Escuchar este artículo

Mercy Riascos: la casualidad por la que descubrieron en Cali a la nueva musa de la moda

Agosto 05, 2020 - 11:45 p. m. Por:
Isabel Peláez R., reportera de El País
Mercy Riascos

Cuando ve una cámara, Mercy Riascos se transforma. Le sale natural. Modelar es lo que ha soñado desde niña.

Especial para El País

Dueña de una figura espigada de 1,80 metros de estatura, piel de ébano, cuello largo, piernas casi infinitas y facciones armónicas. Ella es Mercy Riascos. A los expertos en reinas y modelos se les asemeja a Alek Wek, del grupo étnico dinka de Sudán, o a Liya Kebede, actriz etíope, ambas ‘top models’ internacionales e imagen principal de grandes marcas.

Mercy, a quien la llamaron así sus hermanos por lo que significaba el término: “Misericordia”, “Piedad”, protagonizó la campaña del diseñador vallecaucano Guío Di Colombia para Colombiamoda y fue escogida por la diseñadora caleña Johanna Ortiz para el casting de su colección en Moda Operandi (minorista de moda de lujo en línea).

Si hay alguien que sepa el significado de la misericordia (inclinación a sentir compasión por los que sufren), es ella. Misericordia que no tuvieron los asesinos de su padre, violencia que obligó a su madre a huir de Timbiquí (Cauca) hacia Cali, con cinco hijos, dos hombres y tres mujeres, entre ellas Mercy, que tenía 10 años.

Lea también: Cleiner Cabadías, la diseñadora que se inspira en comunidades indígenas para sus creaciones

A esa edad, ya Mercy soñaba con ser reina o modelo, sin saber muy bien la diferencia entre una y otra, mientras jugaba a desfilar por pasarelas imaginarias con sus hermanas y compañeras del Colegio Portete de Tarqui, en la comuna 18.

Su belleza es genética, sus padres y hermanos son delgados y muy altos, como ella, quien además hace mucho ejercicio y monta bicicleta. Y curiosamente lo que hoy es una ventaja, su alta estatura, fue motivo de burlas en el colegio. “La mayoría de compañeras eran bajitas y me atacaban por mi altura, pero yo veía que las modelos eran altas, eso me motivaba, y no me dejaba afectar por los comentarios”.

“Cuando estaba en el colegio, le ayudaba a mi mamá en su puesto de frutas, de vez en cuando; al graduarme le ayudé de tiempo completo”, cuenta. “Un día llegó una señora, que luego supe que se llamaba Petra Lombardy, me pidió una botella de agua, me puse de pie para pasársela y apenas me la recibió me dijo: ‘Wao, eres súper bonita, muy alta. ¿Te gustaría estar en una agencia de modelaje?’” y dice Mercy que el “Sí”, le salió natural, como si hubiera estado esperando esa pregunta toda su vida. Mercy se enteró que Petra Lombardy era una entrenadora de modelos y artífice del proceso de formación de distintos talentos nacionales. “Me pidió una cita con Fabio Arias, el director de la agencia de NVModelos, me tomaron medidas, hice pruebas de pasarela, me becaron y me agenciaron”, resume.

Aquello fue en enero 2020, y desde ese día en que Petra descubrió a Mercy en aquel puesto de venta de frutas, agua y minutos de celular, en la estación del MÍO de Premier El Limonar, no hace más que agradecer las oportunidades que -dice- “Dios y la gente” le han brindado.

“Mercy no solo tiene la contextura física sino las ganas, le apasiona el medio, es sencilla, culta y está dispuesta a disfrutar todas las oportunidades que se le presenten”, dice Lombardy, quien le da los créditos de este descubrimiento a su hijo de 7 años. “Por él, ella y yo nos cruzamos ese día. Si ella no se hubiera puesto de pie por una botella de agua que pidió mi hijo, no hubiese visto lo que en ese instante vi en ella: su contextura delgada junto a una estatura propia de una modelo internacional de alta costura”.

Mercy Riascos

Mercy Riascos, modelo.

Especial para El País

“Conozco modelos que llevan dos años en proceso de formación, con similares características y no han logrado más de tres desfiles en todo ese tiempo mientras Mercy, con su actitud, en unos meses ya ha sido imagen de campañas, plataformas de moda y castings de diseñadores. Le esperan muchos más y, seguramente, proyección internacional”. En eso coincide Fabio Arias, fotógrafo y director de NVModelos: “Tiene la estatura, el porte, el perfil, la piel y la actitud para ser una ‘top model’ internacional. Hemos recibido propuestas de agencias nacionales y de otros países”.

Dice Mercy: “Desde que tengo uso de razón me ha gustado modelar. Siempre veía por televisión las grandes pasarelas, Colombiamoda, Miss Universo, los reinados”. Siente agradecimiento especial “por Guío Di Colombia, el primer diseñador en darme la oportunidad de modelar, él no sabía nada de mi historia y me escogió solo por mi talento”.

La modelo vive en el barrio Buenos Aires, cerca a Premier El Limonar, con dos hermanos, y anhela cursar otra carrera: “Hice un curso en salud ocupacional pero no lo terminé por motivos familiares, estoy haciendo camino en el modelaje pero quiero estudiar otra carrera, es bueno tener dos o tres”, dice.

Si no hubiera sido por la cuarentena, Mercy estaría ahora mismo modelando en París, al haber sido escogida para el casting de ‘Moda Operandi’, de la célebre diseñadora Johanna Ortiz, quien suele llevar a sus modelos a la capital francesa. Aunque Mercy sueña con ese día, dice que “el momento perfecto lo decidirá Dios”.

Reconoce que por la pandemia se viven momentos difíciles, pero en medio de todo se le abrieron puertas. Mientras llega el momento de viajar recibe clases virtuales de la agencia de modelaje y al ver su imagen en la campaña de Guío Di Colombia lloró: “Lo estaba esperando hace mucho tiempo. Siempre camino con fe en Dios, dando lo mejor sin pisotear a nadie”.

Ante la pregunta “dónde se ve en unos años”, dice con una sonrisa: “en una pasarela en Francia”.

Voces

Según la diseñadora Johanna Ortiz, quien la escogió para su colección en Moda Operandi (minorista de moda de lujo en línea), “Mercy tiene todo para ser una top model por su feminidad natural y elegancia. Tiene todo el potencial para lucir diseños exclusivos y la mejor actitud, que es muy importante. tiene mucho futuro en el modelaje no solo por su belleza sino por su forma de ser tan profesional”.

Para Guío Di Colombia: “Mercy es una mujer muy dulce, tranquila, todo le sorprende, valora mucho cada oportunidad. Tiene poca experiencia en el modelaje pero una gran proyección, una estatura ideal, un cuerpo perfecto, cualquier diseñador de alta costura quisiera que ella luciera sus prendas”.

Para Fabio Arias, director de NVModelos, “es muy receptiva, se desempeña muy bien en pasarela y en fotografía. Tiene ofertas de varias agencias”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS