Buscan a más de diez acusados de feminicidios en el Valle

Escuchar este artículo

Buscan a más de diez acusados de feminicidios en el Valle

Octubre 14, 2019 - 11:25 p. m. Por:
Redacción de El País
Leidy Johana Soto

En lo corrido del año, 22 feminicidios se han cometido en Valle. La captura del feminicida de Leidy Johana alienta a las autoridades para seguir trabajando por esclarecer todos los casos.

Cortesía para El País

Tras la captura el martes pasado en Santander de Quilichao, Cauca, del feminicida de la caleña Leidy Johana Soto, asesinada en mayo de este año y que fue encontrada muerta y amarrada a orillas del río Cauca a su paso por Caldas, se conoció que las autoridades le siguen los pasos a más de diez personas acusadas de feminicidio en el Valle del Cauca.

Esas búsquedas se realizan por medio de órdenes de captura, las cuales han permitido dar, por ejemplo, con Jhon Alexander Zamora Díaz, expareja de Leidy Johana.

Pero también se han dado capturas en otros países, como el caso de Fernando Vásquez Sinisterra, detenido en Chile en septiembre pasado y requerido en Colombia por el feminicidio de su expareja Lina Marcela Mora Molina, asesinada delante de sus dos hijos el 15 de octubre de 2018, en Villagorgona, Candelaria.

También el caso de Camilo Andrés Rodríguez Pacheco, detenido en Perú y pedido en Colombia para responder como presunto autor del feminicidio de Támara Rivera Widgewa, ocurrido el 22 de febrero de 2018 en el barrio Nápoles, sur de Cali.

En lo corrido del año, 22 feminicidios se han cometido en el departamento del Valle. Y la captura reciente del feminicida de Leidy Johana le da aliento a las autoridades para seguir trabajando por esclarecer todos los casos.

Los resultados se ven: solo un despacho del Grupo de Feminicidios de la Fiscalía Seccional Valle, adscrito a la Unidad de Vida, ha sacado 33 sentencias condenatorias este año por este delito.

Así cayó la expareja de Leidy Johana

El viernes pasado, se legalizó el allanamiento, la incautación de 38.805 gramos de marihuana y la captura en Cauca de Jhon Alexander Zamora Díaz, expareja de Leidy Johana.

Ese día, a este hombre se le imputo los delitos de feminicidio agravado; y trafico, fabricación o porte de estupefacientes, con pena mínima de 500 meses y máxima de 600 meses. Fue enviado a la cárcel.

Un investigador de la Sijín de la Policía, que desde el mismo día que la familia de la mujer colocó la denuncia por desaparición forzada empezó a seguirle el rastro el hombre, dijo que los antecedentes ya daban una idea de lo peligroso que era y cómo podía actuar.

“Esta persona manejaba una línea de droga. Desde muy joven se especializó en eso, los estupefacientes los transportaba por Corinto, El Palo, Caloto (Cauca), hasta llegar a Cali, donde alimentaba las ollas de la ciudad de droga”, afirmó el investigador.

Allá en el Cauca se movía muy bien y se sentía a salvo, pero detrás venían las autoridades siguiéndole los pasos.

“El 23 de mayo pasado, cuando desapareció Leidy Johana, luego de salir de su casa, ubicada en el barrio Los Naranjos, en el oriente de Cali, para entrevistarse con el hombre, encontramos que el vehículo taxi en el que la subió lo dejó abandonado en un taller en el barrio El Rodeo. El carro estaba limpio y oliendo como a nuevo, lo que era raro porque Jhon Alexander no lo mantenía así de reluciente”, explicó la fuente.

El taxi, según cuenta el agente, había sido sacado con otro nombre, y los dueños ni sabían que se trataba de una hoja de vida y una cédula falsa. Sin embargo, luego de una inspección al vehículo se pudo establecer que había una mancha, al parecer de sangre.

“Al día siguiente de la desaparición, el hombre le empieza a enviar una serie de mensajes de texto a los hijos de ellos, donde les decía que la ‘mamita’ no iba a volver y que más adelante ellos entenderían el por qué. Empezamos a trabajar con los testigos y vemos que es una persona que tenía una condena por el delito de tráfico de estupefacientes por más de diez años, la cual solo pagó una parte y quedó libre por vencimiento de términos”, indicó el investigador.

Con estas pruebas, dijo la fuente, se puedo ir armando un mapa para dar con su paradero. “A la mujer, luego de desaparecerla, la estrangula. Y se logra establecer que llevó el cuerpo por los lados de Rozo y allí lo lanza al río. Días después, apareció flotando a orillas del río Cauca, a la altura del corregimiento Arauca, zona rural de Palestina, municipio de Caldas”.

Tras este crimen, el hombre buscó refugió en el Cauca, donde se sentía seguro. Pero las investigaciones ya había establecido su paradero y cada uno de sus pasos. Por eso, el martes pasado, en una vivienda de Santander de Quilichao, se realizó un allanamiento, donde además de capturar al hombre, las autoridades encontraron en su poder 38 kilos de droga, guardados en maletas.

Ahora, allegados a Leidy Johana piden justicia y enviaron un mensaje a las autoridades para que se cuide a las mujeres, y más cuando se pone el denuncio, como pasó con su familiar.

Lea además: Día Internacional de la Niña, las duras cifras de violencia y abuso que padecen

En los primeros siete meses del 2019, la Ruta de Atención y Denuncia a Víctimas de Género del Valle, recibió 1667 casos, según los resultados del primer diagnóstico de la Secretaría de la Mujer.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad