Preocupan riesgos en salud mental que están afectando a estudiantes en Cali

Preocupan riesgos en salud mental que están afectando a estudiantes en Cali

Octubre 15, 2018 - 11:55 p.m. Por:
Redacción de El País
Depresión, la enfermedad que más aqueja a los adolescentes en todo el mundo

Luz Elena López, coordinadora del Comce, indicó que en un mayor porcentaje son las niñas, entre 10 y 12 años, las más afectadas por esta situación.

Foto: Archivo de El País

En el primer semestre de este año se registraron en Cali 275 casos de autolaceraciones y 185 de ideación suicida, de acuerdo con el reporte del Sistema de Información Unificado de Convivencia Escolar, Siuce.

Las cifras, que fueron discutidas en el Comité Municipal de Convivencia Escolar, Comce, encendieron las alarmas de las secretarías de Educación y de Salud Municipal, que emitieron una alerta por el aumento en índices de riesgo en salud mental de niños, niñas y adolescentes.

Luz Elena López, coordinadora del Comce, indicó que en un mayor porcentaje son las niñas, entre 10 y 12 años, las más afectadas por esta situación.

La funcionaria añadió que, de acuerdo a los análisis que han hecho, han identificado que gran parte de los menores que presentan estos riesgos en salud mental han vivido situaciones de violencias sexuales.

“Hemos cruzado casos de niñas y adolescentes que manifiestan algún tipo de abuso sexual con los que reportan problemas en salud mental y nos han coincidido que de cerca de 260 niñas que señalaron haber sido abusadas sexualmente, 100 también indicaron tener situaciones complicadas en su salud mental como autolaceraciones e ideación suicida”, explicó López.

Lea además: Preocupa aumento de suicidios de menores en Colombia, en lo que va del 2018

En los análisis también se detectó que “una cifra importante de esos niños y niñas que manifestaron dificultades en salud mental, pertenecen o se identifican en el grupo Lgtbi (Lesbianas, gays, transexuales, bisexuales, intersexuales)”.

“Son hipótesis a raíz de reportes que recibimos; sin embargo, entendemos que son múltiples causas las que pueden presentarse para que un niño, niña o adolescente tenga dificultades con su salud mental, la desesperanza de vida que un niño pueda tener, conjugada con maltratos familiares o ausencia de familias, o también maltratos en la escuela y en general mucha soledad y no tener personas de confianza adultas que puedan orientarles para saber cómo manejar esas situaciones de depresión, tristeza, angustia o soledad”, manifestó López.

En el caso de las autolaceraciones, por lo general los menores se causan daño haciéndose cortes en sus manos y piernas, y se cubren las lesiones con ropa, y en otros casos con accesorios como manillas, por lo cual es difícil detectarlas.

“Mi hija nos contó que su prima, de 14 años, se estaba cortando y que no entendía por qué. La niña ya tenía varias cicatrices en sus piernas y unos cortes recientes, resulta que la llevaron al psicólogo y ella decía que todo le salía mal y que al cortarse sentía alivio. Parece que el problema era por la soledad, porque ambos papás trabajaban y todo el día ella estaba sola en la casa”, contó una madre de familia de una institución educativa pública, que prefirió omitir su nombre.

Lina María Saldarriaga, directora de contenidos e investigación de Red Papaz, explicó que la autolaceración es un síntoma de incapacidad de procesar un tema a nivel emocional o mental, “entonces cualquier autolaceración significa que los adultos tenemos que estar ahí, si me doy cuenta de que mi hijo debajo de las mangas tiene cicatrices, inmediatamente debo acudir a los servicios de salud porque esas autolaceraciones siempre están acompañadas de un posible trastorno depresivo o un tema de ideación suicida”.

Lea además: Preocupa aumento de suicidios de menores en Colombia, en lo que va del 2018

La vocera de Red Papaz indicó que en general en el país se ha visto un aumento, no solamente en los diagnósticos de trastornos en salud mental de niños, niñas y adolescentes, sino en cifras más concretas como son los niños que han tomado la decisión de quitarse la vida.

“En el 2017, 264 niños en el país atentaron contra su vida y una cosa muy importante de esa cifra es que un porcentaje de esos niños estaban en rango de edad entre los cinco y los nueve años. En general estamos viendo un aumento en el tema de salud mental en el país, si tú te fijas en los datos del Ministerio de Salud del 2017 por ejemplo se reporta que a nivel del país hay cerca de 28.000 niños, niñas y adolescentes, que han sido diagnosticados con depresión y 19.000 niños, niñas y adolescentes con ansiedad”, precisó Saldarriaga, y añadió que el involucramiento parental es la principal herramienta para prevenir estos riesgos en la población infantil y juvenil.

A su vez, Maritza Isaza, responsable del grupo de Salud Mental y Convivencia Social de la Secretaría de Salud de Cali, indicó que esta situación no ocurre solo en la ciudad, sino que “es una condición que está pasando en el mundo entero”, y desde el Municipio se están adoptando medidas para prevenir.

Intervención en colegios

Maritza Isaza, responsable de Salud Mental de la Secretaría de Salud de Cali, indicó que están trabajando en instituciones educativas tanto públicas como privadas para dar respuesta a la situación que se está presentando con los niños, niñas y adolescentes.

“Tenemos el programa de prevención de intento de suicidio 'Pasaje a la palabra' y lo que se hace es trabajar de manera directa con los chicos y chicas para que puedan contar acerca de sus historias, acerca de sus condiciones y tenemos unos diálogos respetuosos y también unas acciones de cuidado y afecto para poder trabajar sus propias necesidades”, indicó Isaza, y añadió que se intervendrán 50 colegios, 30 públicos y 20 privados, a partir de esta semana.

Otra estrategia que se está implementando es ‘Afirmando la vida’, en la cual se trabaja el tema de prevención de consumo de sustancias psicoactivas.

¿Qué hacer para prevenir?

La directora de contenidos de Red Papaz indicó que el aislamiento de los niños, cambios en comportamientos como comer mucho o menos, reporte de problemas en las instituciones educativas o escuchar frases como ‘no quiero estar aquí’ o ‘pronto se van a librar de mí’, son señales de alerta que los padres de familia deben tener en cuenta respecto a las situaciones de riesgos en salud mental que vive la población infantil y juvenil.

“El primer frente que tenemos para prevenir este tipo de problemas es el involucramiento de los papás, es muy importante que siempre estemos conectados con los niños, la conversación es lo primero, pero si vez que es un tema reiterado se debe acudir a una ayuda profesional”, precisó Saldarriaga.

La profesional añadió que también se debe tener en cuenta que la vida social y afectiva de los niños ya no solamente está ocurriendo en el día a día con nosotros o en el colegio, sino también en línea.

“Por eso también es tan importante que los papás estemos tan conectados, acompañarlos con seguridad en redes sociales, puede que no nos estén diciendo nada, pero en plataformas como Facebook o Twitter pueden expresarlo”, precisó Saldarriaga.

Lea además: Preocupa aumento de suicidios de menores en Colombia, en lo que va del 2018

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad