Un punto de vista realista sobre el coronavirus

Escuchar este artículo

Un punto de vista realista sobre el coronavirus

Junio 27, 2020 - 11:00 p. m. Por: Carlos E. Climent

Vale la pena leer la entrevista sobre el impacto del COVID-19 que Dan Buettner, fundador de ‘Blue Zones’, le hizo el 29 de mayo de 2020 a Michael Osterholm, director del Centro para Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota. Osterholm, una autoridad en infectología, cuestiona el bombardeo cotidiano de las suposiciones sesgadas que inundan las redes, proveniente de fuentes poco confiables o políticamente manipuladas. A continuación, una síntesis de algunas de las opiniones de Osterholm durante dicha entrevista:

*No hay evidencia científica que indique que esta virosis vaya a desaparecer sola. Estará con nosotros por muchos meses más, probablemente hasta que se descubra una vacuna verdaderamente efectiva. Según él, muy seguramente no habrá una vacuna este año. Además, no hay garantía de una vacunación efectiva, pues aún si es descubierta, probablemente solamente dará una protección de corto plazo.

* No sabemos exactamente cómo serán las subsecuentes fases de esta pandemia, pero muy probablemente habrá una segunda ola. En los últimos 250 años ha habido unas 10 pandemias. Cada una de ellas duró varios meses y en cada oportunidad hubo una segunda ola, tres o cuatro meses después, que fue más severa que la primera.

* No sabemos cuándo, ni cómo se llegará a la “inmunidad de manada”, que sucede cuando el 60 o 70% de la población ha sido infectada, y se supone se podrá volver a circular libremente.

* Un porcentaje muy bajo de los contagios ocurre en espacios abiertos. El aire libre disipa muy rápidamente los aerosoles que contienen las partículas de saliva contaminada. Esta es una enfermedad que se transmite muy agresivamente en los recintos cerrados donde varias personas socializan sin distanciamiento físico. La protección mejor es la distancia física y, por supuesto, disminuir el tiempo de contacto con el potencial portador de la enfermedad.

* El tapabocas ayuda a reducir la velocidad a la cual se transmite la enfermedad, pero no elimina el riesgo. Por ejemplo, si se está cerca a una persona infectada en un espacio cerrado, es muy posible que se infecte después de 10 minutos si no tiene tapabocas; si lo tiene, puede que la infección ocurra después de 20 minutos. Pero se contagiará.

*En las cuarentenas hay que socializar y mantenerse ocupados, teniendo en cuenta que la protección propia y ajena es una responsabilidad de cada persona.

*Toda la población, pero especialmente las personas mayores de edad y las que tienen factores de riesgo como obesidad, hipertensión o diabetes, deben mantenerse a 2 metros de distancia de las personas que no viven en el hogar, tener el menor número de contactos posibles con personas externas, realizar actividades al aire libre y hacer ejercicio diariamente. El subrayado es mío.

* Todas las naciones necesitan urgentemente un líder moralmente respetable, que hable claro, que no minimice la gravedad de los hechos, que prepare a la gente para el futuro, que no se lucre políticamente de la crisis y que acepte las limitaciones frente a una verdad que cambia cada 24 horas.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS