¿Viggo Mortensen le ganará a Rami Malek en los Óscar?, perfil del actor de 'Green Book'

¿Viggo Mortensen le ganará a Rami Malek en los Óscar?, perfil del actor de 'Green Book'

Febrero 24, 2019 - 07:45 a.m. Por:
Redacción de El País. Entrevista por cortesía de Diamond films
Viggo Mortensen, actor nominado al premio Óscar

Viggo Mortensen podría ser la piedra en el zapato del súper opcionado Rami Malek, hoy en la entrega del premio a Mejor Actor en los Óscar.

Foto: Agencia EFE

Viggo Mortensen podría ser la piedra en el zapato del súper opcionado Rami Malek, hoy en la entrega del premio a Mejor Actor en los Óscar. Su perfil.

Trotamundos

Trotamundos es quizá el sustantivo que mejor define a Viggo Mortensen. Pues aunque nació en Estados Unidos el 20 de octubre de 1958, se crió entre este país, Venezuela y Argentina; y hoy en día pasa largos periodos viviendo en Barcelona.

Ha realizado de manera brillante papeles de mafioso o matón en ‘Promesas del Este’ o de vendedor ambulante en ‘La tentación’. De papá en ‘El Capitán Fantástico’ y también encarnó al creador del ps icoanálisis Sigmund Freud, o el más recordado de todos: el personaje ficticio Aragorn, en la trilogía de ‘El Señor de los Anillos’.

Fue precisamente esa aparición la que le otorgó su consagración en el cine. Después de ella Viggo consiguió el primer papel como actor protagonista en la película ‘Hidalgo: océanos de fuego’, basada en la historia real del jinete Frank T. Hopkins. Allí se encariñó con su corcel de tal manera que compró el caballo que montó durante el rodaje del filme.
Y es que en cada papel involucra su alma, se caracteriza y se convierte en el personaje. Es por eso que para el director de ‘Green Book’, Peter Farrelly —en la que Viggo interpreta a un ítalo-americano— tenerlo entre su nómina de actores fue el factor determinante en el éxito de la película.

“Amo a Viggo, creo que es el mejor. Lo llamaría incluso si hiciera ‘Mary, la Reina de Escocia’. Él puede hacer todo. Supe que al tenerlo a él podríamos tener a cualquiera, porque todos los actores quieren trabajar con él”, aseguró en entrevista para El País.

Vea también: 'Guerra Fría', la película polaca que podría hacerle buena competencia a 'Roma' en los Óscar

Mortensen será el encargado de escribir, producir, protagonizar y por primera
vez dirigir ‘Falling’, un drama familiar sobre un hijo que busca conectar con su anciano padre.

Y confesó: “Cuando lo llamé le dije: ‘¿Qué tal este rol?’. Y él, de forma increíble, me dijo ‘no sé si pueda hacerlo’. Yo solo respondí: ‘¿De qué hablas? Hiciste ‘Eastern Promises’ (Promesas del Este). Si puedes hacer eso, esto es una vuelta al parque’. Finalmente lo convencí”.

“Me encanta Viggo. Me gustó mucho lo que hizo en ‘Green Book’, me encanta la química que hay entre ambos actores.
Ellos elevan la película y las situaciones. Mortensen es un monstruo, un grande, fantástico actor. Y un transformista”,
Rafa Sarmiento,
experto en cine y presentador oficial de los Óscar para TNT América Latina.

Para este, su más reciente personaje, Viggo subió 20 kilos y alcanzó a comer 17 perros calientes en un mismo día, todo con el fin de darle vida a un gorila ítalo-estadounidense que trabajaba como guarda de seguridad en el club Copacabana de Nueva York y que pasa a ser conductor de un pianista de música clásica afroestadounidense llamado Don Shirley (Mahershala Ali) y con el cual emprende un viaje al sur profundo en la década del 60.

Mortensen, en una entrevista dada a Efe, recordó de manera anecdótica que en el primer día de rodaje de ‘Green Book’, el realizador reunió a todo el equipo, incluidos cocineros y choferes, y les animó a contribuir con sus ideas para mejorar la historia. “Normalmente los directores no son así. Una sugerencia puede parecer una crítica o queja. Son muy inseguros y lo entiendo. Hay mucha presión alrededor”, apuntó el artista, que próximamente se pondrá detrás de las cámaras por primera vez en su carrera con la cinta ‘Falling’.

Aquí, en entrevista de Diamond Films para El País, el actor tres veces nominado al Óscar, cuatro a los Premios Globo de Oro —también poeta, músico, fotógrafo y pintor—, habla sobre su papel en su más reciente producción, en la cual da vida a Tony Lip.

¿Qué significó para usted representar a un neoyorquino tradicional?
Es un honor, yo nací en Nueva York, cuando era bebé viví en East 28 St, pero nunca en mi carrera en, 36 o 37 años aproximadamente, había interpretado a alguien de Nueva York. Suena increíble pero es cierto. Es la primera vez que interpreto a alguien como mi familia.

Háblenos del principal reto con su personaje...

Hago de un ítalo-americano así que estaba un tanto nervioso cuando comenzamos. No estaba tan seguro de si podría hacerlo. Estoy muy feliz ahora. Estoy agradecido con el hecho de que la familia Vallelonga y sus amigos, algunos que me parecen aterradores, estaban muy felices, varios hasta me abrazaban.

Precisamente, ¿qué le decían ellos?

Que sonaba como él. Que se sentía el personaje como era él. Y eso es algo bueno porque si no estuvieran felices estarían destruyendo el lugar. Así que estoy aliviado y feliz. Además me siento muy orgulloso del trabajo que hicimos con esta película.

Luego de ver cómo quedó el filme, ¿qué pensó?

Es una hermosa película y considero que permite que puedas sentir la agradable conexión que tuvimos al hacerla. Y es que todo el que la vea puede sentir eso a través de la pantalla.

La amistad que se desarrolla entre los dos personajes es fuerte, tanto que uno considera que son así de amigos en la vida real. ¿Se generó un vínculo grande entre usted y Mahershala Ali en la película?

En definitiva sí. Pero también considero que pude sentir esa dinámica, no solo entre el personaje de Mahershala y el mío, sino entre todo el elenco.

¿Qué reflexión hace la película ‘Green Book’?

Todo sobre este filme inspira esperanza, inspira además pensamientos serios. Hay también mucho humor, al igual que humildad.

¿Cuál considera que es el fuerte de la historia que se ve en ‘Green Book’?

En cuanto al humor, la medicina siempre va a mejorar con un poco de azúcar, como dicen. Algo bueno de la película es que no te dice qué pensar, no lo digo en ningún mal sentido, es que simplemente no apunta a solo un grupo de la sociedad, no apunta a nadie.

Te invita, por el contrario, a sentir y pensar, te invita a tener esperanza pero no te dice qué sentir. No te dice sobre hacer algo, solo te cuenta una gran historia, la cual es real.

Esta es una película que se desarrolla durante un difícil periodo de la historia del país, y lo que sí hace es trazar un paralelo al presente y la falta de discusión y de comunicación que existe en el país. Incluso se puede generar la discusión, pero la película no insiste sobre ello. Ese es uno de sus fuertes. Este es un filme que nunca va a pasar de moda, eso es seguro.

Una de las grandes películas que protagonizó y que no ha tenido demasiada atención de la prensa
es ‘La carretera’, basada en la novela de Cormac McCarthy.

2. Se habla español

Cuando tenía dos años, en 1960, su padre decidió probar fortuna en América del Sur y desde Nueva York decidió llevarse a la familia entera a Argentina.

Viggo Mortensen habla perfecto español con acento argentino-porteño y se hizo hincha del Club Atlético San Lorenzo de Almagro. Hasta sus 12 años, el niño Viggo vivió entre Venezuela y Argentina, pasando sus vacaciones en Dinamarca, de donde es su padre, y Estados Unidos, de donde es su madre.

Luego regresó a Manhattan, vivió también en Dinamarca y antes de cumplir sus 20 años decidió estudiar Política y Español, para graduarse en 1980 en la Universidad de Saint Lawrence, Nueva York.

Dos años después decidió estudiar interpretación en el Warren Robertson's Theatre Workshop de Manhattan, y una vez gradudado decidió probar suerte en Los Ángeles, California, al otro lado del país, donde se le concedió su primer papel teatral en la obra Bent, una pieza basada en los testimonios de varios hombres sobrevivientes a los campos de concentración Nazi, con la que recibió el Dramalogue Critic’s Award.

Desde entonces, Mortensen se convirtió en un habitual en grandes producciones junto a grandes actores. Apareció en ‘Carlitos Way’ de Brian de Palma junto a Al Pacino, y en ‘Un crimen perfecto’ junto a Michael Douglas, pero siempre como una especie de talentoso compañero de escenario.

Tuvo que llegar el año de 1997 y el casting para la gran súper producción ‘El señor de los Anillos’, para que Viggo Mortensen se ubicara en la vitrina mundial de los actores apetecidos por los grandes directores. Antes de esa película el actor ya había participado en una treintena de filmes, pero fue después de esa producción que su nombre se convirtió en una marca.

Viggo Mortensen

Viggo dirige una pequeña editorial llamada Perceval Press en Santa Mónica, California, fundada con parte del dinero que obtuvo en ‘El Señor de los Anillos’.

Especial para El País

Luego llegaron sus grandes papeles protagónicos con el director canadiense David Cronenberg que lo situaron, para siempre, en el Olimpo de los más importantes actores de Hollywood.

Pero lo cierto es que lo de la actuación es apenas una de sus caras. Mortensen es además poeta, fotógrafo, músico y pintor.

Y no lo es por el capricho alcanzable de un actor reconocido que decide malgastar su fortuna en su vanidad, sino por verdadero talento. Mortensen compuso la música de la Coronación de Aragorn en ‘El retorno del rey’, la tercera entrega de ‘El señor de los anillos’.

Sus poemas son publicados en la editorial Perceval Press, de la cual es dueño, y sus cuadros, obras de arte abstracto, han sido expuestos en varias galerías de arte alrededor de todo el mundo. Incluso, en la película ‘Un crimen perfecto’, protagonizada por Michael Douglas, aparecen algunos de sus cuadros en el estudio de David Shaw, el artista al que da vida.

En su vida sentimental el actor es más bien un tipo reservado. Nada de escándalos a lo ‘Brangelina’ ni de portadas a lo Georgey Clooney. Se sabe que tiene un único hijo, Henry, fruto del matrimonio que tuvo con la cantante del grupo de Punk ‘X’, Christene ‘Exene’ Cervenka. Con ella se conoció en 1986, en el set de rodaje de la comedia ‘Salvation’, donde Mortensen hacía de marido de la cantante. En 1988 nació Henry y pocos años después llegó la separación.

Actualmente, lejos del ruidoso glamour de Hollywood - razón por la cual varias revistas lo llaman ‘La antiestrella de Los Ángeles’ - Mortensen, que en octubre pasado cumplió 60 años, vive en Madrid, junto a su pareja, la también actriz Adriana Gil.

3. ¿Será la vencida?

La premisa de la película es relativamente simple. O al menos es bastante conocida: la inverosímil amistad entre dos individuos que representan dos extremos opuestos de pensamiento y comportamiento y que, en una especie de viaje de descubrimiento personal, comprenden todo aquello que tienen en común y experimentan el efecto liberador que obra en ellos ese descubrimiento.

Película 'Green Book', nominada a cinco premios Óscar de la Academia

Viggo Mortensen y Mahershala Ali, los protagonistas de ‘Green Book’, película dirigida por Peter Farrely que está nominada al Óscar y que se llevó el Globo de Oro como Mejor Musical.

Foto: Especial para El País

Es -con las reservas obvias- la eficiente premisa en la que se fundan clásicos como el Quijote o Huckleberry Finn, y que aparece de un modo ya desgastado en películas como ‘Amigos Intocables’, ese “fenómeno cultural” que fue el filme más visto en Francia en 2011.

Para el caso de ‘Green Book’, esa misma y antigua premisa se desarrolla de un modo hilarante y salvajemente renovador, con la dupla Mahershala Ali y Viggo Mortensen llevando a un nivel inédito ese viaje de descubrimiento que desde los tiempos de Sancho Panza y don Alonso Quijano la literatura, y siglos después el cine, han venido atestiguando.
Lo que resulta de entrada provocador del filme es la relación de autoridad que se establece entre los dos protagonistas. Viggo Mortensen hace de Frank ‘Tony Lip’ Vallelonga, un rudo ítalo-americano acostumbrado a la violencia, que trabaja para Don Shirley (interpretado por Mahershala Ali), un respetado músico afroamericano de la década del 60.

"Esta es una película que sostiene que el racismo está motivado por nuestra ignorancia sobre aquellos que no son como nosotros",
Viggo Mortensen,
actor.

El trasfondo es justamente ese: en aquella década convulsa en la que los Estados Unidos hierven merced a las protestas contra la Guerra de Vietnam y los movimientos por los Derechos Civiles por parte de los afroamericanos, el director de la película, Peter Farrelly, decide contar una historia en la que el jefe no es el blanco y en la que el negro está por encima de cualquier cliché: se trata de un intelectual, amante de las bellas artes, políglota y casi aristocrático.

Don Shirley contrata a ‘Tony Lip’ como su conductor privado y guardaespaldas para que lo acompañe en una peligrosa gira musical en el racista sur de los Estados Unidos, para terminar ambos adentrándose en las conmociones de una región donde la segregación es una institución.
Es sobre esas la amistad de un blanco y un negro, y un viaje a las profundidades del racismo estadounidense, que Mortensen realiza su espléndido trabajo actoral que le ha valido la nominación al Óscar. Una interpretación y una nominación que puede sorprender a muchos, pero que es para quienes han seguido su carrera otra de las manifestaciones de su indiscutible talento.

Mahershala Ali interpreta a Don Shirley, un pianista de la vida real a quien en los 60 se abucheó por dedicarse a interpretar repertorio clásico, pues se pensaba que los negros solo debían dedicarse a la música popular.

Es probable que la trayectoria de Mortensen haya alcanzado su mayor altura mediática con su papel de ‘Aragorn’ en ‘El Señor de los Anillos’. Un personaje inolvidable, tal vez el más inspirador de los numerosos personajes que desfilan por la cinta, pero no necesariamente el papel en el que Mortensen destaca en mayor medida sus virtudes actorales. Fue sin duda en ‘Promesas del Este’, del ‘enfant terrible’ del cine canadiense David Cronenberg, que Mortensen demostró que sus habilidades superaban con mucho las de un mero actor de filmes de acción y que podía llegar hasta las ásperas profundidades del drama. En esa película Mortensen interpreta al leal conductor de un mafioso ruso a quien el amor le hace renunciar a sus lealtades, un papel que le valió su primera nominación al Óscar, que hasta ahora no ha ganado.

Desde allí se consolidó la relación entre Mortensen y Cronenberg, de la que luego saldría el drama histórico y psicológico ‘Un método peligroso’ (2011), por el que el actor recibió su segunda nominación, esta vez como mejor actor de reparto.

En 2016 Mortensen recibió una nueva nominación, esta vez por cuenta de ‘Capitán Fantástico’, un drama en el que interpreta a un padre de familia que, tras el suicidio de su esposa, intenta mantener a sus hijos fieles a los principios bajo los cuales han crecido.

Por este filme el actor fue nominado no solo al Óscar, sino también a los premios de la Crítica Cinematográfica de Estados Unidos, al Globo de Oro y a los galardones del Sindicato de Actores, y se llevó el Satellite, premio que entrega la Academia Internacional de Prensa. Es probable que, dado el atractivo mediático que ha tenido ‘Bohemina Rhapsody’ y la actuación de Rami Malek, esta sea no más que la tercera nominación que Mortensen sume a su carrera. No importa. Es claro que su capacidad para la reinvención artística parece no tener límites.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad