Ser madre después de los 40 ¿qué dicen los médicos?

Ser madre después de los 40 ¿qué dicen los médicos?

Junio 09, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Ser madre después de los 40 ¿qué dicen los médicos?

Carla Bruni, la primera dama de Francia, espera un hijo del presidente de Francia, Nicolás Sarkozy. Tiene 43 años.

Carla Bruni a sus 43 años espera un hijo del presidente de Francia, Nicolás Sarkozy.

La ex modelo y cantante italiana Carla Bruni no pudo más con su secreto. Después de tantos rumores de la prensa, la primera dama de Francia, de 43 años, le confirmó a la revista Elle que espera su primer hijo. Con esta noticia, la esposa de Nicolás Sarkozy reabre el debate médico sobre la viabilidad y los riesgos de tener un bebé después de los 40. Aunque las sociedades médicas recomiendan que las mujeres tenga todos sus hijos antes de los 35 años, son varias las celebridades que han sido madres después de ese límite: Julia Roberts, Helen Hunt, Madonna, Marie Carey, Brooke Shields y Kim Basinger, por nombrar sólo algunas. Estudios recientes revelan que, hoy en día, una de cada cinco mujeres tiene su primer hijo después de los 35 años. Por fortuna, la mayoría tiene embarazos y bebés saludables. Sin embargo, los mismos estudios demuestran que, después de esa edad, las mujeres están expuestas a riesgos especiales.“El principal riesgo al que se enfrentan estas mujeres es a dar a luz un bebé con defectos congénitos relacionados con los cromosomas (estructuras de las células que contienen los genes), siendo el Síndrome de Down el más común”, asegura el doctor Rafael Camacho, director de la Unidad de Medicina Reproductiva de Imbanaco.De acuerdo con el especialista, de cada 2.000 mujeres de 20 años sólo una puede tener un bebé con defecto congénito, pero las posibilidades aumentan para las madres que pasan de los 40. Se estima que de cada 120 mujeres mayores de 40, una puede tener un hijo con alteraciones cromosómicas.El mito de que los riesgos disminuyen cuando la mujer ya ha tenido hijos, es falso. “Puede haber tenido cinco hijos normales, pero si desea tener otro a una edad avanzada los riesgos son los mismos de una primeriza a esa edad”, aclara el doctor Camacho, especialista en fertilidad.En cuanto a las enfermedades que están más propensas a sufrir las madres con más de 40, según el ginecólogo y obstreta Eduardo Otero, están la diabetes gestional, la hipertensión y la preeclampsia, que se caracteriza por tensión arterial alta y fuerte hinchazón en piernas y pies. Aparece en el 8% de estos embarazos, la mayoría en primerizas.“Además, tienen tres o cuatro veces más probabilidades de sufrir un aborto espontáneo, pues la calidad de los óvulos no es ideal para un buen embrión”, añade el doctor Otero. Las mujeres que han aplazado su maternidad para después de los 35 años también tienen más posibilidades de tener partos más largos y que, en muchos casos, se realizan mediante cesárea. A esto se suma que el periné de una mujer madura no se recupera con la misma facilidad que el de una joven, por lo que se tiende a sufrir una pérdida de orina luego del parto. Por eso es importante hacer ejercicios para fortalecer el suelo pélvico.¿Y de la fertilidad qué?Aunque las mayores de 35 años son menos fértiles, los avances en la ciencia médica permiten que, a través de las donación de óvulos, los riesgos del embarazo disminuyan. “Esa es una buena opción para quienes desean tener sus hijos en una edad muy adulta”, recomienda el doctor Camacho. También está la vitrificación de óvulos, que consiste en congelar por años los óvulos de la mujer. Este proceso evita la producción de cristales de agua que rompen las células, especialmente del material genético, como ocurre un proceso de congelamiento convencional. Cuando la mujer lo desee, puede usar sus propios óvulos e iniciar un proceso de gestación. Para los especialistas, la ventaja de las mujeres que dan a luz pasados los 40 años es la madurez para disfrutar la maternidad de una manera más responsable y consciente. A esa edad, por lo general, las mujeres están realizadas profesionalmente y mejor ubicadas laboralmente, lo que les da más tranquilidad para asumir la maternidad.Cuidados para madres de 40Consejos Consuma a diario un complejo multivitamínico que contenga 400 microgramos de ácido fólico antes de quedar embarazada y durante la primera etapa del embarazo, para prevenir ciertos defectos congénitos graves en el cerebro. Comience su embarazo con un peso saludable (ni muy alto, ni muy bajo). Coma una variedad de alimentos nutritivos, incluyendo alimentos que contengan ácido fólico, como cereales, verduras de hojas verdes, legumbres y jugo de naranja. Haga ejercicio.Exámenes La amniocentesis es una de las pruebas médicas más habituales para mujeres embarazadas a partir de los 35 años. La prueba sirve para detectar posibles malformaciones congénitas en el feto, en especial malformaciones cromosómicas, cuya frecuencia aumenta con la edad materna. A la semana once o doce se debe realizar una ecografía llamada tamizaje genético. Análisis de la traslucencia nucal. Esta prueba ultrasónica examina y mide el espesor de la región llena de líquido que hay en la nuca del feto, lo que indica si el bebé puede padecer Síndrome de Down.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad