Amor en pareja: consejos para que su experiencia en la cama no sea dolorosa

Amor en pareja: consejos para que su experiencia en la cama no sea dolorosa

Septiembre 01, 2019 - 11:05 a.m. Por:
Nathaly Santacruz Maldonado / especial para El País
Sexo y amor, la química del cerebro 02

Expertos en psicología, sexólogos y especialistas en terapias de pareja, debaten sobre las teorías que antes parecían ser muy radicales y que han ido cambiando poco a poco.

Foto: Archivo de El País

Las relaciones sexuales nos permiten conectarnos y compartir íntimamente con la pareja, sin embargo hay personas que pueden manifestar insatisfacción sexual por un dolor bien definido y localizado o por molestias debidas a la dispareunia, un término médico asociado al dolor durante la relación sexual, lo que puede interrumpir el funcionamiento normal de la relación y generar problemas intrapersonales y de pareja.

La dispareunia hace referencia al dolor que puede sentir la persona antes, durante y después de la relación sexual, generando que la situación se vuelva un poco menos placentera e incómoda. La médica sexóloga Catalina Devia asegura que la dispareunia es una causa de consulta muy común, aunque poco conocida y conversada en la sociedad.

Esta molestia se puede presentar tanto en hombres como en mujeres pero está más asociada a ellas. Un reciente estudio médico de Valerio Villarreal y Anibal Julián dio como resultado que la dispareunia afecta a un 15% de mujeres con vida sexual activa mientras que sólo el 5% de los hombres la padecen.

El médico ginecólogo Rubén Bastidas explica, “en las mujeres las molestias pueden afectar la parte interna de la vagina, la zona pélvica o el abdomen y en los hombres puede producirse en el momento de la eyaculación y afectar la parte externa del aparto genital”.

Según el índice de función sexual femenina (IFSF) el dolor es una de las razones médicas de la salud sexual femenina más repetitivas en consulta. Entre las causas más comunes de este padecimiento se encuentra la poca preparación antes de la relación sexual, explicado por la sexóloga Catalina Devia como “una relación poco consentida o donde la persona tiene poco deseo hacia ese acto sexual”.

Lea también: El amor también es cuestión olor: las claves para que no lo arruine

La experta recomienda que se debe encontrar la raíz de la causa y acudir al experto antes de agravar el problema con dolores graves, sangrado, ardor y otro tipo de irritaciones.

Cuando se padecen dolores a causa de dispareunia la pareja debe ser una aliada en el proceso de aceptación y de tratamiento. Catalina Devia recomienda “comentar todo con la pareja para evitar acusaciones de culpa por falta de deseo, inseguridad e incluso infidelidad”.

Incluir a la pareja en el tratamiento resulta interesante para crear juntos estrategias de mejora en la relación sexual y en su disfrute, teniendo en cuenta que diariamente en el tratamiento se pueden buscar alternativas distintas a la penetración profunda para no generar más dolor e ideas de frustración ante la relación sexual.

“Entre otras estrategias satisfactorias está incluir algunos juguetes y prácticas sexuales como los juegos de preámbulo que pueden generar más lubricaciones y en el hombre soporte a erecciones más fuertes”, explica la doctora Devia.

Ella agrega que siempre se deben buscar espacios en los que la relación sexual no solo se base en la penetración sino en caricias de estimulación que ayuden a generar deseos de excitación.

Todo esto permite que la mujer y el hombre se preparen bien para la relación sexual y eviten volverse rutinarios variando con juegos, posiciones e incluso mensajes y llamadas sexuales.

Los pasos a seguir más recomendados en el tratamiento de la dispareunia para evitar dolor en la relación sexual son:

Juegos previos

Los juegos previos a la relación sexual son claves para generar más deseo, excitación y lubricación. Todos estos serán buenos aliados para no sentir dolor. Jugar con la pareja antes de la intimidad
permitirá un mayor disfrute de la relación.

Utilizar lubricantes

Los lubricantes deben ser parte de la relación sexual si se quiere evitar sentir ardor, dolor y ocasionar heridas o sangrados. La doctora Catalina Devia sugiere también el uso de juegos y objetos sexuales para estimular la lubricación.

Nuevas posiciones

Las relaciones no rutinarias se vuelven importantes para evitar el dolor. Algunas posiciones sexuales son más favorables a la hora de controlar la penetración. Encontrar estas puede ser ideal para las personas que sufren dispareunia.

Evitar la penetración

Si el dolor es muy intenso y repetitivo se debe evitar la penetración profunda. La sexóloga Devia explica que “la relación sexual no sólo debe basarse en la penetración si no en caricias de estimulación que ayuden a generar deseos de excitación”.

Las Causas

La dispareunia está asociada a causas físicas y psicológicas.

Según el ginecólogo Rubén Bastidas, las causas físicas más regulares de la dispareunia son las malformaciones, infecciones, alergias al látex, endometrosis, cicatrices dolorosas o desgarramientos.

Entre las causas psicológicas de este padecimiento se encuentran experiencias negativas vividas en la infancia o a lo largo de la vida sexual, primera relación sexual muy dolorosa, baja autoestima de la persona, temor a ser lastimado física o emocionalmente por la otra persona y falta de autoconocimiento.

Otras causas regulares del dolor durante la relación sexual son la toma de ciertos antialérgicos o anticonceptivos que pueden disminuir el deseo sexual. La doctora Catalina Devia explica también que “la hipertensión y los problemas cardiovasculares pueden hacer que la mujer aumente su resequedad vaginal, igual que la diabetes”, agregando que algunas mujeres que están cruzando por la menopausia también pueden sufrir de dispareunia.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad