Bogotá está lista para recibir a Roger Waters

Bogotá está lista para recibir a Roger Waters

Noviembre 19, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Roger Waters Pink Floyd

Roger Waters fue uno de los principales responsables del sonido de Pink Floyd y escribió varias de las canciones más conocidas de ese grupo. Ha mantenido una disputa con David Gilmour, guitarrista, luego de la separación de la banda.

Agencia EFE

Todo está listo en Bogotá para el que desde ya se califica como uno de los conciertos más importantes que se podrán ver en todo el país en años y que tendrá lugar este miércoles 21 de noviembre: la presentación del ex líder de la legendaria agrupación de rock Pink Floyd, Roger Waters, que llega a Colombia con su gira ‘Us+Them’.

El estadio El Campín prepara un montaje gigantesco sin precedentes, catalogado en el mundo como uno de los más ambiciosos y espectaculares de Waters y Pink Floyd, cuyos conciertos han pasado a la historia no solo por su gran nivel musical sino también por la majestuosidad de sus presentaciones.

Una pantalla de 72 metros de largo, show láser y efectos especiales son solo algunos de los agregados que tendrá la música de Waters en El Campín, dentro de un armazón sin precedentes para este show que promete quedar para siempre en la retina de los espectadores.

“78 metros de muro, 28 de alto. Láser, animales volando y por primera vez en el estadio sonido cuadrafónico envolvente. La más grande producción de mi carrera”, dijo al respecto el empresario detrás del evento, Alfredo Villaveces, quien ha estado divulgando en sus redes sociales algunos detalles de los trabajos de montaje del concierto.

El colectivo artístico Movtómico, del programa Crea de Idartes, integrado por 20 niños y jóvenes de estratos 1, 2 y 3, entre los 9 y 23 años, fue el escogido para subirse a la tarima y bailar junto a Roger Waters en su concierto.

Para el concierto de Waters en Bogotá, el músico, compositor y cantante necesitaba un grupo de niños y jóvenes que lo acompañarán en uno de los momentos más bellos de su show, cuando interpreta el clásico de Pink Floyd, Another Brick in The Wall.

Waters, uno de los genios creativos detrás de la mítica banda de rock británica Pink Floyd - uno de los grupos más importantes del género - llega a Bogotá cargado con éxitos de álbumes clásicos como ‘The dark side of the moon’, ‘The wall’, ‘Animals’ o ‘Wish you were here’, además de nuevos temas de su cuarto trabajo como solista, ‘Is this the life we really want?’.

Lea también: 'Lenny Kravitz se presentará en Colombia en marzo del 2019'.

El concierto tendrá una duración de alrededor de 120 minutos que, según las presentaciones que ya se han hecho en países como Chile y Perú en medio de esta gira, prometen ser uno de los mayores espectáculos que ha dado Waters, considerado actualmente como uno de los rockeros más importantes de toda la historia del género.

El espectáculo, como la mayor parte de los álbumes de Pink Floyd, propone una mirada crítica, cruda y subversiva al mundo actual y al estado de la política en muchos de los países occidentales.

“Será una combinación de mi extensa carrera, mis años junto a Pink Floyd, además de algunas composiciones recientes. Probablemente 80% del repertorio será material antiguo y el 20% restante nuevo, sin embargo todo estará enlazado por un tema general. Será algo divertido y sensacional. Te lo prometo”, dijo Roger Waters cuando se anunció su llegada a Colombia.

El concierto se realizará a las 8:00 p.m. de este miércoles, pero el ingreso al estadio será habilitado desde las 5:00 p.m.

Roger Waters Pink Floyd

La boletería del concierto se agotó rápidamente y se tuvieron que habilitar nuevos espacios debido a la demanda por parte del público.

Agencia EFE

El activista

Waters, quien además es reconocido como activista político y medioambiental, visitó este lunes la Amazonía ecuatoriana para conocer de cerca el alcance de la contaminación que tuvo lugar allí hace décadas por la explotación petrolera.

“Viene a hacer una visita de apoyo a los afectados por Texaco”, dijo una fuente de la organización en referencia a la empresa estadounidense a la que los indígenas responsabilizan de esa contaminación.

Waters, de 75 años, llegó a Ecuador en su avión privado haciendo una interrupción en su gira latinoamericana. en la que además de ofrecer conciertos está divulgando su pensamiento, que va desde las críticas hacia el presidente electo de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, hasta la defensa de la “liberación de Palestina”.

El pasado martes el músico defendió el “boicot” a Israel para “detener la ocupación de Palestina y devolver a sus ciudadanos sus derechos” en una conferencia que realizó en Chile antes de ofrecer un concierto en la capital del país austral.

El músico aprovechó su visita al país austral, que acoge a casi medio millón de palestino, la mayor comunidad fuera del territorio árabe, para reivindicar que es miembro del BSD (Boicot, Desinversiones y Sanciones), un movimiento que trata de aumentar la presión económica y política contra Israel para lograr una serie de objetivos.

En la conversación que mantuvo con el periodista chileno Rafael Cavada en el Centro Cultural Matucana 100, Waters explicó que el propósito de este movimiento es acabar con “la ocupación y la colonización de los territorios palestinos”.

Waters explicó que su implicación con la causa Palestina nació en el año 2005 cuando estaba previsto que diera un concierto en Tel Aviv que al final canceló y donde pudo conocer de cerca la realidad del sufrimiento del pueblo palestino.

Y en Perú, durante su concierto, difundió su mensaje sobre la corrupción en ese país y la discriminación racial de los indígenas.

A Ecuador llegó para visitar una zona de la Amazonía que hace más de dos décadas quedó contaminada por la explotación petrolífera, según la población local indígena por la compañía Texaco, que operó el yacimiento entre 1964 y 1990.

Luego adquirida por Chevron, el consorcio estadounidense, con el que los indígenas mantienen un prolongado litigio legal por varios países, niega las acusaciones y responsabiliza de la vasta mancha negra al Gobierno ecuatoriano, al que dejó el yacimiento luego de abandonar el país.

En una demanda en Ecuador, la justicia ecuatoriana ordenó hace años que la estadounidense pagara a los afectados más de 9.000 millones de dólares en compensación por daños y perjuicios. Waters visitó varias de las localidades afectadas.

Pink Floyd ha vendido unos 250 millones de copias en todo el mundo gracias a álbumes emblemáticos como ‘The dark side of the moon’ (1973) o ‘The wall’ (1979).

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad