Fiscalía solicita condenar a hermanos Uribe Noguera por caso Yuliana Samboní

Fiscalía solicita condenar a hermanos Uribe Noguera por caso Yuliana Samboní

Junio 25, 2019 - 05:52 p.m. Por:
Colprensa
Rafael Uribe, hermano de Rafael Uribe Noguera.

Rafael Uribe, hermano de Rafael Uribe Noguera.

Colprensa

La Fiscalía General de la Nación le solicitó al juez 46 de conocimiento condenar a Catalina y Francisco Uribe Noguera por el crimen de Yuliana Samboní, la niña de 7 años que fue asesinada por el hermano de ambos, Rafael Uribe Noguera.

La condena que pide la Fiscalía es por los delitos de  encubrimiento y ocultamiento y alteración o destrucción de material probatorio en el caso de la menor, que fue asesinada en el apartamento de Rafael en el norte de Bogotá.

"En el presente juicio la Fiscalía demostró más allá de cualquier duda razonable que los procesados son responsables por la comisión de los delitos de encubrimiento por favorecimiento, ocultamiento, alteración o destrucción de elementos materiales probatorios en calidad de coautores", precisó la delegada del ente investigador durante la jornada.

Para la Fiscalía, el comportamiento de los dos hermanos de Rafael Uribe buscó entorpecer la investigación que se adelantaba por la desaparición de Yuliana y ese es el argumento para acusarlos de del delito de encubrimiento, "no por no haber denunciado a su hermano o no suministrar información, sino por llevar a Rafael para ser internado en una clínica, aprovechando el desconocimiento de la autoridad".

También se hizo referencia a que se descubrió que los chats y registros de llamadas con Rafael fueron borrados por Francisco Uribe Noguera, lo que significa obstrucción a la justicia.

Por estos hechos, la Fiscalía dijo que "se solicita se emita fallo de carácter condenatorio en los delitos de favorecimiento por encubrimiento en concurso con ocultamiento, alteración y destrucción de material probatorio"

Detalles del juicio

En la audiencia pública del pasado 24 de mayo,  que se llevó a cabo en el Complejo Judicial de Paloquemao, la Fiscalía reveló un video nunca antes visto en el que se evidencia la posible participación de los hermanos como cómplices en el homicidio de la pequeña Yuliana.

El delegado del ente investigador aseguró que además de alterar la escena del crimen, los hermanos Uribe Noguera estuvieron en el edificio Equus 64, incluso cuando ya se conocía la denuncia de desaparición de la pequeña.

El material fílmico que fue revelado en medio del juicio dejó en evidencia el ingreso de Catalina y Francisco a la edificación.

De acuerdo con la Fiscalía, el ingreso de Catalina ocurrió, supuestamente a las 3:32 de la tarde. Pasaron 10 minutos y su hermano Francisco también llegó al lugar e ingresó por la recepción.

Veinte minutos más tarde, en una cámara externa del edificio, se ve a Francisco tratando de trepar por uno de los muros para poder ingresar al apartamento 603 que fue donde ocurrió el crimen de la menor.

Según la Fiscalía, transcurren unos 40 minutos más cuando a las 5:27 p.m. salen del edificio Francisco, Catalina y Rafael Uribe Noguera.

Posterior a ello, el delegado de la Fiscalía aseguró que Rafael habría sido llevado al centro asistencial donde fue atendido y posteriormente capturado por el crimen de la pequeña.

En la diligencia, también fueron llamados a rendir testimonio dos investigadores quienes verificaron lo más de 200 videos de las cámaras de seguridad que se encontraban en la zona, así como también verificaron uno a uno los mensajes que salieron desde los teléfonos móviles que hoy están en cadena de custodia y fueron usados por los hermanos.

En audiencia pública, uno de los testimonios promovido por los investigadores da cuenta que los hermanos Uribe Noguera borraron más de 25 mensajes de texto que habían sido enviados entre sí posterior a la muerte de la pequeña.

El crimen del 4 de diciembre

El 4 de diciembre de 2016  la niña Yuliana Samboní fue raptada por Rafael en una camioneta, en hechos que sucedieron frente a su casa en el barrio Bosque Calderón (Chapinero).

En varios vídeos quedó registrado el automóvil en el que fue secuestrada la menor y el trayecto recorrido por Uribe Noguera hasta llegar al edificio en el que asesinó a la niña.

Horas después, la Policía encontró el cuerpo de la pequeña en el edificio Equus 66, en un apartamento a nombre del arquitecto Uribe Noguera, en el barrio Nueva Granada. Sin embargo, el hombre no fue encontrado allí, dado que estaba recluido en la Clínica Navarra.

Según la Fiscalía, Rafael Uribe Noguera habría consumido una alta cantidad de drogas y alcohol, al parecer, tras cometer el asesinato y con el fin de ser internado en un centro clínico, para no ser llevado ante las autoridades.

Entre las más de 100 pruebas que fueron expuestas en el juicio contra el arquitecto, se encuentra un análisis adelantado por Medicina Legal en el que quedó constatado que Rafael Uribe Noguera abusó sexualmente de la menor, conclusión que fue obtenida luego de que un juez de Bogotá ordenará a Uribe entregar muestras biológicas a las autoridades.

En el lugar de los hechos, las autoridades también establecieron que el cuerpo de la menor fue bañado y rociado con lo que se ha dicho era aceite de cocina.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad