Papá de Jhon Viáfara: "Cómo va a ser narco, si aquí no tenemos ni para pagar el gas"

Papá de Jhon Viáfara: "Cómo va a ser narco, si aquí no tenemos ni para pagar el gas"

Marzo 21, 2019 - 10:23 a.m. Por:
Andrés Felipe Martínez / Redacción de El País
Jhon Viáfara

Jhon Viáfara, exfutbolista colombiano.

Cortesía para El País

José Elías Viáfara, el padre del exfutbolista Jhon Viáfara, defendió este jueves la inocencia de su hijo, quien fue capturado el pasado martes en Jamundí tras ser acusado de narcotráfico por la justicia de Estados Unidos.

De acuerdo con las autoridades, Viáfara tendría nexos con el Clan del Golfo de Colombia y el Cartel de Sinaloa de México. Los delitos de los que se le acusa son concierto para traficar y distribuir cocaína y concierto para delinquir.

Su padre, José Viáfara, es jefe de la subestación de Bomberos de Robles, Valle del Cauca, y asegura que ni Jhon ni su familia tienen relación con actos delictivos, y mucho menos ostentan el dinero que deberían tener si estuvieran involucrados en tráfico de drogas.

"Yo puedo asegurar que mi hijo no estaba metido en eso. No tiene sentido que digan que él manejaba dizque millones de dólares, y acá (en la casa) no hemos tenido $900 mil para hacer la instalación del gas", dice José.

Incluso, dice que hasta hace muy poco él mismo tuvo que trabajar en un colegio de Jamundí como empleado de aseo. "¿Qué tiene qué hacer el papá de un supuesto narco lavando baños en un colegio?, eso no tiene sentido", dice.

Añade que su familia trabaja "a punta de créditos con los bancos" y depende de la producción de una finca familiar un zona rural de Robles.

"Él se separó hace dos años de la esposa, con la que tiene dos hijos, y con lo poquito que le quedó es que está sobreviviendo", cuenta.

De acuerdo en el padre, Jhon Viáfara ha estado dedicado desde el 2015, año de su retiro del fútbol, a apoyar escuelas de este deporte en Robles, a jugar partidos de invitaciones y a apoyar los cultivos de frutas en la finca.

Lea también: 'Jhon Viáfara: de la gloria del fútbol a la posible extradición por narcotráfico'.

José dice que la última vez que habló con su hijo antes del arresto fue el domingo pasado, cuando fueron a Vijes a jugar un partido de fútbol amistoso. "Estuve todo el día con él, fuimos a un partido. No jugó porque está incapacitado, tiene un cuello ortopédico", señala.

La explicación para él, de la situación de su hijo, es que lo estén "confundiendo" por haber estado con personas dedicadas a algún ilícito, pues dice que su finca es muy visitada por todo tipo de personas.

Jhon Viáfara

Jhon Viáfara, exfutbolista colombiano.

Facebook.

"Acá a la casa viene gente en carros pobres, viene gente en carros de alta gama, nos hacen invitaciones a fincas, a jugar partidos, y nosotros somos muy dados a la gente acá. Pienso yo que eso es lo que nos ha podido hacer daño", dice José, quien añade que no conoce a ninguna de las personas con las que fue capturado el exfutbolista en Jamundí.

Por último, José señala que su hijo está "tranquilo", según la última conversación que tuvo con él, después de ser capturado.

"Él está muy tranquilo. Está seguro de que va a salir victorioso en eso. Él dice 'las autoridades norteamericanas no son unas bestias para no analizar la vida de los demás'. Él está confiado porque él es una persona humilde. Él dice que esto es una farsa", dice el padre.

Pese a ello, señala que la preocupación y el dolor de la familia es innegable. "Mi esposa está desbaratada la probrecita, está muerta en vida. Le estamos dando ánimos. Estamos luchando acá mucho. Yo he tenido mis momentos de lágrimas, pero siempre lo he hecho por allá escondido, clamándole a Dios", cuenta.

Viáfara, campeón con Once Caldas de la Copa Libertadores en 2004, fue llevado a Bogotá al pabellón de extraditables de la cárcel La Picota, junto con otros cuatro capturados, a la espera de que se surta el trámite judicial para que comparezca ante la Corte Este de Texas (Estados Unidos).

En palabras del director de la Policía Nacional, general Óscar Atehortúa, las funciones del exfutbolista eran ser coordinador de pago de nómina y vigilante de la ruta del Pacífico hacía México con los cargamentos de estupefacientes.

"Viáfara coordinaba con ‘Pelusa’ y ‘Don José’ el pago de la nómina a quienes transportaban la cocaína en las aeronaves y lanchas rápidas, también era el encargado con alias Mi Señor de la ruta del Pacífico hacia México y establecía contactos en Apartadó y Turbo (Antioquia) para transportar la droga hacia Centroamérica en lanchas tipo 'go fast'", detalló el General.

En el expediente que reposa con el nombre de Viáfara se encontró que entre 2008 y 2018, el exfutbolista se habría asociado para mover cargamentos de cocaína a través de lanchas rápidas, semisumergibles y otro tipo de embarcaciones que salían del Pacífico colombiano con destino a Centroamérica.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad