Menor habría sido torturado y maltratado en un internado manejado por monjas

Diciembre 21, 2021 - 06:06 a. m. 2021-12-21 Por:
Colprensa
violador

Menor de edad siendo maltratado. Imagen de referencia

Especial para El País

Un niño de nueve años fue víctima de un aberrante caso de tortura en un internado del municipio de Chocontá, Cundinamarca, según denuncias de sus familiares.

Al menor, que se encontraba en el internado por problemas de comportamiento y lenguaje, lo castigaban amarrando su pene con cabellos largos, lo que generó una grave infección urinaria, por la que es atendido en un centro médico de Bogotá.

El caso ocurrió en las instalaciones de la Fundación Hogar Monserrate, ubicada en la vereda Tilatá, que es operado por monjas. El niño se encontraba en ese lugar desde julio de este año y, al parecer, fue víctima de más agresiones.

Lea además: Sigue la polémica por posibles proyectos de minería en Calima, ¿qué dice la CVC?

La familia desconocía estos malos tratos, debido a que las reglas del internado le impedían visitas y restringían la comunicación a una vez a la semana. Pero el pasado 12 de diciembre, cuando su familia lo recogió por temporada de vacaciones, descubrieron que el niño no paraba de llorar y se quejaba de dolor.

El menor no dejaba que su mamá lo revisara para entender qué ocurría. Solo permitió que su tío lo revisara, quien encontró una inflamación inusual en sus partes íntimas, por lo que fue llevado de urgencias al Hospital San José Infantil.

Paola Morales, tía del menor, narró a Caracol Radio que, según la revisión médica, el niño presentaba una grave inflamación de su pene, porque se lo amarraban con cabellos largos como castigo por orinarse en la cama.

Lea además: Cámara de Representantes aprobó proyecto de ley de seguridad ciudadana

Tal tortura le causó heridas en esa parte del cuerpo y una infección urinaria que afectó su vejiga, debido a que no pudo orinar por lo menos durante 10 días, según el relato de la familiar.

El niño ha dicho que una monja era quien lo sometía a ese castigo. Además, le han hallado cicatrices y heridas en otras partes cuerpo, porque al parecer recibía golpes de otras personas del internado.

La familia interpuso una denuncia en la Fiscalía General para que se investigue el caso y la Gobernación de Cundinamarca ordenó una inspección al Hogar Monserrate. Mientras tanto, el menor continúa recibiendo atención médica y acompañamiento de salud mental

VER COMENTARIOS
Publicidad