Guillermo y Catalina, los duques de Cambridge, son padres de un niño

Escuchar este artículo

Guillermo y Catalina, los duques de Cambridge, son padres de un niño

Julio 22, 2013 - 12:00 a. m. Por:
Elpaís.com.co | EFE
Guillermo y Catalina, los duques de Cambridge, son padres de un niño

El anuncio oficial del nacimiento del bebé de los duques de Cambridge fue colocado sobre un caballete ante el palacio de Buckingham de Londres, como establece la tradición.

El recién nacido, de quien aún no se sabe el nombre, será llamado príncipe de Cambridge y es el tercero en la línea de sucesión al trono.

Pasadas las 2:00 p.m. de este lunes se conoció la noticia más esperada por los británicos y curiosos alrededor del mundo: nació el bebé real y fue un varón. El pequeño, cuyo nombre aún no se ha dado conocer, pesó 3,9 kilos (8 libras y 6 onzas), informó en un comunicado de prensa el Palacio de Kensington. La duquesa Catalina, esposa del príncipe Guillermo, dio a luz al bebé, por parto natural, en la sala privada 'Lindo' del hospital St.Mary, en el centro de Londres, tras ser llevada en la mañana hasta el centro médico.Guillermo estuvo presente en el nacimiento, según el comunicado. El palacio no incluyó el nombre del futuro monarca, aunque se espera que haga el anuncio en los próximos días. "Su Alteza Real y su hijo están bien y permanecerán en el hospital esta noche", según el comunicado. "Los miembros de las dos familias ya fueron informados y están encantados con la noticia".El nuevo heredero ocupará el tercer lugar en la línea de sucesión a la corona británica, informó el Palacio de Kensington.Es el primer nieto del príncipe de Gales y el tercer bisnieto de la reina Isabel II de Inglaterra.Catalina dio a luz dos años y tres meses después de casarse con el príncipe Guillermo en la Abadía de Westminster, donde entró como Kate Middleton y salió como Catalina, duquesa de Cambridge, en una ceremonia que recibió una gran atención mediática.El nacimiento real recordó al del padre del bebé, Guillermo, en 1982, en el mismo centro hospitalario de Londres. Muchos recuerdan el momento en que fue llevado en los brazos de su madre, la princesa Diana, con el orgulloso padre, el príncipe Carlos, a su lado. Se espera que el hijo de Guillermo y Catalina suceda a Carlos y Guillermo en el trono. Nadie puede predecir los cambios políticos y personales que habrá en los próximos años, pero se anticipa que el bebé sea el jefe de Estado de 16 países, entre ellos Gran Bretaña, Australia y Canadá, y posiblemente el jefe de la Mancomunidad de Naciones, que abarca a 54 países. El niño también se convertiría en Gobernador Supremo de la Iglesia de Inglaterra. El bebé representa un eslabón viviente de la historia imperial de Gran Bretaña, puesto que es el tátara tátara tátara tátara tátara nieto de la reina Victoria, que reinó en la cúspide del poder británico. El "bebé real", como le llama la prensa, ha recibido una enorme atención mediática, con numerosas cámaras de televisión de todo el mundo que se han acercado hasta el hospital St. Mary.Catalina recibió la atención de un equipo médico encabezado por el doctor Marcus Setchell, antiguo ginecólogo de la reina Isabel II, y que también estuvo al frente del parto de los dos hijos de la condesa de Wessex, Sophie Rhys-Jones, esposa del príncipe Eduardo, el hijo menor de la soberana británica.El equipo médico que atendió a Catalina ha estado además formado por el ginecólogo Alan Farthing, muy conocido en el Reino Unido por haber estao comprometido con la expresentadora de la cadena BBC Jill Dando, asesinada de un tiro en la cabeza en 1999.Hasta ahora no se ha especificado dónde vivirán los duques con el recién nacido, puesto que aún continúan los trabajos de renovación de su apartamento en el Palacio de Kensington, en Londres.No obstante, los medios británicos creen que la pareja podría alojarse en la residencia de Amner Hall, una propiedad de Isabel II en los terrenos de Sandringham, al sureste de Inglaterra.Además, el duque de Cambridge se tomará probablemente unas dos semanas de permiso de paternidad de su trabajo como piloto de helicópteros de búsqueda y rescate de la Real Fuerza Aérea (RAF) .El niño nació después de que el Parlamento de Westminster hiciera cambios en la legislación sobre la sucesión al trono británico, vigente desde hace 300 años y que hasta ahora daba prioridad al varón, independientemente de que tuviera una hermana mayor. La nueva legislación fue sancionada por la reina el pasado mes de abril después de un largo proceso parlamentario.Esta ley elimina entonces la primacía del varón para reinar (a menos que el soberano solo tenga hijas mujeres, como ocurrió con Jorge VI) , y permitirá, además, que los miembros de la familia real puedan casarse con católicos, sin que ello les suponga ser apartados de la línea de sucesión.La decisión de modificar la ley fue tomada por el primer ministro británico, David Cameron, y anunciada en Australia en octubre de 2011 durante la reunión de la Commonwealth.Entre los miembros de la familia real que debieron renunciar a sus derechos sucesorios figuran el príncipe Michael de Kent al casarse en 1978 con la católica Marie Von Reibnitz, más conocida como princesa Michele de Kent. Fruto de un amor de diez añosDespués de una relación de diez años que ha soportado las presiones de los medios de comunicación, los duques de Cambridge tuvieron su primer bebé. Simpáticos, modernos y responsables, los duques, ambos de 31 años, empezaron su relación pocos años después de conocerse en la Universidad de St.Andrews, en Escocia, donde estudiaron Historia del Arte y, en el caso del príncipe Guillermo, también Geografía.Dicen los que conocen al príncipe que éste quedó deslumbrado al ver a la entonces Kate Middleton desfilar con un vestido prácticamente transparente durante un evento destinado a recaudar fondos en Escocia y, desde entonces, jamás se apartó de ella.Aunque procedían de entornos sociales muy distintos, Guillermo - hijo de los príncipes de Gales y segundo en la línea de sucesión a la corona- y Catalina -de una familia de clase media- han demostrado que existe química entre ellos y que el suyo es un matrimonio por amor capaz de superar las presiones de Estado.El príncipe Guillermo nació el 21 de junio de 1982 en la misma clínica en la que Catalina ha dado a luz, pero, a diferencia de Catalina, su infancia transcurrió en un entorno familiar difícil por la separación de sus padres y la atención constante de la prensa.Con un gran parecido a la fallecida Diana de Gales, por lo que mucha gente se refiere a él como 'lady Di con pantalones', Guillermo se ha ganado el afecto de los británicos por su unión con su madre y por haber caminado detrás de su féretro después de que ella muriera en un trágico accidente de automóvil en París el 31 de agosto de 1997.Catalina nació el 9 de enero de 1982 en una familia muy sólida en la que su padre, Michael, trabajaba como operador de vuelos y su madre, Carol, era azafata de la aerolínea British Airways.Con el tiempo, los Middleton abrieron una empresa dedicada a la venta de artículos para fiestas infantiles conocida como 'Party Pieces', lo que les hizo millonarios y permitió que Kate estudiara en los mejores colegios privados de la Inglaterra rural.Los dos llegaron a St.Andrews en el año 2001 y, según algunas versiones, Kate habría optado por esta universidad cuando se enteró de que el hijo de los príncipes de Gales iba a estudiar allí.En Escocia, los dos compartieron un apartamento y fueron primero amigos antes de iniciar la relación sentimental, que en general transcurrió sin la intromisión de los medios de comunicación, debido a un "pacto de caballeros" entre la familia real y la prensa a fin de ayudar al futuro rey a concentrarse en sus estudios.De los años transcurridos en Escocia salió una relación sólida, interrumpida durante apenas cuatro meses en 2007 debido al acoso de los "paparazzi", según los medios británicos.Con el tiempo, Kate Middleton fue vista en público cada vez más con Guillermo y llegó a asistir en 2006 a la ceremonia de su graduación como teniente segundo del Ejército en la prestigiosa escuela militar de Sandhurst, a las afueras de Londres.Después de Sandhurst, el príncipe Guillermo se concentró en su carrera como piloto de helicópteros de rescate de la Real Fuerza Aérea británica (RAF) , mientras Kate trabajaba en la sede de una conocida cadena de tiendas de ropa femenina.De manera sorpresiva, el 16 de noviembre de 2010, Clarence House, residencia oficial del príncipe Carlos, anunciaba el compromiso oficial de los duques y los británicos escuchaban la voz de Kate cuando habló por primera vez a las cadenas de televisión.Meses después la familia real confirmaba que la boda se celebraría en la Abadía de Westminster el 29 de abril de 2011, un evento que recibió una atención mediática sin precedentes.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad