Escuchar este artículo

Pugna en Venezuela por temor a posible fraude en los próximos comicios 

Junio 11, 2020 - 11:45 p. m. Por:
Redacción de El País

Juan Guaidó, ha desmentido que haya firmado un contrato con el director de la empresa de seguridad estadounidense Silvercop, Jordan Goudreau

Colprensa

En medio de la controversia entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición venezolana por controlar el proceso de las elecciones parlamentarias programadas para el próximo 6 diciembre, siguen los temores por la posibilidad de fraude en dichos comicios.

Luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela diera un plazo de 72 horas a la Asamblea Nacional (AN) para que entregue su lista de candidatos a integrar el Consejo Nacional Electoral (CNE), el Parlamento respondió que no acatará la petición.

El diputado Ángel Medina, presidente del Comité de Postulaciones Electorales en la Asamblea Nacional, manifestó que continuarán con el cronograma establecido y enfatizó en que nadie puede obligarlos a violar los lapsos establecidos por la ley.

“Lo que hemos hecho desde la AN es construir un espacio que permita que los venezolanos y los espacios políticos nos encontremos y construyamos un árbitro electoral en el país. Nuestro objetivo final es que los venezolanos, dentro y fuera, puedan decidir de manera libre y sin ningún tipo de limitación”, aseguró.

Por ley, a la Asamblea Nacional, único poder controlado por la oposición y presidida por el mandatario interino Juan Guaidó, le corresponde escoger la directiva del CNE.

Precisamente, el Parlamento nombró el año pasado una comisión, integrada por diputados opositores y oficialistas, para trabajar en la renovación del CNE. Este órgano electoral es visto como elemento clave en los comicios venezolanos, ya que ha sido señalado por la oposición de estar a favor del Gobierno y amañar los resultados.

Lea también: Maduro aumenta las restricciones para que los venezolanos regresen a su país

El proceso de renovación se detuvo a mediados de marzo, cuando el Ejecutivo venezolano decretó la cuarentena nacional por la pandemia. Sin embargo, la semana pasada un grupo de parlamentarios distanciados de Guaidó pidió al Tribunal nombrar al CNE, dado que en la Asamblea Nacional no había acuerdo. Esto ha permitido al Tribunal ponerle un plazo a los diputados.

Guaidó dijo que su Gobierno le ha dejado claro al régimen de Maduro que solo reconocerá un Consejo Nacional Electoral independiente, nombrado por la Asamblea Nacional y que no se prestará para un nuevo fraude.

Aseguró que no se trata de tener un CNE nombrado por el Parlamento, sino de lograr elecciones presidenciales y legislativas en las que el país pueda ejercer su voto libremente, sin presos políticos ni inhabilitaciones de partido alguno.

“Un país donde no exista la censura, se acabe el chantaje y el miedo de la población, se garantice la seguridad de los centros electorales y, sobre todo, una gran observación internacional que nos permita saber la verdad”, expresó.

Por su parte, María Corina Machado, coordinadora del Partido Vente Venezuela, considera que independientemente de quién integre el CNE, con Maduro en el poder no se puede pensar en elecciones limpias.

“El CNE podría dirigirlo Mandela, la Madre Teresa de Calcuta, Martin Luther King, Gandhi y José Gregorio Hernández, y no sería una elección libre. Mientras las mafias controlen las armas, la plata, los medios y el territorio, no habrá elecciones en Venezuela”, escribió la líder opositora en Twitter.

En esa misma línea, David Smolansky, coordinador de la OEA para la crisis de migrantes venezolanos, advirtió que no es posible que se den las condiciones electorales necesarias para un proceso imparcial y transparente mientras el Mandatario chavista continúe en el poder.

“Yo hago un llamado muy responsable y muy serio. Yo soy de los que cree en esas elecciones con un CNE imparcial, con partidos políticos legalizados, con presos políticos que estén libres, todo eso se puede hacer, pero después que salga Maduro. No hay forma que existan condiciones electorales con Maduro usurpando el poder”, expresó en una entrevista.

Detienen a presunto espía venezolano

Las autoridades de Colombia detuvieron a un presunto militar venezolano que se hizo pasar como desertor del Gobierno de Nicolás Maduro para radicarse en el país y espiar al Ejército, según informaron ayer fuentes oficiales.

Gerardo Rojas Castillo fue capturado el miércoles en la vía que comunica a Valledupar (Cesar) con el departamento de La Guajira, dijo el general Gerardo Melo Barrera, comandante de la Primera División del Ejército colombiano.

Rojas Castillo reconoció ser miembro de la Fuerza Nacional Bolivariana y en el momento de su detención se le encontraron documentos que lo acreditaban como sargento segundo activo de esa fuerza, agregó el alto oficial.

“Esta persona quedó a disposición de las autoridades competentes, que serán las encargadas de iniciar las medidas migratorias y administrativas a que haya lugar por sus actividades, que pusieron en riesgo la seguridad nacional”, afirmó el comandante.

La inteligencia militar colombiana le hacía seguimiento hace más de un año, según el general.

El hombre ingresó a Colombia en febrero de 2019, en el marco del fallido ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela, como uno de los más de mil militares y policías desertores del Gobierno chavista.

En el expedienten en su contra reza que el supuesto militar fue detectado espiando a una base militar en Valledupar.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS