“Quiero mostrarles a todas las personas que el estilo no tiene talla": Marcela McCausland

"Quiero mostrarles a todas las personas que el estilo no tiene talla": Marcela McCausland

Septiembre 02, 2018 - 11:35 p.m. Por:
Isabel Peláez, reportera del El País
Marcela McCausland

Marcela McCausland en su cuenta de Instagram tiene fotografías con diferentes vestidos. Actualmente tiene 17.000 seguidores.

Especial para El País

Marcela McCausland es una mujer de facciones finas, cabellera ondulada y abundante y un cuerpo que mueve con la misma gracia y desenvoltura con la que esta barranquillera sonríe. Más conocida como Macla.co ella es un referente de moda para las mujeres talla XXL  gracias a su blog.

Esta publicista, fotógrafa y ahora figura de las redes sociales, incursionó el pasado 10 de septiembre con su sección El Desayuno, del canal RCN. Allí se atreve a hacer cosas que “dicen que las gorditas no hacemos”. Cuando se murió su papá, el cronista Ernesto McCausland, Marcela se deprimió al punto de llegar a pesar 120 kilos.

En medio de esto abrió su propio blog, Macla.co, en el que les da consejos de moda, maquillaje y estilo de vida a mujeres voluptuosas.

“Quiero mostrarles a todas las personas que el estilo no tiene talla, que es una cuestión de pasión y actitud. He tenido problemas con mi peso a lo largo de mi vida. Siempre he querido ser flaca por las razones equivocadas. Estoy escribiendo este blog porque me di cuenta de que me gusta ser una mujer gordita. Esto me hace especial, me siento hermosa y me quiero más que nunca”.

Cuenta que solo cuando cumplió 15 años estuvo delgada. Llegó a pesar 58 kilos. Pero luego volvió a subir de peso. Sin embargo, es una mujer  empoderada que quiere empoderar a otras. Ese espíritu guerrero lo heredó de su padre, Ernesto McCausland. “Él era como mi oráculo. Siempre le preguntaba todo y él sabía qué decirme en el momento justo. Extraño poder hablarle y pedirle consejos. Sé que estará muy feliz de mi nuevo paso”, dice.

Lea también: La polémica portada de Cosmopolitan UK por una modelo de tallas grandes

¿Qué cree que estará pensando su papá Ernesto McCausland, donde quiera que esté, de esta nueva experiencia que va a vivir?

Me vas a hacer llorar. Me encantaría sobre todo haber podido compartir con él esta experiencia porque lo admiraba muchísimo y me hubiera encantado que él hiciera parte de esto, pero sé que de corazón él está aquí.

¿Había soñado con incursionar en la televisión?

Sinceramente desde niña no. Pero una vez que me entrevistaron dije: ‘Óyeme, esto es bacanísimo’. Desde entonces dije que me encantaría estar en televisión.

¿Qué significa para usted romper estereotipos, en televisión, como lo ha hecho en las redes sociales?

Siento que desde hace cuatro años cuando empecé el blog, siempre he querido demostrarle a las mujeres que podemos romper con todos los estereotipos que queramos siendo nosotras mismas. Y ahora esta es la plataforma ideal para hacer eso.

¿Qué es lo más difícil de romper con esos estereotipos?

Bueno, digamos que todavía hay algunas mentes cerradas, pero me parece rico que haya algo por cambiar. Todavía no está perfecto.

¿De qué habla en El Desayuno?

Vamos a hablar sobre todo de moda, de tendencias, cómo usar ropa para cierto tipo de cuerpo, para los eventos, a algunas televidentes les ayudamos a lograr ese look con la ropa que tienen, les enseñamos que no requieren gastarse millones sino que con lo que tienen pueden aprender a vestirse. Y vamos a tener algo muy chévere, todavía no le tenemos el nombre exacto, pero se va a tratar de romper estereotipos con actividades que se supone que las gordas no podemos hacer, porque somos flojas, y vamos a demostrar que sí. Vamos a correr una maratón, a hacer ballet y yoga.

¿Cuál ha sido la barrera más grande que ha tenido que derribar?

Yo creo que nosotros mismos podemos ser o nuestro gran poder o nuestra gran barrera. Y en realidad, durante mis años de inseguridad esa fue mi gran barrera, mis propios miedos. Y siento que ahora mismo el miedo no es mi enemigo sino que digo: “Ah, sí, pero vamos que podemos”.
¿Qué hace cuando regresan esas frustraciones o miedos a su vida?
La clave es atreverse. Así esté muriéndome del miedo, lo importante es recargarse de buena energía, ayudarte de Dios o del universo, de lo que tú creas.

¿Aparte de la moda, qué otra pasión tiene?

De pronto la gente no sabe que soy fotógrafa. Desde niña ese era uno de los hobbies que compartía con mi papá. Recuerdo que otro de mis hobbies era hacer que las Barbies desfilaran, les ponía ropa y les tomaba fotos. Desde el blog uní estas pasiones, porque algunas de las fotografías son mías, también me gusta tomar fotos en conciertos.

En medio de tantas plataformas visuales en las que abundan los cuerpos perfectos, ¿en qué le diría a las mujeres que se enfoquen para tener una buena autoestima?

Me parece muy importante, que igual si existen los cuerpos perfectos en Instagram y en la vida real, ellas son divinas, pero cada mujer es divina, todas mis compañeras lo son, cada una a su manera. No hay un solo tipo de belleza, todas debemos aprender a encontrar la de cada una.

Estuvo a dieta, pasó por muchos momentos difíciles. ¿En qué momento dijo no más, o sigue luchando por adelgazar?

Sí sigue siendo una lucha, porque yo soy consciente de que la salud no se puede descuidar. Soy juiciosa con el ejercicio. Mi tema con la comida es algo muy personal, muy delicado, que no he podido solucionar. Pero mi mensaje es que no tienes que esperar a ser flaca para ponerte un vestido de baño, no tienes que esperar a ser rico para montar la empresa que quieres, no hay que esperar a ser viejo para dedicarte a lo que de verdad te gusta, y trabajar aburrido en una empresa. No posponer tus planes. Ahora mismo, si estoy gorda, mientras soluciono mis problemas personales y puedo comer mejor, puedo ponerme otras metas.

¿Qué impulso les daría usted a las personas obesas o que se sienten diferentes?

Que se atrevan, que no lo piensen más y se lancen a hacer algo que siempre han querido hacer y lo hagan hoy. Van a ver que lo más feo que les pudo pasar fue cruzar la puerta de su miedo.

¿Cómo pueden las mujeres rescatar su belleza por medio de accesorios?

Yo tengo dos personalidades. La primera es que desde chiquita escondía los zapatos en el mueble a la salida de la casa porque me encanta estar descalza. La segunda es que siempre estoy despeinada. Entonces entiendo que a algunas mujeres no les gusta ‘arreglarse mucho’, pero si pueden colocarse pulseras, un blazer bonito o unos zapatos. Es importante que le saquen provecho a su estilo desde su personalidad.

Consejos de moda

Marcela McCausland dio cuatro recomendaciones de moda para que los lectores de El País las coloquen en práctica.

Tres prendas que no deben faltar en el armario:

“Un vestido negro de silueta clásica, una camisa blanca y un par de jeans ideal para tu cuerpo”.

Un truco para convertir una misma prenda en varias:
“A mí me encanta jugar con las camisas blancas, porque se pueden llevar sueltas por fuera, se pueden utilizar amarradas en la cintura o desestructurarlas con los hombros descubiertos.

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar ropa?
“Muy importante tener en cuenta la calidad. A veces nos dejamos llevar por las ofertas o las marcas de pronta moda y no tenemos en cuenta que es preferible invertir en una prenda que nos dure varios años y que sea un poco más costosa, que una que se dañe en tres lavadas.

Para una mujer que es voluptuosa y baja de estatura, ¿cómo puede usar los estampados?
“¡Como ella desee! Creo que la moda es para gozar y no para restringirnos tanto con reglas. Sin embargo, si ella desea estilizar su figura, lo que debe tener en cuenta son los colores. Si lleva un pantalón estampado de flores, la blusa y la chaqueta deben tener los mismos tonos del estampado para que se vea más alargada”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad