Conmoción ¿mediática?

Conmoción ¿mediática?

Mayo 23, 2019 - 11:35 p.m. Por: Beatriz López

Los últimos acontecimientos, producto de la confrontación que mueve los hilos del país, parecían sacados de una serie de Netflix, actuada en vivo y en directo por personajes tan mediáticos como NHM, ‘Santrich’, algunos congresistas y hasta el canciller, mientras Duque, encerrado en la Casa de Nariño, cavilaba entre aceptar las presiones de sus asesores o actuar de acuerdo con su estilo conciliador.

                                                                        ***

El gran prestidigitador, Néstor Humberto Martínez, que ha dado muestras de sus dotes de histrionismo, renunció a la Fiscalía con el tono grandilocuente que acostumbra, cuando la JEP dio vía libre a la excarcelación de ‘Santrich’.

                                                                        ***

Entonces vino el desenlace cinematográfico con la amenaza de extradición de ‘Santrich’, su intento de suicidio antes de salir de la cárcel en silla de ruedas, su recaptura y la gran escena de la subida al helicóptero por parte de agentes del Estado. El ex guerrillero, tan histriónico como el Fiscal, hizo un gran papel en el momento en que era empujado dentro del helicóptero. Su aparente debilidad y la lividez del rostro, llegaron a convencerme. Como para un Oscar.

                                                                            ***

El ambiente caldeado se centró en ‘Santrich’ y su posible extradición. Atrás quedaban temas que no habían sido resueltos, como la suspensión de las visas norteamericanas a tres magistrados de la Corte, para presionar la aprobación de la extradición del ex guerrillero y la autorización de la aspersión con glifosato, como armas contundentes contra el narcotráfico. Entretanto, aumentaban los asesinatos de líderes sociales y de reinsertados de las Farc.

                                                                             ***

A lo anterior se sumaron las denuncias del NYT que publicó un amplio y documentado reportaje sobre las exigencias de los actuales generales de las Fuerzas Armadas de Colombia, para presuntamente revivir los falsos positivos. Ahí fue ‘Troya’. La protesta la inicio el ministro de Defensa, que no acierta una, seguido de la Vice Marta Lucía Ramírez, que tampoco acierta dos.

                                                                           ***

Solo faltaba la actuación estelar del Canciller Holmes Trujillo, con su voz de tenor y maravilloso manejo del idioma, que como cualquier ‘Plácido Domingo’, sabe manejar los tonos altos y bajos. Le ha tocado dar las cara y salir a limpiar las metidas de pata de nuestro ‘diplomático’ embajador en Washington, Pachito Santos o las intromisiones del embajador de EE.UU. en Colombia o, sostener el cañazo de la fallida operación Guaidó vs Maduro.

                                                                             ***

Se especulaba, en medio de la zozobra mediática, que el Gobierno decretaría la Conmoción Interior y que optaría por la convocatoria de una nueva Constitución. Ni lo uno ni lo otro. Afortunadamente prevaleció la coherencia y el buen juicio del joven mandatario, al afirmar que no habría tal conmoción y mucho menos, una desgastadora convocatoria a una Constituyente. Prometió además la escogencia de un Fiscal que brinde todas las garantías al país. Ahora, vendrá el revolcón ministerial. Fin del reality.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas