Escuchar este artículo

Van más de 300 desaparecidos este año en Cali, ¿qué está pasando?

Octubre 12, 2020 - 11:55 p. m. Por:
 Elmer Stiven Hurtado Segura, Semillero de Periodismo USC - El País
desaparecido cali

Paola escribió ayer en Twitter: “Este es mi hijo #AlejandroRamírezChávez, un joven con sueños, metas y ganas de vivir... ¿Dónde está? ¿Quién se lo llevó? ¿Por qué este flagelo para nosotros, su familia?”

Especial para El País

En lo que va del 2020, en Cali se han reportado 301 personas como desaparecidas, según la Personería. Es algo así como 30 reportes al mes, siete a la semana, uno al día.

Uno de esos casos es el de Alejandro Ramírez Chávez, de 23 años, quien el pasado viernes 21 de agosto salió de su casa, en el barrio La Nueva Base, y desde entonces no se sabe nada de él.

Puede leer: Buscan a joven caleño que lleva 10 días desaparecido

La incansable búsqueda de Alejandro

Paola Andrea Chávez, de 41 años, se siente una caleña más. Aunque es palmirana, ha estado radicada en Cali la mayor parte de su vida. Desde hace 15 años lucha sola con sus dos hijos, Alejandro y Daniel, después de separarse del padre de ellos.

Alejandro Ramírez

Alejandro Ramírez desapareció el 21 de agosto pasado.

Especial para El País

Es auxiliar contable y trabaja en el área administrativa de la Universidad Católica de Cali. Es una mujer incansable, que ama el canto, e incluso, los fines de semana se dedica a cantar de manera profesional.

Además, Paola pertenece al gremio de bailadores de Cali y ha participado cuatro veces en el Salsódromo de la Feria.
Sin embargo, desde hace más de 40 días tiene una doble vida, pues sigue con todos los roles con los que está comprometida, pero también con la búsqueda incansable de su hijo mayor.

“Me enteré de que Alejandro estaba desaparecido porque no llegó el viernes a dormir, tampoco lo hizo el sábado ni el domingo. Hasta ese momento no me alarmé porque él tiene una novia y en ocasiones se queda con ella”, expresó.

Desde el momento en el que notó que su hijo no se reportaba, inició una búsqueda intensa, desde ir a informar a las autoridades competentes que Alejandro no aparecía, hasta tomar la iniciativa de hacer publicaciones diarias en redes sociales sobre el tiempo que lleva sin tener información sobre el paradero de su muchacho.

“Me alarmé ya el lunes en la tarde, cuando vi que mi hijo no venía a cambiarse de ropa ni a comer, lo llamaba al celular y se iba a buzón de voz todo el tiempo; le pregunté al hermano si él se había comunicado en algún momento, me respondió que no, pero que estaba conectado en Facebook, algo que me tranquilizó por un momento. Al siguiente día seguía sin tener comunicación con él, me causó más preocupación y me dirigí a hacer la denuncia en la Fiscalía”, relató.

Paola no actuó de manera ágil, ya que guardaba la esperanza de que su hijo regresara lo más pronto posible. No pensó que la ausencia de Alejandro llegaría a este límite, ni sabía que podía alertar a las autoridades apenas hubiera notado que no regresaba.

Ante esto, la Personería de Cali recomendó no demorarse en lanzar la alerta cuando se sospeche que un ser querido puede estar desaparecido.

“Se realizan campañas de sensibilización con la comunidad y, sobre todo, con la Policía, pues es ante estos servidores públicos a donde acude de primera mano la ciudadanía cuando un miembro de su familia o conocido desaparece. No es necesario esperar 24 o 72 horas para realizar un reporte, este se debe realizar apenas se tiene conocimiento de la situación, es decir, al minuto siguiente si se puede”, dijo Harold Cortés, personero de Cali.

Estos son algunos canales para reportar
a un desaparecido: Línea gratuita 122 y los correos denunciaanonima@fiscalia.gov.co y centrodecontacto-1n@fiscalia.gov.co

Paola, por su parte, se queja de la revictimización de la que son objeto los familiares cuando se dirigen a hacer la denuncia por la desaparición de su ser querido, “con señalamientos por parte de algunos de los funcionarios que trabajan en las entidades”.

“Cuando hay un desaparecido de estrato dos, uno va a poner la denuncia y siempre empiezan los señalamientos, le preguntan a uno si consumía drogas, si portaba armas. Empiezan a hacer una serie de juzgamientos sobre la persona, que uno se pregunta: ¿qué tiene que ver eso con que nuestro familiar esté desaparecido?, yo vine a presentar una denuncia por desaparición, no para que le juzguen la vida a mi hijo”, afirmó la atribulada mujer.

Mientras tanto, Paola seguirá con su búsqueda. Dijo que su hijo es uno de tantos jóvenes en Colombia que desea salir adelante para ayudar a su familia: “uno de los sueños de Alejandro siempre fue ser futbolista, es algo que por circunstancias de la vida se le truncó, ahora quería estudiar, soñaba con trabajar en el exterior para ayudarnos”.

Un año de ‘Aquel 19’ de octubre

El fenómeno de la desaparición no es de ahora. El personero de Cali, Harold Cortés, explicó que “de acuerdo con el Sirdec (Sistema de Información Red de Desaparecidos y Cadáveres), solo en el 2019 hubo 10.189 desaparecidos a nivel nacional: de esos, 878 reportes fueron en el Valle y 657 en Cali.

Juan José Caicedo

Juan José Caicedo desapareció el 19 de octubre de 2019.

Especial para El País

Uno de esos reportes del año pasado es el de Juan José Caicedo, un estudiante de Administración de Empresa y conductor de carro por medio de plataformas digitales. Además, hijo del exvolante Juan Caicedo, uno de los protagonistas de la primera estrella del América o del famoso ‘Aquel 19’.

Y casualmente, el 19 de octubre de 2019, Caicedo y su hijo se reunieron en su casa del barrio El Refugio de Cali para ver un partido entre América y Nacional. Cuando estaban departiendo, Juan José contestó una llamada. Según el exfutbolista, esta situación le pareció normal, ya que conocía el compromiso de su hijo con el trabajo.

“La llamada era de una señora de Jamundí que él siempre transportaba. Al parecer, luego me enteré, ella era esposa de alguien que estaba en negocios ilícitos”, afirmó el exjugador.

Según lo que se sabe, Juan José se dirigió ese día de Cali a Jamundí a recoger a una pasajera. Al día siguiente, su vehículo apareció en Yumbo, al otro extremo de la ciudad, y de él no hay rastro.

“Cuando me dijeron que habían encontrado el carro de mi hijo y que él no estaba ahí me exalté; lo primero que pensé es que lo habían asesinado, me levanté de la cama y le comenté a mi hija, le dije que habían encontrado el carro en Yumbo y salimos al lugar. Cuando llegamos al punto, el señor que vive ahí donde dejaron el carro, nos dijo que vio a unas personas a eso de las 2:00 de la mañana, lo dejaron ahí con la alarma encendida, pero no pudo ver el rostro de ellos”, explicó Caicedo.

Hace falta muy poco para cumplirse un año de la desaparición de Juan José Caicedo y hasta la fecha su padre no ha recibido noticias del paradero de su hijo.

“No he tenido reporte de noticias sobre él, he consultado con la Fiscal 19 y nunca se encuentra, los investigadores nunca se pronuncian. Estoy pensando en hacer una carta de petición a la Gobernación, Defensoría del Pueblo, Fiscalía y los entes que regulan los derechos de las personas desaparecidas. Ya ha pasado mucho tiempo desde que mi hijo desapareció y no hay noticia de él. Es increíble”, puntualizó.

Harold Cortés, personero de la capital del Valle, insiste en que “desde el momento en que el familiar llega a la Personería se le acompaña realizando el reporte ante el Sirdec, plataforma en la que se registran los datos de la persona desaparecida; también le informamos al familiar sobre el ente al que le corresponde la búsqueda (CTI o Sijín) y se les recomienda, una vez su familiar aparezca o regrese, avisar”.

Anoche, en el barrio La Nueva Base hubo una eucaristía por la vida y el pronto regreso de Alejandro. Paola Andrea Chávez, Juan Caicedo y los familiares de los demás desaparecidos no pierden la esperanza.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS