Monseñor Rubén Darío Jaramillo, obispo de Buenaventura, denunció amenazas de muerte

Escuchar este artículo

Monseñor Rubén Darío Jaramillo, obispo de Buenaventura, denunció amenazas de muerte

Marzo 03, 2021 - 08:05 a. m. Por:
 Redacción de El País
Monseñor Rubén Darío Jaramillo Montoya.

Monseñor Rubén Darío Jaramillo Montoya comentó que desconoce la procedencia de las amenazas, aunque apuntó que en Buenaventura se ven todo tipo de males, desde delincuencia hasta corrupción.

Foto: Bernardo Peña - El País

Monseñor Rubén Darío Jaramillo, obispo de Buenaventura, denunció amenazas de muerte en su contra por denunciar la difícil situación de orden público en la ciudad.

De acuerdo con el obispo de la ciudad portuaria, en un audio de WhatsApp una persona afirmó que le pondrían una bomba para acabar con su vida.

"En estos días se han incrementado las amenazas. Las autoridades me han dicho que no salga a barrios, a ciertas zonas rurales si no estoy acompañado de la fuerza pública. Hay un WhatsApp que dice que le van a poner una bomba al obispo de Buenaventura”, dijo en entrevista con BLU Radio.

Puede leer: "Aquí dormimos con un ojo abierto": así se vive la violencia en los barrios de Buenaventura

Monseñor Jaramillo comentó que desconoce la procedencia de las amenazas, aunque apuntó que en Buenaventura se ven todo tipo de males, desde delincuencia hasta corrupción. 

"No se han identificado las amenazas y serán las autoridades las que hagan la investigación completa. Ya ellos tienen conocimiento de todo", aseguró.

Cabe mencionar que el obispo indicó que debido a sus labores denunciando los hechos criminales que aquejan a la comunidad del puerto, desde el año pasado está siendo escoltado por la Policía y añadió que continuará trabajando por la comunidad.

"No puedo dejar el pueblo de Dios abandonado. El pastor no puede abandonar a sus ovejas", puntualizó el obispo al reiterar que no saldrá de Buenaventura.

Cabe recordar que el pasado sábado 27 de febrero seis menores de edad resultaron heridos tras la explosión de un artefacto explosivo en una de las calles del barrio Juan XXIII, de Buenaventura.

Los hechos se registraron sobre las 2:30 de la tarde, cuando los jóvenes manipularon el artefacto que explotó y los dejo con heridas de consideración.

De acuerdo con las primeras versiones del hecho, el artefacto estaba en la calle en una bolsa negra, junto a la basura.

Algunos menores de edad empezaron a buscar en dichas bolsas y hallaron la bomba. Posterioremente, comenzaron a manipularla hasta que la misma explotó.

Tras la explosión, los lesionados fueron trasladados hasta la Clínica Santa Sofía del Pacífico, donde recibieron atención médica. Los menores no presentaron heridas de gravedad.

Comunas más afectadas

Según el obispo, en Buenaventura, en las comunas en disputa, (7, 10, 11 y 12) la gente se encierra en su casa cuando el sol se oculta.

Comuna 7: barrios San Francisco, Juan XXIII, Eucarístico, Rockefeller y Kennedy.

Comuna 10: barrios Las Américas, Independencia, Simón Bolívar, Urbanización Bahía, Carlos H. Trujillo, Fortaleza y El Progreso.

Comuna 11: barrios El Carmen, Cascajal, Gran Colombia, Los Pinos, Cristóbal Colón, Nueva Granada, Panamericano y Antonio Nariño.

Comuna 12: barrios Unión de Vivienda, Doce de Octubre, Cabal Pombo, Nueva Granada, Francisco J. Caldas, Nuevo Amanecer, La Libertad, Las Palmas, El Progreso, El Cambio, El Ruiz, El Triunfo, Matía Mulumba, Nueva Frontera, La Dignidad, Alfonso López, Vista Hermosa y vereda Citronela.

Habitantes de estas zonas se han desplazado al interior de Buenaventura y a Cali, Tuluá, Armenia y otras ciudades.

El 68,6% de los muertos por homicidio en Buenaventura tienen 30 años o menos. Además, de las 64 cámaras de seguridad que tiene el Distrito, solo funcionan 3.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS