Diez consejos para liberar la dependencia emocional

Diez consejos para liberar la dependencia emocional

Mayo 06, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Patricia Rosero, especial para El País (*)
¿Sufre usted de dependencia emocional con su pareja?, le contamos de qué se trata

Dependencia emocional 

Si ha sentido que no puede vivir sin su pareja, si se siente incapaz de abandonar una relación sentimental que le causa sufrimiento debido al maltrato psicológico y físico, usted está en una relación de dependencia emocional.

Esta última es muy frecuente tanto en hombres como en mujeres, a tal punto que al menos en una de las relaciones sentimentales que experimenta una persona llega a vivir esta situación.

¿Y qué origina la dependencia emocional? La ocasiona el sentimiento más noble y puro: el amor. Es la necesidad de sentirse amado y el deseo magnificado de establecer un vínculo afectivo lo que genera este desequilibrio emocional, donde esa necesidad “inofensiva” de amor promueve severas lesiones al bienestar psicológico de la persona, la cual llega a deteriorar tanto su autoestima que esta hace cualquier cosa con tal de no perder a su ser amado.

Una situación de dependencia emocional severa puede llegar al extremo de amenazar la integridad física de un individuo y se han evidenciado múltiples casos donde la persona prefiere acabar con su vida que seguir experimentando el inmenso dolor y angustia que le produce haber perdido a su pareja.

La dependencia emocional se caracteriza por idealizar al ser amado, lo que deriva en comportamientos de sumisión y negación de sí mismo en aras de complacer a la pareja por encima del criterio propio.

Pareciera que la persona dependiente perdiera su identidad y voluntad, evitando hacer cualquier cosa que pudiera “afectar” su relación, incluso hasta el punto de poner en riesgo su integridad en muchos sentidos. El pánico de terminar la relación es una constante que agudiza la sensación de ansiedad y vacío.

1) Reconozca si está en dependencia:

El primer paso para desapegarse es reconocer que se ha comprometido en un vínculo sentimental en el que hay temor de perder al ser amado y dolor por sus comportamientos; sensación de no poder vivir sin este y quererle controlar la vida; sufrimiento constante por maltrato psicológico o físico; rabia y llanto porque su pareja no hace lo que usted quiere; poner sus expectativas de felicidad en la relación; terror de pensar que nadie más se fijará en usted; querer agradar a la pareja por encima del bienestar propio; celos —pueden ser infundados—; incapacidad de abandonar la relación pese a que es dañina, miedo a afrontar la soledad, temor al juzgamiento social por terminar otra relación. Recuerde que cada relación es un aprendizaje
que aportará a su crecimiento personal.

2) Identifique el tipo de dependencia:

Hay varios tipos de dependencia en una relación, que empieza por lo sentimental pero va involucrando otros aspectos como el amor, el dinero, la sexualidad, la belleza física, el compromiso familiar, la visión de futuro y la aprobación social. Si siente que ya no ama a su pareja pero que la necesita para que le supla una carencia, su dependencia ha pasado a otro nivel y allí las decisiones que debe tomar no estarán orientadas por el enamoramiento sino por aspectos prácticos como tomar las riendas de su vida en lo económico, reconocer que podría llegar otro compañero con el que también disfrutará relaciones sexuales placenteras, que le interesa más su propio bienestar que permanecer al lado de una persona que “le conviene” y que su familia adora.

3) Trabaje en su autoestima:

La raíz de la dependencia emocional es una autoestima baja, derivada de no reconocer que usted es su verdadero amor.

También se deriva de traumas vividos en la infancia por rechazo o fuertes críticas que se han recibido de los padres, familiares o figuras de autoridad; por diversos temores acumulados, siendo el miedo a la soledad uno de los principales; por la idea colectiva que se tiene sobre la felicidad, por las falsas creencias sociales de lo que usted considera que necesita, por fracasar repetidamente en lo que emprende. Cuando una persona ha pasado por una situación fuerte que le produjo baja autoestima y se involucra en un romance, es probable que busque en esa relación el amor que no ha disfrutado antes y desfogue todo su ser en conservar el amor que recibe, aunque para hacerlo tenga que sacrificar su propio bienestar, lo cual baja su autoestima. Acepte que esa relación no lo beneficia y que lo mejor para su integridad es alejarse, reconociendo que obtuvo aprendizajes valiosos para no repetir lo sucedido. No se culpe por la ruptura y tenga confianza de que llegarán nuevos comienzos. Vaya al gimnasio para activar la energía física y mental, conozca otras personas, lea sobre cómo incrementar su amor propio y escriba sobre las oportunidades que se crean a partir de una nueva vida estando sola.

4) Aumente su merecimiento: 

Convencer a su mente de que usted merece lo bueno de la vida puede parecer complejo cuando se ha pasado por una situación de dependencia y más aún si ha existido maltrato físico. Empiece por ganar confianza, poniéndose metas fáciles de alcanzar, así irá empoderando su mente, proponiéndose logros cada vez mayores sabiendo que como ya obtuvo uno, merece más. Haciéndose consciente de que puede tomar lo que quiera de la vida, porque lo merece, logrará el desapego, y atraerá la mejor relación sentimental al concientizarse de que tiene el derecho divino a ser feliz. Repítase: “Yo merezco lo bueno de la vida”.

5) Integre el aprendizaje:

Muchos se preguntan por qué repiten las mismas experiencias tormentosas de dependencia emocional en sus relaciones sentimentales. Y es porque cuando llega una pareja, como un maestro del dolor, a mostrarle algo que debe sanar en la parte emocional provocándole sufrimiento, es tan insoportable la aflicción, que abandona esa relación y se involucra en otra con características similares, repitiendo el patrón. El maltrato que le muestran es el que usted se impone al no creer en su grandeza, al no confiar en sus capacidades, al poner lo que dice el otro por encima suyo debido a la falta de fe en usted mismo. Cuando usted sale de una relación de dependencia emocional, hace su proceso de duelo comprendiendo para qué le sucedió lo que sufrió y sin culparse o culpar a otros, logra entender el propósito de que esa persona apareciera en su vida y decide sanar. Así, la próxima pareja que llegue vibrará en una frecuencia acorde con su nueva vibración y el maltrato del que fue víctima ya no estará y aparecerán nuevos aprendizajes.

6) Decidir y determinarse:

Decidir salir de la dependencia emocional le va a causar dolor, pero es un dolor sanador que no puede evitar. Va a llorar, va a sentirse triste y la soledad será evidente: sentirá deseos enormes y casi incontrolables de llamar a su ex pareja para suplicarle que regrese a su lado, porque el desespero que experimentará será tal que no cree posible aguantar tanto dolor por la pérdida, sin embargo, aquello es parte de su proceso de sanación que, una vez superado, agradecerá infinitamente, porque no creía que era posible liberarse. Cuando usted se determina a salir de la dependencia emocional, es que comprende que ya no quiere seguir así porque merece ser feliz. Se despejará con pensamientos como que “esa persona lo es todo para mí” y piensa más en su propio bienestar, en que merece recibir lo mejor del universo. Su decisión férrea será su guía en esta etapa, cada que venga a su mente la idea de volver atrás, haga memoria de qué le hizo salir de esa relación, recuerde momentos de gran sufrimiento y pregúntese: ¿Para qué quiero regresar a lo mismo? ¿Qué futuro me es posible con esta persona? Abandone la idea de que su pareja va a cambiar, no cree falsas esperanzas.

7) Afronte la soledad:

Sentirse agobiado por la idea de ser abandonado por su pareja, sólo agudiza la dependencia porque se terminan cediendo las convicciones propias a tal punto de permitir la manipulación con tal de no sufrir abandono. Una persona padece dependencia emocional hasta que la necesita, es decir, esa experiencia es la que requiere para su despertar de conciencia y darse cuenta de que es capaz de vivir feliz amándose ella misma y amando una pareja en libertad. Haga una lista de debilidades
o desventajas que presenta al estar en la relación sentimental que tiene, y escriba las oportunidades que se abrirían para su vida si estuviera solo. Planee actividades con su persona favorita: usted mismo.

8) Darle sentido a su vida:

¿Por qué le entrega a otro el poder de controlar sus emociones? Cuando no es usted quien decide sobre su vida, llega una frustración segura. Diversos hombres y mujeres tienen un patrón de pensamiento distorsionado respecto a lo que le da sentido a su vida y es la idea de que sin su pareja no pueden existir, y aunque se quejan de lo “mala” que es, prefieren padecer el dolor de tener esa pareja que el nuevo dolor de perderla. Si solo concibe la vida a la sombra de alguien más,  esa será la realidad que padecerá, o si por el contrario el sentido de su vida sirve a un propósito más alto de bienestar con usted mismo y con los demás, será libre como merece serlo. Elabore un listado respondiendo: ¿Cómo lo hace sentir su pareja y qué le aporta? ¿Si dentro de 5 años su pareja se siguiera comportando igual con usted, seguiría con ella? ¿Qué le da significado a su vida hoy? ¿Cómo ve su vida futura? Si el sentido de su vida radica en el exterior, poniendo su felicidad por fuera de usted, es difícil que pueda lograr una nueva conciencia para tomar decisiones que le ayuden a tener relaciones sentimentales sanas.

9) Practique la meditación:

Recobrar la paz interior y la tranquilidad es lo que más necesita una persona que atraviesa por dependencia emocional dada la alta toxicidad y perturbación que le ha generado a la mente y al cuerpo con ansiedad, preocupación y pensamientos negativos. Para empezar a salir de ese estrés, puede practicar la meditación, que le permite encontrarse con su yo profundo a través de la quietud, el silencio y la respiración. Esto le ayudará a elevar su nivel de conciencia y comprender los fundamentos de su vida, a reconocerse como un ser valioso, lleno de virtudes y talentos que merece vivir en armonía lejos del tormento que le pueda producir la dependencia emocional. Le aportará paz interior, tranquilidad, equilibrio y armonía.

10) Pida ayuda profesional:

Cuando sienta que agotó todas las opciones para salir por sus propios medios de la dependencia emocional, posiblemente sea el momento de solicitar ayuda de un terapeuta que apoye su proceso de sanación. Este le ayudará a resolver el atasco en el que se encuentra, considerando puntos de vista que no había tenido en cuenta y aportándole opciones desde su experiencia médica.

(*) PATRICIA ROSERO
Profesión:terapeuta de sanación emocional. Comunicadora social con certificación internacional en Coaching Ontológico. Certificación internacional en Programación Neurolingüística. Master en Programación Neurolingüística - PNL The Society of NLP.
El 14 de mayo se realizará en Cali el taller ‘Libérate de la dependencia emocional’, de 7:00 p.m. a 9:30 p.m.
Tel: 317 3720765.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad