Escuchar este artículo

Personajes del año pasado

Enero 05, 2021 - 11:50 p. m. Por: Alfredo Carvajal Sinisterra

El personaje más mencionado en los medios fue Donald Trump, a raíz de sus extravagancias y de su aspiración a su segunda elección. Un líder muy controvertido. La antítesis de un dirigente político ejemplar. Una persona que practica constantemente el adagio que ‘el fin justifica los medios’. Un ser humano con espíritu misógino. Pagó sobornos para ocultar sus infidelidades. Su acendrado narcisismo lo induce hacia la mitomanía y la constante referencia a sus ‘magníficas’ realizaciones. Un mes antes de las elecciones afirmaba, sin fundamento, que si perdía era en razón de un fraude, lo cual lo llevó a la paranoia que lo indujo a demandar todos los certámenes electorales donde había perdido, sin éxito. Su financiación la obtuvo con contribuciones económicas de sus seguidores. Lo último fue tratar de convencer al Secretario de Estado de Georgia de alterar las elecciones a su favor, inspirado por un espíritu tramposo.

Lo insólito es cómo en un país que se supone educado y con un capital intelectual superior al del resto de países, haya logrado la votación más elevada de su partido en las elecciones presidenciales anteriores, 74 millones, quizás impulsada por el temor a la extrema izquierda y al prejuicio inmigratorio. Influyó también en su derrota que desestimara el coronavirus. Afirmó que se trataba de una mera ‘gripa’. Ahora EE.UU., sufre cerca de 360.000 decesos, seis veces más que en la guerra de Vietnam.

El segundo personaje fue su contrincante Joe Biden, senador por Delaware por seis períodos, entre 1973 y el 2009, año en el cual accedió a la Vicepresidencia como compañero de fórmula de presidente Barack Obama, quien gobernó desde el 2009 hasta el 2017. La vida del presidente electo Biden ha estado dedicada al servicio público. Su existencia ha sido afectada por dos tragedias familiares. En la primera ocasión perdió a su primera esposa y a su hija, en la segunda su hijo predilecto sufrió un cáncer prolongado que lo llevó a la tumba. Es católico, por consiguiente, se convierte en el segundo presidente que practica la religión católica en los EE.UU., como senador y como vicepresidente viajó varias veces a Latinoamérica. Su fuerte son las relaciones exteriores. Ideólogo de centro, ponderado, tolerante y conciliador, lo contrario de Trump.

No se puede ignorar a su compañera de fórmula, a la vicepresidenta Kamala Harris, hija de una india tamil y un padre jamaiquino. La primera Vicepresidenta de raza negra de los EE.UU., un caso parecido al de Barack Obama. Ambos abogados y excelentes oradores. Los republicanos temen que llegue a la Presidencia, puesto que Biden se convertirá en el presidente de mayor edad, en la historia de los Estados Unidos.

Otro personaje fue nuestro Presidente, más estadista que político. Contrario a lo que predijeron sus contradictores resultó independiente, sin la animadversión de JM Santos con su mentor. Se ha apartado en decisiones del doctor Uribe y de sectores de su partido, como la disminución de la jornada laboral. Ha manejado con prudencia la pandemia, sin ignorar el empleo y protegiendo hasta donde le ha sido posible a los más débiles.

Sin duda, los personajes más importantes han sido los médicos y los trabajadores de la salud, ellos se merecen nuestro mayor respeto y admiración, arriesgando sus vidas y la de sus familiares, para preservar las del prójimo.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS