Siguen denuncias por actos violentos en medio de caravanas fúnebres, ¿quién las controla?

Escuchar este artículo

Siguen denuncias por actos violentos en medio de caravanas fúnebres, ¿quién las controla?

Noviembre 08, 2019 - 11:30 p. m. Por:
Redacción de El País 
caravanas fúnebres

El pasado 29 de octubre, un carro de prensa de Telepacífico fue atacado por motociclistas que participaban en una caravana fúnebre en la Calle 5 con Carrera 32.

Especial para El País

Sin freno se encuentran los desmanes producto de las caravanas fúnebres en Cali, que van desde agresiones a conductores hasta fuertes congestiones vehiculares. El último caso fue denunciado el pasado jueves, cuando una joven que conducía una camioneta Toyota Hilux aseguró que fue atacada por un grupo de taxistas que participaban en uno de estos actos.

“Venía con una emergencia de un niño especial que estaba convulsionando, por lo que a la altura de la Autopista Suroriental con Carrera 40 decidí esquivar las motos que obstaculizaban el paso para seguir derecho, pero en ese momento empiezo a oír reclamos, gritos, también que nos tiran una botella al carro”, contó Gabriela Lasso Díaz.

Según la ciudadana, los taxistas y sus acompañantes la persiguieron hasta la unidad residencial Camino Real, a la altura de la Carrera 50, en donde ingresaron para atacar el vehículo con puños, patadas y armas blancas. Todo el episodio quedó registrado en las cámaras de seguridad del sector.

Lea también: Patinetas eléctricas serán reguladas este mes en Cali

“Llegaron al punto de abrir la puerta trasera y amenazar al niño con un arma blanca. Afortunadamente, el guarda de la unidad logró evitar que el hombre le hiciera algo al menor”, narró Lasso. “Pero, inmediatamente, empezaron a apuñalar las llantas del carro, así como a lanzar piedras que rompieron algunos vidrios”.

Luego de que los violentos dejaran de bloquear las puertas que daban al parqueadero de la unidad, huyeron a los pocos minutos en al menos cuatro taxis.

La mujer agregó que “la Policía llegó 10 minutos después de los hechos. Nos dijeron que esas personas se dirigían a un velorio en Siloé. Ahora temo por mi vida, porque nos dijeron que ellos tienen ojos por todo Cali, que saben la placa del carro, dónde vivimos y hasta nos tomaron fotos”.
Frente a este episodio, el coronel Didier Estrada, comandante operativo de la Policía Metropolitana, dijo ayer en una rueda de prensa que ya recibieron la denuncia de la víctima, por lo que la investigación se encuentra en etapa preliminar.

“Ya tenemos el video que registró lo que pasó. Estamos haciendo el análisis de toda la evidencia para verificar cuáles son los cursos de acción que se harán de ahora en adelante”, informó.

El uniformado aseguró que las autoridades hacen acompañamientos a las caravanas fúnebres por medio de patrullas cuando aquellas pueden implicar un riesgo para la ciudadanía.

“Esto se debe a que en algunos casos se generan atracos u otro tipo de actividades. Para cerciorarnos miramos los antecedentes de la persona que se encuentra en el sepelio. Este tipo de hechos, por lo general, están asociados a casos de sicariato o retaliaciones entre pandillas”, explicó Estrada.

El hecho ha generado tal rechazo que hasta un vocero del gremio de taxistas de la ciudad le aseveró a este diario que: “Estas situaciones no le hacen ningún favor al gremio. No hay excusas para tan reprochable acto y más si nosotros debemos dar un buen ejemplo de comportamiento en las vías. El llamado que se debe hacer es a la tolerancia”.

Un hecho similar al del jueves ocurrió el pasado 29 de octubre, cuando un carro de prensa de Telepacífico fue atacado por personas que participaban en una caravana fúnebre.

Según los afectados, el caso se presentó en la Calle 5 con Carrera 32, cuando motociclistas que participaban en el acto resquebrajaron el parabrisas del vehículo con objetos contundentes.

De las muchas veces que estas caravanas han sido reportadas por medio de videos en redes sociales, por lo general, son protagonizadas por personas motorizadas que irrespetan la norma del parrillero hombre y hasta controlan el flujo vehicular a su voluntad.

Para Andrea Buenaventura, socióloga y antropóloga de la Universidad Católica de Cali, “las pérdidas de un ser querido generan sentimientos a flor de piel, por eso hay personas que actúan bajo algo que se denomina como intenso dolor. Por lo tanto, cualquiera que tenga cierto comportamiento, así sea violento, puede generar una acción en cadena en los otros, que también actuarán como ella”.

Explicó que esto se debe a que los seres humanos cuentan con una consciencia colectiva, que consiste en que si alguien del mismo gremio actúa de una forma, la persona no va a pensar como individuo, sino que va a seguir los pasos del otro.

Sin embargo, anotó la académica, esto no ocurre en todas las caravanas, sino en aquellas que usualmente son llevadas a cabo por personas de clases populares.

“Aunque hay que aclarar que estas actitudes violentas no son justificables, la connotación de lo fúnebre es un ritual para estas personas, se trata de un proceso que tiene símbolos más amplios y por eso es más fuerte para ese gremio, más si la persona ha sido víctima de homicidio”, expresó.

Agregó que las caravanas fúnebres también pueden verse “desde el tema de lucha de clases, porque se trata de gremios que se sienten excluidos y que manifiestan su resentimiento generado por la muerte del ser querido. En el caso del jueves pasado, esta sensación de clase se alimenta con que haya sido una camioneta (y no una moto, por ejemplo) la que decidió seguir su camino”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad