Choque entre Fiscalía y Procuraduría por la legalización de pruebas en caso Pizano

Choque entre Fiscalía y Procuraduría por la legalización de pruebas en caso Pizano

Noviembre 26, 2018 - 06:08 p.m. Por:
Colprensa
Hallan cianuro en el baño de la casa de Jorge Pizano

Hallan cianuro en el baño de la casa de Jorge Pizano.

Foto: Colprensa

El Juez Municipal de El Rosal (Cundinamarca) no legalizó los elementos probatorios que se recaudaron en la casa del exauditor de la Ruta del Sol, Jorge Enrique Pizano, quien falleció el pasado 8 de noviembre en Subachoque en su lugar de residencia, producto de un infarto, según el dictamen de Medicina Legal.

La Procuraduría General aseguró que la no legalización obedeció a los argumentos expuestos en la diligencia por parte de la delegada del Ministerio Público. A su juicio, consideró que se habían violado las garantías, en razón a que se excedió el tiempo para realizar la audiencia. Según la delegada pasaron más de 36 horas, una vez culminó la diligencia. Por lo que, según el ente de control, el juez le dio la razón.

Una versión diferente a la de la Procuraduría tiene la Fiscalía General, que fue la que adelantó las acciones. A su juicio, lo que se llevó a cabo fue una inspección voluntaria, pues no se trató de un allanamiento como tal, ya que los familiares de Pizano siempre accedieron a que se adelantaran tales diligencias.

Según la Fiscalía, pese a que la audiencia de legalización se llevó a cabo el viernes y culminó a altas horas de la noche, la misma no debía presentarse teniendo en cuenta que las ‘inspeccciones voluntarias’ no son legalizadas ante un juez.

Lea también: El último mensaje que Jorge Pizano envió sobre el Fiscal antes de morir

Para la Fiscalía resulta confuso que, si bien la procuradora del caso acompañó uno a uno los procedimientos llevados a cabo en la residencia de Pizano, en la diligencia ante el juez se opuso a que se le diera legalidad a las pruebas recolectadas por los miembros del CTI.

En las inspecciones que se realizaron entre los días 17 y 18 de noviembre, los investigadores hallaron en el baño auxiliar de la casa, en uno de los gabinetes, un tarro de cianuro, además de dos celulares y un computador.

El hallazgo de la Fiscalía en razón al cianuro es importante, debido a que Alejandro Pizano, hijo del exauditor, falleció dos días después de su padre, luego de que ingiriera agua saborizada que estaba en la oficina de su papá, y la que al parecer, contenía residuos del químico. En el dictamen de Medicina Legal se confirmó que Alejandro Pizano tenía rastro del veneno en su organismo.

El exauditor dejó unas declaraciones grabadas a Noticias Uno en las que señala al fiscal General, Néstor Humberto Martínez Neira, de conocer las irregularidades que se registraron en la contratación hecha con la firma brasileña Odebrecht, y no puso esa información en manos de las autoridades.

Por su parte, Martínez Neira le ha salido al paso a todas las acusaciones, afirmando que no había certeza sobre los delitos que se habían registrado ni si todos los hechos eran "denunciables”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad