Estas son las aplicaciones y páginas para denunciar el bullying

Estas son las aplicaciones y páginas para denunciar el bullying

Febrero 25, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Bullying

Según María Marta Durán, asesora académica de la Universidad Estatal a Distancia, en Guatemala, República Dominicana, México, Costa Rica y Colombia han incrementado los índices de denuncia por bullying.

Especial para El País

En Colombia, según una encuesta del Ministerio de Salud, el 15,4% de los estudiantes ha sido víctima de intimidación escolar, y según las Pruebas Saber del Ministerio de Educación Nacional, en 2014 el 37% de niños de quinto de primaria y el 26% de 9° de bachillerato dijeron ser víctimas de bullying.

De acuerdo con especialistas en este tema, el mayor pico se da al cierre de la primaria, pero a medida que los alumnos avanzan en bachillerato son menos las víctimas, aunque el riesgo de derivar en problemas graves es mayor.

José Fernando Mejía Acosta, director del programa Aulas en Paz, cuenta que hace poco se enteró de un caso que es más común de lo que se cree, “de una niña en los primeros grados de secundaria, que ha sido discriminada y excluida, algunos de sus compañeros le dicen cosas muy agresivas que los profesores no dimensionan, pero que terminan siendo muy negativas. Ella ya está recibiendo atención psicológica externa, pero los profesores piensan que el problema es que es una niña débil, que no sabe defenderse”.

Mejía considera que es un error propio de los adultos justificar la agresión, “muchas veces le restamos importancia al problema en lugar de tomar acciones para proteger a los niños”.

Lea también: Este es el concurso intercolegial de geografía de la Unesco para estudiantes colombianos

Dice, incluso, que “el castigo físico está más extendido de lo que uno quisiera. Causa repudio la violencia física entre adultos, pero si un adulto agrede a un niño, que está en situación de vulnerabilidad, no es reprochable y debería serlo”.

Precisamente en ese tipo de castigos puede estar la raíz del bullying. “Si en casa te enseñan que los problemas se resuelven con golpes, los niños harán lo mismo con sus pares, impondrán su posición por la fuerza”.

La campaña de Totto, Aulas en Paz y Redpapaz

La marca Totto invitó a los programas Aulas en Paz y Redpapaz, a comienzos de este año, a formar parte de la campaña #NoMásBullying contra la violencia escolar, que tiene como lema “No más bullying, queremos estudiar”. La idea es generar más conciencia alrededor del tema.

La campaña como tal tiene múltiples frentes de acciones, herramientas publicitarias, una actividad fuerte en redes sociales, cuenta además con el apoyo de youtubers que realizan videos antibullying, dirigiéndose a niños y niñas de Colombia y del mundo. Se busca también que próximamente los promotores de la campaña lleguen a los colegios con acciones puntuales.

El director del programa Aulas en Paz dice que a través de este han trabajado en la resolución de conflictos y del bullying, en 47 ciudades y municipios, además de países como Colombia, México, Chile y Perú. “Hace 15 años cuando, desde la Universidad de los Andes con el profesor Enrique Chaux que creó el programa Aulas en Paz , y Carolina Piñeros, de Redpaz, desarrollaron el Primer Encuentro Internacional de Bullying en Colombia, nadie hablaba del tema. Ahora todo se volvió bullying.

¿Qué es y qué no es bullying?

Bullying no es una pelea entre niños, no es burlarse de alguien, no es excluir, todo esto hace parte de lo que llamamos agresión escolar. El bullying es un conjunto pequeño de acciones, dirigidas a los niños que están en condiciones de vulnerabilidad, que no tienen cómo defenderse, que no encajan bien.

Es ejercido por aquellos niños o niñas que están en una posición de privilegio, de poder, los que son más populares, los que tienen más amigos. Esos que tienen poder abusan o agreden, de manera repetida y sistemática, al que no tiene cómo defenderse.

El bullying se da por semanas, por meses e incluso por años.
“Hay que saber diferenciar bien cuáles son aquellas agresiones que hacen parte de conflictos mal manejados, de situaciones donde las emociones no se manejan bien, de malos entendidos que desencadenan en uso de agresión y de violencia y aquellos que son abuso de poder, donde hay niños vulnerados”, explica Mejía Acosta.

Lo naturalizamos

Y es que aunque el bullying siempre ha existido, muchas veces los adultos no le damos la gravedad que tiene, lo naturalizamos y tiene consecuencias muy graves que, según este experto en educación, “llevan a veces al suicidio de algunos niños o a desertar incluso del colegio, a deprimirse o a pasar por una situación por la que nadie quisiera estar pasando”.

En algunos colegios ni siquiera notan la situación de bullying. En una clase donde el maestro está a cargo de un grupo de 40 niños, el bullying no es tan evidente. Las risas, las burlas, pueden pasar desapercibidas, porque muchas veces los niños afectados no expresan lo que sienten, no hay nadie llorando o pidiendo ayuda, quejándose y es difícil que los adultos lo noten.

Y muchas veces, como dice el experto, “cuando en los colegios notan dicha situación es porque ya la agresión ha aumentado a un nivel donde se hace muy difícil manejarla”.

Por eso, los especialistas recomiendan darle al problema la gravedad que tiene y especialmente, crear herramientas para detectarlo pronto. Para ello es necesario comenzar a trabajar con los niños desde temprano, en la primaria, incluso desde preescolar, en el desarrollo de habilidades, para conectarse emocionalmente con los demás, manejar las emociones propias, defenderse sin agredir, saber decir que no y parar estas situaciones.

Los observadores son claves

Las investigaciones han mostrado que quienes tienen mayor poder para acabar con el bullying no son los que están involucrados en la situación de agresión, sino, los que están viendo, los observadores. Ellos son quienes pueden incluir a esa persona, atraerla, consolarla, y decirle al que está agrediendo: “No nos gusta esto”.

El bullying se da sobre todo entre alumnos, pero puede darse entre estudiantes y profesores. “A veces los niños tienen más poder que los adultos y pueden abusar de él. También algunos profesores pueden agredir a los niños de manera sistemática y abusar del poder que tienen. Se da en las dos vías”, dice el experto.

A través de las redes sociales la agresión se ha incrementado. “A través de esa modalidad de acoso, el niño no está a salvo ni en su propia casa. Se da mayor revictimización. porque los niños pueden releer los mensajes, que pueden llegar a todo el mundo y de inmediato”, concluye Mejía.

¿Qué hacer?

Consejos
Estar atentos a señales como risas, burlas, agresión física. Hablar con los niños involucrados y los que están observando el problema, en especial, esos niños del curso que tienen más habilidades sociales, ellos siempre saben si está pasando algo y pueden ser de gran ayuda para la resolución del problema.

En el colegio el problema no se debe enfocar en encontrar culpables y castigarlos. Si el niño agresor se siente amenazado lo que hará será desquitarse con su víctima. Se debe propender porque los niños que agreden asuman lo que hacen, a través del diálogo y la búsqueda de soluciones.

Red PaPaz ofrece recursos de orientación para padres, madres y cuidadores en el Kit PaPaz para la prevención y manejo de la intimidación escolar y ciberacoso, disponibles a través del sitio:
www.redpapaz.org/intimidacion

Por medio de la página www.teprotejo.org y la app Te Protejo se pueden denunciar casos específicos de bullying y un equipo trabajará con las entidades involucradas para solucionarlo, siempre protegiendo la identidad del que denuncia.

El bullying es una de las primeras causas de suicidio en niños y adolescentes.

Las masacres en Estados Unidos se relacionan con el bullying que aumenta los riesgos de venganza violencia, depresión y suicidio.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad