Los bastidores de las gestiones de Macron con Putin antes de la guerra de Ucrania

Junio 24, 2022 - 11:18 p. m. 2022-06-24 Por:
Agencia AFP
Emmanuel Macron

Emmanuel Macron aboga por más Europa, ya sea en materia económica, social o de defensa, y recuperar su impulso reformista y liberal.

AFP

"Para no esconderte nada, tenía la intención de ir a jugar hockey sobre hielo (...) Te estoy hablando desde la sala de juego", le dice Vladimir Putin a Emmanuel Macron, que acaba de proponerle una cumbre con Joe Biden.

Así concluía una estrafalaria conversación telefónica entre los presidentes de Rusia y Francia, cuatro días antes de que el primero ordenase a su ejército invadir Ucrania.

El diálogo, de nueve minutos, es una pieza clave del documental "Un presidente, Europa y la guerra", del periodista francés Guy Lagache, que cuenta los bastidores diplomáticos de los últimos seis meses en el Elíseo, sede de la presidencia francesa.

Lea también: Chile decreta alerta sanitaria tras confirmar seis casos de la viruela del mono

El domingo 20 de febrero, cuatro días antes de la invasión, la cámara fija al asesor diplomático de Macron, Emmanuel Bonne, y a tres de sus colaboradoras, en su oficina.

El mandatario francés, que había ido unos días antes a Moscú y a Kiev, intenta una última mediación, recuerda la película, que será difundida el próximo jueves por la televisión pública francesa France 2.

Los cuatro miembros de su célula diplomática oyen a distancia la charla entre su "patrón" y el jefe del Kremlin.

Macron se muestra firme, a la ofensiva, algo perentorio, incluso seco. Putin no cede, se irrita. "Óyeme bien", le lanza. Detrás de algunas fórmulas de cortesía rusas, asoma a menudo la ironía, con puntas de cinismo.

Macron va al grano: "Quisiera que me cuentes cuál es tu lectura de la situación y tal vez de manera directa, como lo hacemos entre nosotros, cuáles son tus intenciones", le dice de entrada.

"¿Qué quieres que te diga? Ya ves lo que ocurre", le contesta Putin, refiriéndose a los acuerdos de Minsk firmados para pacificar el este de Ucrania, una región controlada en parte por los separatistas prorrusos desde la anexión de Crimea por Rusia en 2014.

Putin acusa al presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, de haber dicho que quiere dotarse de una bomba atómica.

"Dice cualquier cosa", comenta Emmanuel Bonne, el asesor de Macron.

"Yo me limito a leer los textos"

"En realidad, nuestro estimado colega, el señor Zelenski, no está haciendo nada [para aplicar los acuerdos]. Les está mintiendo", afirma Putin, según la traducción del documental.

El presidente ruso acusa de paso a Macron de tener la pretensión de "revisar los acuerdos" y pide que se tenga en cuenta las posiciones de los separatistas prorrusos.

El presidente francés se ofusca. "No sé dónde aprendió derecho tu jurista. ¡Yo me limito a leer los textos y trato de aplicarlos!", le responde.

Putin vuelve a la carga con el pedido de que se dé voz a los separatistas.

"¡Me importan un rábano las propuestas de los separatistas!", que no están previstas en los acuerdos, zanja el presidente francés.

Pero Macron no pierde de vista la idea de una mediación y propone una reunión entre todas las partes. "Se lo exigiré a Zelenski", insiste.

"La situación en la línea de contacto [entre fuerzas separatistas y ucranianas] está muy tensa. Ayer le pedí calma a Zelenski. Se lo volveré a decir, [hay que] calmar a todo en mundo, calmar las redes sociales, calmar a las fuerzas armadas ucranianas", prosigue.

Luego insta a Putin a hacer lo mismo con las fuerzas rusas en la frontera con Ucrania. "No caigas en provocaciones de ningún tipo en las próximas horas y en los próximos días", le avisa.

"Seguimos en contacto"

Macron llega finalmente al objetivo de su llamada: convencer a Putin de aceptar reunirse con Biden en Ginebra, para tratar de reducir las tensiones.

Putin se muestra poco entusiasta y menos aún cuando se trata de fijar una fecha. "Hay que preparar esa reunión antes", alega.

Macron acaba por obtener un "acuerdo de principio".

El Elíseo anunció luego una próxima cumbre entre los presidentes de Rusia y Estados Unidos, que nunca tuvo lugar.

"Seguimos en contacto en tiempo real. Cuando haya algo, me llamas" le dice Macron antes de despedirse. "Je vous remercie Monsieur le président" (Le agradezco, señor presidente), le contesta Putin en francés.

Unos días más tarde, la poción es amarga.

"No lo hemos convencido, invadió Ucrania", admite Macron sin ambages ante la cámara de Guy Lagache.

Le puede interesar: Fin del derecho al aborto en EE.UU. es "un duro golpe" a los derechos humanos, según la ONU

"Yo pensaba que podíamos encontrar (...) a través de la confianza, de la discusión intelectual, un camino con Putin", añade Macron en esa entrevista, realizada el 16 de junio en un tren después de haberse reunido en Kiev con Zelenski.

Pero las atrocidades cometidas por el ejército ruso en Bucha y otras ciudades ucranianas llevaron la situación a un punto "irreversible", sin excusas "en el plano moral", afirma Macron.

"Desde entonces le he hablado mucho menos", asegura.

VER COMENTARIOS