a todas las sociedades, tanto por sus condiciones humanitarias como por sus artimañas. Desde Valjeans, el condenado a prisión por robar un pedazo de pan para sus sobrinos, que reforma su vida amparado en la buena voluntad de un sacerdote, hasta el inspector de policía Javert tan incorruptible como cruel. Pueblos y ciudades están plagados de vidas difíciles, erráticas y decepcionadas como la de Fantine, que es capaz de resistir a sus problemas por el amor a su hija. Y Cosette, que representa la esperanza de la rebeldía de los maltratados en busca de un mejor futuro.

En Los Miserables, Hugo afirma que el amor y la compasión es lo más valioso que una persona puede dar y que exteriorizar estas cualidades debe ser la meta más importante en la vida. Al mismo tiempo, indaga los valores en la sociedad francesa y analiza la naturaleza humana frente a la desgracia. Todo ello en el contexto de un levantamiento popular en París, de habitantes fatigados por los atropellos de las autoridades de la época.
Su obra refleja al escritor amante de las libertades e implacable en el rechazo a la pena de muerte. El hijo predilecto de Francia que fue espíritu y conciencia de esa nación, y que con visión pronosticó una futura unión de Europa.

En muchos casos los musicales envejecen y desaparecen. Pero en este, somos nosotros los que envejecemos mientras en el escenario los ideales y la pasión de sus personajes siguen siendo tan atemporales como siempre. El musical basado en la obra de Víctor Hugo se ha presentado en 52 países y en 22 idiomas, incluyendo 27 años consecutivos en Londres y 16 en Nueva York, y ha recibido más de 100 premios.

¡Qué viva para siempre en todas las generaciones el autor de Los Miserables, el creador que nunca imaginó hasta dónde llegaría su obra! Y que perduren sus mensajes que conmueven el alma de niños, jóvenes y adultos e invitan a que trabajemos para que nuestras democracias avancen en la construcción de equidad y en la protección de los derechos políticos, sociales y económicos para todos.

VER COMENTARIOS