El libro que rompe los mitos más comunes de la alimentación básica

El libro que rompe los mitos más comunes de la alimentación básica

Mayo 08, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Comida saludable / Imagen de referencia.

Comida saludable / Imagen de referencia.

El País

“Si apelamos al sentido común, todos coincidiremos en que debemos comer comida real, integral, local (siempre que sea posible), fresca, no adulterada, no procesada y libre de sustancias químicas artificiales”, asegura Mark Hyman, médico, investigador y autor bestseller de The New York Times, autor del libro ‘¿Qué carajos debo comer?’.

Él alerta sobre ciertos artículos que se han viralizado en internet y que anuncian mentiras tales como: “La lechuga es peor para el planeta que el tocino”, “la dieta vegana casi me mata”, “el aceite de coco no es saludable en realidad”.

Hay alimentos que han ganado mala o buena fama, a costa de la publicidad engañosa. Advierte Hyman que a la avena la pintan como “buena para el corazón porque el salvado que contiene reduce el colesterol. No obstante, la avena instantánea o de microondas suele contener un montón de azúcar. Y produce aumentos repentinos de insulina y azúcar en la sangre, lo que activa más el apetito y generar aumento de peso”, asegura el autor, quien aclara que, en cambio, “el salvado de avena sí es saludable”.

Lea también: Ocho beneficios que no conocías de la leche de búfala

Hay también quienes evitan consumir huevo por la creencia de que el colesterol que contiene causa infartos. Sin embargo, los lineamientos estadonidenses de 2015 exoneraron al huevo de ese riesgo, pues no se ha encontrado ninguna conexión entre el colesterol dietético y las cardiopatías. En cambio, el que creíamos un alimento saludable, como es el jugo de naranja, no es tan sano como lo venden. Un vaso de 250 ml contiene casi la misma cantidad de azúcar que una misma porción de gaseosa. Es mejor consumir la naranja. Guía para comer mejor.

Pescado

¿Qué debo comer?

Salmón silvestre, ya sea enlatado o fresco o salmón de Alaska con etiqueta que lo certifique. Pescados pequeños, libres de toxinas (entre más pequeño mejor), como sardinas, anchoas, arenque y caballa. Almejas, vieiras, ostiones y mejillones, los cuales están llenos de zinc benéfico. También puede comer camarones.

¿Qué evitar?

Pescados grandes como tiburón, pez espada, róbalo chileno, caballa gigante, marlín, mero, halibut, blanquillo y reloj anaranjado. La mayoría de los pescados de la granja, con contadas excepciones. El atún, el sushi y los camarones que sean importados también deben reducirse en consumo.

Para despejar sus dudas sobre los pescados con mayores y menores niveles de mercurio, descubra una guía completa que dice cuáles puede consumir o no: www.nrdc.org/es/stories/guia-mercurio

Lácteos

La leche descremada es mejor para la salud que la leche entera (Falso). La grasa es una de las partes más saludables. Mientras la leche descremada se ha asociado con mayores índices de obesidad en niños.
Los niños necesitan tomar leche para tener huesos y dientes fuertes y sanos (Falso). Las verduras son mejor fuente de calcio.

La mantequilla causa afectaciones cardíacas (Falso). En el peor de los casos, esta tiene un efecto neutro en la salud cardiovascular. La mantequilla real es más sana que cualquier sustituto, incluyendo la margarina y los aceites vegetales untables.

La mayoría de los adultos padece intolerancia a la lactosa (Verdadero). El 70 % de la población mundial es incapaz de ingerir los lácteos, mientras que en otros casos puede producir cáncer y enfermedades autoinmunes.
El yogur es saludable (Quizás). La mayoría son chatarra. El yogur de vaca, cabra o pastoreo sin endulzar y con cultivos vivos sí lo es.

Aves y huevos

- Es mejor comer pollo que carne roja. Falso. De hecho, la composición grasa de la res de pastoreo es más nutritiva. Los pollos comen cereales y tienen niveles más elevados de grasas omega-6, las cuales ya de por sí son demasiado abundantes en la alimentación convencional moderna.

- Hay que limitar la ingesta de huevo porque su alto contenido de colesterol incrementa el riesgo de infartos. Falso. Comer colesterol no necesariamente incrementa los niveles de colesterol en la sangre, e incontables estudios demuestran que comer huevo no se correlaciona con tener un infarto.

- El mejor tipo de pollo que puede comer es el de corral. Falso. El término “de corral” suele ser engañoso y no significa que las aves pasen mucho tiempo fuera del corral.

- Es mejor comer las claras que el huevo entero. Falso. La yema es la parte más nutritiva del huevo, pues contiene todos los nutrientes necesarios para engendrar una vida nueva. Además, el huevo entero sabe mejor y es más saciante. El colesterol del huevo ya ha sido exonerado y se sabe que no causa infartos.

- No hay que comerse la piel del pollo porque es mala para la salud.
Verdadero. La piel del pollo es poco saludable si se cuece hasta que quede crujiente, pues eso desencadena la producción de sustancias químicas dañinas. Sin embargo, la carne del pollo horneado es segura.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad