4572, la cifra de casos de violencia de pareja registrados hasta julio en Cali

4572, la cifra de casos de violencia de pareja registrados hasta julio en Cali

Septiembre 14, 2018 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Feminicidio

Autoridades caleñas refieren que aunque la mayoría de las víctimas de violencia de pareja son mujeres, también se presentan denuncias de hombres maltratados.

Archivo de El País

Entre enero y julio de este año, en Cali se presentaron 4572 casos de violencia de pareja, según el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

La cifra representa, en promedio, 653 casos mensuales reportados sobre las valoraciones médico-legales que se realizaron en el contexto de agresiones entre compañeros sentimentales, cuya tasa en la capital del Valle era de 96,28 casos por cada cien mil habitantes en 2017, según el informe Forensis.

De acuerdo con la intendente Marly Alejandra Bernate, líder de la Estrategia Integral de Protección a la Mujer de la Policía de Cali, los principales motivos que desencadenan esta clase de episodios en la ciudad están relacionados con la dependencia económica, los celos, la infidelidad, la posesión, entre otras razones.

Lea también: Todos con Eileen: los emotivos mensajes de apoyo a la actriz agredida por su novio

“Por lo general, la mayoría de las víctimas son mujeres. Sin embargo, aunque en menor cuantía, también los hombres se ven agredidos por sus esposas o novias. En ambos casos, lamentablemente las autoridades conocen de la situación cuando ya ha trascendido a las afecciones físicas ”, afirmó Bernate.

La Intendente además señaló que en la capital del Valle una de las principales barreras que se presentan a la hora de tratar los casos de violencia de pareja es, en efecto, la falta de denuncia.
Como autoridad refiere que “de diez mujeres agredidas por sus compañeros sentimentales, entre ocho y siete no inician o abandonan el proceso legal contra su agresor”.

“Muchas dicen: No es que solamente me dio una cachetada, es que fui yo la que lo provoqué, yo prefiero dejar así. Entonces, nosotros somos los que activamos la ruta de atención, hacemos la denuncia en oficio e informamos a la Fiscalía para que ellos hagan el llamado, porque si uno no inicia un proceso, a los ocho días es la luna de miel y a los quince el feminicidio”, expresó la uniformada.

El panorama de la violencia entre parejas sentimentales tomó relevancia en el país luego de que se conociera el caso de la actriz palmireña Eileen Moreno, quien fue brutalmente golpeada por su novio, el reconocido actor Alejandro García (caleño), el pasado 23 de julio en México.
Moreno sufrió fractura en la nariz, lesiones en la órbita del ojo y en los labios por parte de su pareja luego de que se negara a mostrarle los mensajes de su red social Instagram.

La artista publicó un autorretrato, además de fuertes fotografías que evidenciaban el maltrato que le propinó el actor, e invitó a las mujeres víctimas de violencia a denunciar.

Recientemente se conoció que Alejandro García publicó un video en el que se puede escuchar a Eileen Moreno expresando palabras fuertes contra él, quien para entonces era su pareja sentimental, en una situación que aparenta ser una discusión sentimental al interior de una habitación.

Para Olga Amparo Sánchez, coordinadora de Casa de la Mujer Bogotá, “la violencia es un ejercicio de poder que se da en una relación. Esta manifestación puede ser de carácter económico, físico, emocional, sexual y no solamente se presenta en parejas sentimentales”.

La experta refiere que la agresión que se da por parte de los hombres hacia las mujeres radica principalmente en: La naturalización de esa violencia, “que básicamente es considerar que yo tengo derecho sobre esa mujer y por lo tanto puedo hacer lo que quiera con su cuerpo, sus emociones y sus pensamientos.

“La forma para dirigirse a ella casi siempre va a ser con la intención de hacerla sentir inferior”, indicó la mujer.

En segunda instancia, Sánchez menciona que en las relaciones tóxicas suele darse una malformación del concepto del amor, que termina por normalizar y aceptar hasta los más pequeños signos de violencia.

“Las mujeres no se quedan en una relación de violencia porque les gusta que las maltraten, eso no es cierto. Aquellas que se quedan no pueden salir de una relación así, muchas veces están sujetas a manipulación y dependencia. También sucede que esa mujer puede no tener redes de apoyo y protección, entonces viven inmersas en el miedo a hablar sobre su situación, bien sea porque su seguridad está en riesgo o porque seguramente va a ser juzgada”, dijo la experta.

Asimismo, en el caso de los hombres que son maltratados por sus parejas, existe un marco social que ridiculiza y minimiza una situación de violencia.

Finalmente, Sánchez refiere que las muestras de violencia entre parejas son, por lo general, progresivas. Es decir, que pueden iniciar con actos agresivos imperceptibles desde lo verbal o emocional, hasta llegar a lo físico.

En el año 2017, en Cali se contabilizaron 1956 casos de violencias de pareja, 217 más que en el año anterior, de los cuales el 87 % de las víctimas fueron mujeres, según el Instituto de Medina Legal.

Cali ocupa el tercer lugar entre los municipios del país con más casos reportados de violencia de pareja durante los últimos años, según el informe Forensis 2017.

La tasa de casos de violencia entre parejas sentimentales en Cali para el año 2017 era de 96,28 por cada cien mil habitantes.

Feminicidios 

En el área metropolitana de Cali, a la fecha, van 19 casos de feminicidios, según confirmó una fuente de la Sijín de la Policía que maneja el tema. “Hemos tenido un segundo semestre relativamente tranquilo después de que los primeros seis meses del año fueran muy violentos”, explicó el funcionario judicial.

El investigador, quien también lleva procesos de delitos sexuales, hace referencia al periodo comprendido entre el 1 de enero y el 4 de agosto, cuando ocurrieron 14 de los 19 feminicidios de este año en la ciudad.

Datos oficiales de la Alcaldía, sobre el tema, muestran que los meses con más registros este año fueron enero, con cinco casos (tres de ellos feminicidios-suicidios), y abril, con cuatro reportes.

En seis de los 14 feminicidios los agresores usaron armas de fuego, siendo el principal mecanismo utilizado por los feminicidas, seguido del arma blanca con cuatro casos. Los hechos ocurrieron, en ese rango de tiempo, en las comunas 3, 5, 10, 11, 14, 15, 17, 18, 19 y 21 de la capital del Valle.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad