Escuchar este artículo

El Museo Rayo celebra su aniversario 40 y la fundación de Roldanillo en enero, prográmese

Enero 08, 2021 - 11:43 p. m. Por:
Redacción de El País
María Thereza Negreiros, pintora brasileña 01

"Hay una actitud hondamente espiritual en las pinturas de Negreiros, en que sentimos la reverencia de la artista por su tierra que es como una diosa múltiple, amazonas que luchan por sobrevivir y por rescatarnos a nosotros de nuestra locura destructiva”, dice Águeda Pizarro.

Foto: Archivo de El País

El 20 de enero se celebra su tradicional trilogía de aniversarios, los 93 años de Ómar Rayo, los 40 del Museo Rayo y los 445 años de fundación de Roldanillo. Para ello se ha programado del 18 al 24 de enero una semana cultural con cuatro exposiciones y una obra huésped, conversatorios, misas conciertos y una serenata al municipio. 

Las actividades se realizarán tanto de manera presencial como virtual, cumpliendo con los protocolos de bioseguridad y con público restringido.

El Museo Rayo inaugurará el 23 de enero, a las 5:00 p.m. las exposiciones: Omar Rayo, homenaje, pinturas; De Rayo a Rayo, intaglios; Ricardo Cárdenas, estructuras-escultura contemporánea y María Thereza Negreiros, Amazónica, pinturas; y la obra huésped será la de José Gamarra.

“Debido a la pandemia, el Rayo estuvo cuatro meses cerrado y produjo en video exposiciones virtuales sobre diferentes artistas de nuestra colección sobre papel, escogidas y explicadas por Miguel González, nuestro curador. A pesar del éxito de estas, nos alegramos mucho de poder tener en nuestras salas obras en persona, en vivo y en directo para la contemplación de los visitantes quienes ya nos pueden visitar”, asegura Águeda Pizarro, directora del Museo.

“La curaduría y museografía de Miguel González conecta temáticamente la obra de los tres artistas invitados. La conexión es algo que nos preocupa en estos días cuando nos preguntamos si el apocalipsis se acerca. Podría ser otro tipo de pandemia igual de amenazante que el Covid—19, el desastre ecológico, la pérdida del verde vegetal que nos permite respirar”, dice.

Precisamente, enfatiza ella, “en sus estructuras el artista de Medellín Ricardo Cárdenas se refiere a nuestros ecosistemas agonizantes. Hechas en acero inoxidable, parecen ramas secas, nidos abandonados de especies muertas, trozos de manglar o tumbleweeds, bolas rodantes de raíces y ramas secas de los desiertos de Arizona y Texas que se desplazan al azar del viento”. Mientras que Negreiros presenta pinturas, referentes a la deforestación del Amazonas a la orilla del que ella nació.

“Son abstracciones en verdes rojos amarillos y azules encendidos que reflejan el movimiento del agua, espejos de las quemas, incendios, correntazas, y del follaje profundamente adolorido en las orillas del gran río asediado y amenazado”, explica la directora del Rayo.

En la obra huésped, un dibujo en tinta china del año 1886 de José Gamarra, uruguayo, “la selva frondosa, poderosa, parece dominar todo. Pero el diminuto indígena escondido reconoce en la figura, igualmente pequeña, encerrada en su armadura del conquistador, su némesis y el de su selva”.

Pizarro curó la exposición de intaglios de Omar Rayo. Hay una serie muy numerosa de obras dedicadas a su hija Sara: los Saratoy, y la curadora pretende mirar cómo la obra en papel evoluciona empezando con los juguetes que el artista crea y recrea desde mucho antes de dedicarle todo un zoológico imaginario a su hija.

Lea además: Iván Marín está listo para llenar de risa a Amazon Prime

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS