Trevi en la gloria

Trevi en la gloria

Junio 12, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Trevi en la gloria

Gloria Trevi, cantante mexicana.

Una charla ‘despeinada’ con Gloria Trevi, una diva reinventada cuyo pasado díscolo supera la ficción de cualquier telenovela mexicana. Ahora que sus líos con la justicia son tema superado, presenta su nuevo disco, titulado ‘Gloria’.

1. Sin tintas medias“Empecé mi carrera desde abajo, pero ahora, al volver a iniciar, no lo hice desde cero sino desde un millón. Hubo gente que se llenó la boca diciendo que el escándalo me iba a hacer subir más. ¡No! Tuve que picar piedra otra vez”, contó en su reciente visita a Colombia Gloria de los Ángeles Treviño Ruiz, ‘Gloria Trevi’, que a sus 43 años ya pasó del infierno a la gloria.Cuesta trabajo creer que la artista mexicana más escandalosa de todos los tiempos, obtuvo Disco de Oro el mismo día en que salió su nueva producción ‘Gloria’, batiendo su propio récord, y debutó como número uno en la lista Billboard del top latino de álbumes. Cuando muchos pensaban que no volvería a ser la estrella de los años 90, y que iba de salida, Gloria demostró lo contrario. Según ella, como buena acuariana es idealista y una eterna adolescente, juguetona, alegre, innovadora, enfocada en sus sueños. “No importa cuál sea la situación por la que pase, trato de ver la luz. No pienso por qué sino para qué”, asegura.Y no volvió para vivir del pasado, de los éxitos del ayer, de ‘Zapatos viejos’, ‘El pelo suelto’ o ‘Doctor Psiquiatra’, regresó por el lugar que dejó atrás cuando en 1997 fue acusada, junto a su ex representante y amante, Sergio Andrade, de abusar sexualmente a menores de edad. Sin embargo, ella cuenta que los mexicanos la acompañaron masivamente en la Catedral de Monterrey, cuando vistió de blanco para casarse con un “hombre maravilloso”. “México es maravilloso conmigo. Nada más tengo palabras de gratitud para con Dios, para con mi gente”.Incluso, Gustavo Pérez, periodista de un medio mexicano, cuenta que mientras Trevi estuvo en la cárcel, el Canal Televisa presentó una larga serie investigativa llamada ‘El Recuento de los Daños’, en alusión a una canción de Trevi, tratando de justificarla y pidiendo su absolución.Otra prueba del perdón de los mexicanos a ‘La Trevi’, como le llaman, fue su reciente participación en ‘Pequeños Gigantes’, un reality show infantil en el que ella fue jurado e interactuó con los pequeños, mientras cantaban sus canciones.Con los ojos húmedos, admite que le debe su regreso del infierno a la gloria a la comunidad LGTB: “Me recargué en sus hombros para volver. Ellos saben lo que es ser juzgados, sin ser comprendidos”. Jorge Benavides*, un integrante caleño de la comunidad LGTB, explica: “Se ha ganado nuestro cariño porque en sus canciones refleja un sentido irreverente, de ir en contra de la sociedad de doble moral. Ella defiende la igualdad. Escuchar sus canciones es como un grito de libertad”.Muestras de esa devoción es que la comunidad gay de México la ha proclamado su reina varias veces y que dos de sus temas han sido adoptados como sus himnos: ‘Todos me miran’ y ‘Me río de ti’.Ella los sigue con su voz ronca, cuando cantan: “Y me solté el cabello, me vestí de reina, me puse tacones, me pinté bien bella, y caminé hacia la puerta, te escuché gritarme, pero tus cadenas ya no pueden pararme”...Canciones como ésta, dice ella, son críticas “a una sociedad hipócrita que dice no al aborto, pero señala a las mujeres solteras como si fueran cualquieras”. A Trevi la aman o la odian. Francisco Foster, periodista del Canal NTN 24, es de los primeros. “Ella rompe el hielo por más incómoda que sea la situación, tiene una energía impresionante. Da esa confianza que pocos artistas producen, eso le ha permitido conquistar a millones de seguidores”, cuenta Foster, quien se llevó de la entrevista que le hizo hace sólo una semana, frases como: “El pelo suelto más que un peinado es una filosofía de vida”. Entre quienes la rechazan está el crítico musical Manolo Bellón: “Siempre me ha chocado, no me agrada el show que hace para conseguir popularidad. La voz aguanta, pero es más importante la forma en que un artista comunica. Lo que le reconozco es que se ha sabido mercadear. Uno nunca sabe cuál es la Trevi real y eso, desde lo comercial, tiene sus ventajas”.Trevi tampoco está entre los afectos musicales del crítico Eduardo Arias: “Los escándalos ayudan a darle notoriedad, independientemente de que sea premeditado o no. Su gracia ha sido la manipulación de su imagen y figura pública y su pose de ‘chica mala’ -como lo hicieron los Rolling Stones para ganar notoriedad-. Que esté en la Billboard no es referencia de calidad. Allí han llegado hasta artistas falsos como Milli Vanilli. Algunas veces la parafernalia de la publicidad y la payola (pago ilegal por sonar en un medio), hacen que un músico llegue alto. No significa que sea grande o que esté innovando”, dice.Incluso, Arias asegura que “probablemente los seguidores que ella tiene hoy son personas jóvenes que no conocen su pasado. Otros fans pensarán que una cosa son los escándalos y otra la música, para la muestra Diomedez Díaz, en Colombia”.Gloria sabe que tiene contradictores, pero afirma “Trato de ser comprensiva con ellos y digo: es porque no me conocen”.2. Amores obsesivosCon los ojos cerrados fue tras de él. Le creyó que era el hombre más bueno, que su amor sería eterno y que la luna era de queso. Tenía 24 años cuando Gloria Trevi creyó todo esto de su representante, Sergio Andrade. Tanto que no le importó incluso reconocer en su canción ‘Con los ojos cerrados’ que todos querían que se alejara de él. Lo conoció cuando tenía 14 años y él era un productor de 29 que buscaba a la doble de Lucerito en el programa musical XETU, de Televisa. Debido a su gran parecido con la joven actriz, Gloria fue la seleccionada para el reemplazo y desde entonces vio en Andrade a un maestro, a un padre (que le hizo falta por venir de una familia de padres divorciados) y luego al hombre al que amó obsesivamente, al punto de ser su cómplice en el delito de abuso sexual a menores de edad. Según el proceso judicial que se inició contra Gloria y Sergio, los dos reclutaban jovencitas que buscaban ser cantantes y que para lograrlo de la mano del productor tenían que pasar primero por su cama.“Ese fue un amor patológico, de esos que arriesgan todo por su pareja sin mediar las consecuencias de sus actos, atentando contra su propia integridad y creyendo que todo lo que hacen por el hombre que aman está bien”, analiza la psicóloga Mara Tamayo.En 1997, Gloria y Sergio Andrade fueron acusados de los delitos de violación agravada, rapto y corrupción de menores de edad. Pero sólo hasta el 2000 las autoridades mexicanas los detuvieron en Río de Janeiro, Brasil. Allí, la cantante pasó tres años encarcelada sin ser juzgada. Para evitar ser extraditada a México, quedó embarazada, argumentando que había sido violada por un guarda; sin embargo, exámenes de ADN demostraron que el padre del niño era Sergio, quien la había visitado varias veces en la celda.Fue así como en febrero de 2002 dio a luz a su segundo hijo, Ángel Gabriel, con el productor mexicano. Su primera hija Ana Dalay, también de Sergio, murió en extrañas circunstancias con un mes de nacida.Desde el 21 de septiembre de 2004, cuando quedó libre, Gloria aseguró en una de las primeras entrevistas que concedió haberse vuelto desconfiada en el amor. “Cuando veo que el hombre empieza a tener detalles conmigo no digo ‘ya cayó’ sino ‘¿y este por qué hace eso?’”. Pero como si estuviera destinada a los amores complicados, en el 2005 se casó con el empresario Armando Gómez, quien estuvo preso por el delito de tráfico de dinero, pero tras pagar una fianza de US$15 mil quedó en libertad. Con él tuvo a su tercer hijo, Miguel Armando.Hoy, Gloria asegura no se arrepentirse de nada, es más, ni le interesa el pasado. “Vete al cuerno, pasado, yo vivo hoy”, responde cada vez que se le pregunta sobre Sergio Andrade.3. Ahora, peinadaElla misma describe su evolución: “En mi primer disco era la súper loca que me peleaba con la sociedad hipócrita. Después me convertí en la Trevi dolorosa a la que le rompieron el corazón: ‘Con los ojos cerrados’, ‘El Recuento de los daños’ y ‘Me siento tan sola’. Después me convertí en la del medio de la tempestad. Más acá, digo: ‘Te doy cinco minutos’, y hoy ‘Me río de ti’”.Con el pelo suelto, pero sin los zapatos viejos, a Gloria Trevi parece que no le pasan los años. Sigue haciendo sus shows de mucha energía, lanzándose al piso con espectáculos que en ocasiones superan las tres horas de duración, por lo que debe mantenerse en forma y ser fiel a una disciplina rígida.Actualmente, muy rubia y rodeada de un esquema de seguridad extremo, el mismo que la acompaña en sus giras por México, Trevi siempre tiene una broma para los periodistas. No ha perdido su sonora risa, que surge de las profundidades de su garganta y da la sensación de que en algún momento la dejará sin voz, lo cual nunca ocurre.Pese a sus cuatro décadas mantiene un aire juvenil, divertido, aunque la primera advertencia a la hora de entrevistarla es no tocar temas como la cárcel y los problemas legales que tuvo.¿Cómo fue el proceso de nacimiento de su nuevo disco ‘Gloria’?Fue lindo desde el momento en que lo estaba haciendo, incluso al escoger el nombre del disco, porque tenía el concepto de que sería una rosa que se iría saliendo, como metáfora de la continuación de ‘La Rosa Blu’, mi anterior trabajo, que contó con cinco sencillos en México e incluso hubieran podido tener dos más. Todo esto junto a 350 presentaciones únicamente en México. Con todo esto, supe que ‘La Rosa Blu’ no podía morir, debía transformarse en ‘Gloria’, lo cual me encanta porque es mi regreso a países como Colombia, en el que no se conoció mucho de mi anterior disco. Espero que ahora que se edita ‘Gloria’, la gente quiera conocer el anterior disco. Este nuevo disco tiene canciones que llegan incluso al despecho... Sí, ‘Me río de ti’ es un tema donde la gente, en medio del despecho, se levanta y le dice a quien la ha herido que se olvide, que no se va dejar caer por culpa de él, “¡oh, qué te crees buey!” (risas). Pero en este disco hay de todo, ‘Puede ser amor’ es un tema que te pone de buenas, ‘Despiértame’ te puede dejar destruido, para llorar y desahogarte, hasta llegar al rock de fans número uno. Y ‘Vestida de azúcar’, que pronto empezarán a escuchar, es una canción ideal para declararte, entregarte, apapacharte y demás (risas). ¿Por quedecidió usar sólo palabra ‘Gloria’ para su nuevo álbum?Es un disco de cosas mágicas, que nace en un momento donde mi madre estaba muy mal y tenía mi vida llena de incertidumbre. Fue cuando comprendí que el disco debía llamarse ‘Gloria’, mi nombre, supe que todo saldría bien en la vida, y así ha sido. ¿De quién fue la idea de incluir en este disco el clásico ‘Recostada en la cama’?Hay varias participaciones de compositores y otras completamente mías, pero esta canción, ‘Recostada en la cama’, la había oído hace tiempo en versión de hombres y pues me dije, ‘¿Ay sí? ¡Bien chingones! ¡Nos quedamos esperando!’. ¿Y qué crees? Este cabrón que está aquí a mi lado (el esposo), me dejó esperando toda la noche en Acapulco, entonces de venganza hice esta nueva versión popera sin perder su ritmo regional. ¿Cómo será la puesta en escena de estas nuevas canciones en vivo? Estoy súper posesionada de cada canción, me encanta inventarme algo para cada canción en el escenario y creo que eso lo agradecen los espectadores. ¿Por qué escogió a Paulina Rubio para hacer su primer dúo?Mucha gente se sorprendió porque no hay muchos duetos de artistas que suelen ser considerados competencia, como es el caso de Paulina y yo. Normalmente hay una competencia entre fans, y al contrario, lo que me parece a mí es que con este dueto intentamos cortar con todo esto y unir, al manejar un mensaje contra el racismo y el sexismo. Además, a mí me gustan más los intérpretes que los cantantes, y creo que si me junto con alguien que está muy clavado en cantar muy divino, puede sonar chistosa esa mezcla. Y no abandona las temáticas sociales, que siempre están presentes en su música… Sociales, culturales y ahora climáticas como en este disco que tenemos la canción ‘Y ahora te sorprendes’, coautoría con Leonel García, que antes estaba en Sin Bandera. Él me dijo que quería hacer una canción romántica, metafórica, convirtiendo a la madre naturaleza y a la mujer en una sola, así se puede escuchar en tono romántico, pero también como reflexión ecológica. ¿Difícil la selección del repertorio para hacer un concierto?Siempre cantaré canciones que hacen parte de mi repertorio porque es una forma de mostrar mi evolución, comenzando con el presente, ‘Gloria’, y mirando hacia atrás, con las medias rotas, el pelo suelto y los zapatos viejos (risas).Y los niños siguen siendo fieles admiradores de su música…Siempre han estado conmigo. En ‘Pequeños gigantes’, el programa infantil más visto en México, se hizo una convocatoria artística de danza y canto. El 90% de quienes audicionaron lo hicieron con mis canciones, lo cual es un verdadero honor.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad