Denuncian reclutamiento de menores en el oriente de Cali

Escuchar este artículo

Le ponen la lupa a denuncias de reclutamiento de menores en el oriente de Cali

Enero 27, 2020 - 11:45 p. m. Por:
Redacción de El País
Policía barrio Llano Verde

El barrio Llano Verde, Comuna 15 de Cali, es uno de los más afectados por la violencia. Policía hace constantes operativos.

Archivo El País

La semana pasada, en el Concejo de Cali se denunció un presunto reclutamiento forzado de menores en el barrio Llano Verde, oriente de la ciudad, por parte de grupos armados.

A raíz de esto, líderes del oriente de la capital del Valle solicitaron la creación de una ruta de atención para los jóvenes a los que intentan convencer (u obligar) para que se dediquen a actividades de microtráfico en Cali o formar parte de grupos armados en regiones del Suroccidente del país.

“Los jóvenes que son blanco de estos reclutadores les da miedo denunciar, porque son amenazados de muerte para que trabajen para esos grupos”, afirmó una líder de la Comuna 15, en el oriente de Cali, cuyo nombre permanece en reserva por seguridad.

Lea además: Valle registró la mayor cantidad de muertes violentas en el 2019, según Medicina Legal

De acuerdo con la mujer, se trataría de hombres procedentes de Jamundí (Valle), Cauca, Nariño y otras zonas del Pacífico, quienes estarían armados con revólveres y suelen movilizarse en camionetas para reclutar a menores, así como jóvenes no mayores de 25 años.

Según las denuncias, alrededor de 10 jóvenes del barrio Llano Verde habrían sido sumados a las filas de estos grupos, al parecer, para “raspar coca en Nariño”, pero también para realizar patrullaje en cultivos de este tipo o sostener enfrentamientos con grupos armados enemigos.

“No solo les ofrecen dinero, sino también armas. Por lo general, esta gente busca jóvenes que tienen necesidades económicas o que no están en la escuela o con un trabajo. También se aprovechan de consumidores de sustancias psicoactivas”, explicó la líder.

El concejal Fernando Tamayo solicitó que se abra una ruta de atención con la Alcaldía de Cali, la Defensoría del Pueblo y la Unidad de Víctimas. El fin de semana hubo avance.

Sin embargo, agregó que las ofertas también contemplan actividades de microtráfico dentro del mismo barrio.

“Quieren volverlos jíbaros. Y lo mismo ha ocurrido con quienes han regresado de esos sectores del Suroccidente, que se dedican a ese tipo de actividades en el sector”, aseveró la mujer.

Entre tanto, los jóvenes que se niegan a ser parte de estas bandas o grupos armados son hostigados o amenazados de muerte. La semana pasada uno de ellos junto a un amigo se negaron a aceptar la oferta de un ‘reclutador’ y este les apuñaló; mientras que uno fue herido en la pantorrilla, al otro, lo atacaron en un brazo.

"La respuesta del Estado para acoger a los menores que logran desvincularse de los grupos es insuficiente, porque se les quita su condición de víctimas y los judicializan”.
Carlos Negret
Defensor del Pueblo

De acuerdo con el relato de la líder, “a un joven de 14 años lo tuvieron que mandar a otra ciudad para que no se lo llevaran y lo mismo ocurre con otro que lo corretean, lo amenazan y hasta lo buscan en la puerta de la casa”.

El concejal Fernando Tamayo advirtió de lo ocurrido en una plenaria realizada la semana pasada y de alguna manera lanzó la alerta temprana.

“Esto ocurre por la pobreza que sirve de caldo de cultivo y la falta de autoridad. Son sectores sin Dios ni ley, en donde la delincuencia está ganando la batalla. Si bien la Policía hace un esfuerzo valeroso, opino que es necesario que en algunos barrios haya presencia del Ejército”, aseguró.

Estos hechos no son nuevos en el oriente de Cali. En septiembre pasado se conoció de la desaparición de tres bachilleres de 15 años del barrio El Retiro, quienes habrían sido engañados con ofertas de trabajo para ingresar a un grupo armado en Nariño.

Pero también se habla del tema en barrios como Potrero Grande, Valle Grande y Desepaz. En definitivo, son las comunas 14, 15 y 21, los puntos en donde se concentra el reclutamiento forzado de menores, algo que confirma la Alerta Temprana 085 del 2018 de la Defensoría del Pueblo.

En dicho documento se alertó que los grupos responsables eran las ‘Guerrillas Unidas del Pacífico’, una disidencia de las Farc, y supuestos miembros del ELN. Sin embargo, no se ha vuelto a abordar esta problemática.

Al respecto, este sábado, el secretario de Seguridad, Carlos Alberto Rojas, y Danis Rentería Chalá, secretario de Paz y Cultura Ciudadana, se reunieron con habitantes de Llano Verde para abordar varios temas.

Rojas explicó que “en este sector de la Comuna 15 desde hace varios años hay una población muy grande que ha sido víctima del conflicto armado en Colombia, que ha venido a nuestra ciudad a hacer comunidad, que han constituido varios espacios y oportunidades para buscar, trabajar y encontrar bienestar... hay una magnífica oportunidad para trabajar durante los siguientes cuatro años en afianzar una cultura de la convivencia y de reconciliación”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad