Inflación alimentaria en Latinoamérica se estabiliza, según FAO

Inflación alimentaria en Latinoamérica se estabiliza, según FAO

Junio 24, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

Los precios de los alimentos en América Latina están reduciendo, contrario a lo que ocurre en a nivel mundial donde los precios de los alimentos continúan altos y volátiles, y se sitúan un 37 % más altos que en mayo de 2010.

La inflación alimentaria se ha estabilizado en América Latina y el Caribe en los últimos meses en torno al 7,4 % interanual, según un informe difundido este viernes en Santiago por la Oficina Regional de la FAO.El pasado mayo la inflación alimentaria promedió un 7,4 % en la región respecto del mismo mes de 2010, nivel similar al anotado en los últimos tres meses, precisó el texto de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).La tasa general de inflación para el periodo se situó en tanto en un 6,4 %, indicó el informe, basado en las cifras oficiales sobre variación de precios difundidas por cada país.En comparación con el mes anterior, la inflación alimentaria anotó en mayo una variación del 0,2 %, mientras la tasa general alcanzó un 0,3 %, según el informe.Advirtió, sin embargo, que esta relativa estabilidad del conjunto de la región contrasta con movimientos alcistas observados en el último trimestre en la inflación interanual de los alimentos de Chile, Ecuador, El Salvador, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y Uruguay.En Argentina, Bolivia, Brasil y República Dominicana las tasas de inflación interanuales, tanto la general como la de alimentos, se han mantenido en niveles muy similares entre marzo y mayo de este año, mientras que ha descendido en Costa Rica y Venezuela, indica el informe.A nivel mundial, advierte, los precios de los alimentos continúan altos y volátiles, y se sitúan un 37 % más altos que en mayo de 2010, en una dinámica que también se observa en los precios internacionales de otras materias primas."El comportamiento de la inflación alimentaria varía mucho de un país a otro en la región, pero todos los gobiernos están conscientes de la necesidad de enfrentar la volatilidad y las alzas de los precios", destacó en el texto Fernando Soto Baquero, oficial a cargo de la Oficina Regional de la FAO.A su juicio, aunque el alza y la volatilidad de los precios de los alimentos tienen impactos distintos en los países de Centroamérica, del Caribe y en los de Suramérica, los países deben buscar el establecimiento de agendas comunes y reforzar su colaboración mutua para enfrentar a la situación.Entre los puntos de esa agenda conjunta están la búsqueda de una mayor transparencia y competencia en los mercados de los alimentos, favorecer la eficiencia y equidad en las cadenas de valor de los alimentos y mejorar los sistemas de información sobre producción, comercio e inventarios de alimentos en cada subregión del continente, planteó.Explicó que los precios internacionales de los alimentos debieran beneficiar a los productores, como principal incentivo para que aumenten su producción, como parte de los instrumentos para el control de la inflación.Asimismo, los precios de los alimentos al consumidor debieran formarse en contextos de mayor competencia que los que actualmente existen en esos mercados, añadió.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad