Feria de Cali 2021: las luces y sombras detrás del regreso a la presencialidad del evento

Diciembre 19, 2021 - 07:55 a. m. 2021-12-19 Por:
Camilo Villaquirán / Reportero de El País.
Salsódromo 2021

Para esta feria, el Salsódromo contará con la participación de 30 escuelas de salsa de Cali y aproximadamente 2.600 artistas entre bailarines y músicos.

Foto: Alcaldía de Cali

Se acerca la fecha de inicio de la versión número 64 de la Feria de Cali, una celebración masiva que, aunque para muchos es necesaria y ayudará a la reactivación económica de la ciudad, para otros genera cuestionamientos por la manera en que se han realizado los procesos de montaje y estructuración del evento.

Este año la feria vuelve a ser presencial con eventos descentralizados en diferentes sectores de la ciudad. El año pasado fue virtual y se vio empañada por una serie de polémicas, entre ellas, la inversión realizada de $12.600 millones, una cifra similar a lo que estará costando el evento del 2021, pero con la diferencia de que este año se contará con masiva asistencia de público. Ese gasto en 2020 llevó a investigaciones que aún están en curso en manos de la Procuraduría y Fiscalía.

Una oportunidad de reactivación

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Javeriana, la Feria de Cali del año 2019 movió en la economía local alrededor de $400.000 millones, además de posibilitar alrededor de 14.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos.

“El impacto económico de la Feria depende de dos grandes turbinas: la primera es la inversión de Corfecali en la planeación, gestión y logística de los eventos, a lo que hay que sumar el efecto arrastre que implica la celebración de este evento para los bares, discotecas, etc. El segundo aspecto, es el gasto de los asistentes. En 2021 si se activan las dos turbinas los resultados sin duda serán muy buenos”, explicó Luis Aguado, director del departamento de Economía de la Javeriana.

La expectativa desde algunos sectores es muy positiva, pues argumentan que, además de los locales, se espera que lleguen a la ciudad turistas extranjeros que ayuden a dinamizar la economía.

Específicamente para el evento de fin de año el sector turístico espera que lleguen a Cali 25.000 visitantes provenientes de distintos municipios del Valle del Cauca y de Colombia, y 7000 turistas extranjeros, proyectando una ocupación hotelera promedio del 70% según las proyecciones de Cotelvalle, gremio que agrupa a los hoteleros.

“La Feria de Cali es un motivo de atracción de visitantes, cuyo gasto se ve multiplicado porque muchos de ellos vienen con dólares, lo que hace que su capacidad adquisitiva sea mucho más alta que la del caleño o de la gente de otras ciudades del país”, afirmó Brany Prado, director ejecutivo de Acodrés.

El aumento del consumo es para muchos empresarios una especie de salvavidas, debido a que aún tienen pérdidas por las restricciones que hace meses se hicieron por la pandemia. Asimismo, en los últimas semanas gremios como el de Asobares reportó caída en ingresos por medidas como la exigencia del carné de vacunación, hecho que redujo la salida de las personas a restaurantes y discotecas.

“Esto nos ayudará mucho porque, por ejemplo, hemos notado un incremento en las ventas gracias a los eventos que se han realizado ahora en diciembre. Esto hará que nos recuperamos y que también sigamos con la generación de empleo”, expresó Manuel Pineda, presidente de Asobares, capítulo Valle.

De hecho, este año se anunció desde Corfecali que le apostarán a la contratación de alrededor de 200 orquestas y agrupaciones locales, para así contribuir a la recuperación económica del uno de los sectores que más impacto ha tenido por la pandemia del Covid-19.

Muestra de esto es la contratación para las presentaciones de la feria de los integrantes de la Asociación de Cantantes de Salsa de Cali (Asocasalsa), la cual es integrada por 20 cantantes que en su momento pertenecieron a agrupaciones reconocidas como el Grupo Niche y Guayacán.

“Ya hemos avanzado en la negociación para que los 20 cantantes con sus orquestas puedan participar este año en la Feria de Cali, tengo entendido que algunos extranjeros estarán pero son vinculados por los empresarios privados, porque Corfecali nos está cumpliendo la promesa de hacer todo con los artistas locales”, recalcó Carlos Romero, presidente de Asocasalsa.

¿Hay falta de planeación?

Aunque para muchas personas la realización, de manera presencial, de la Feria de Cali es un acierto, para otras siguen las dudas y creen que el evento de cierre de año no se ha planeado de la mejor manera sino de forma apresurada y tomando decisiones sobre la marcha.

“La falta de planeación es indiscutible, eso se pudo evidenciar en la instalación de las graderías para la Calle de la Feria, lo que ni siquiera socializaron con la gente de la comuna 17, llevando a cambiar la ruta de los desfiles. Esto genera sobre costos en la logística y la instalación del sonido y demás, algo que es impensable estando a pocos días de que empiece el evento”, afirmó el concejal Juan Martín Bravo.

Debido a ese incidente con los habitantes y comerciantes de la comuna 17, la Calle de la Feria tuvo que ser trasladada de último momento a la comuna 19, específicamente entre las carreras 32 y 39 con autopista, donde también una parte de los habitantes del sector mostró su rechazo, incluso se realizaron reuniones en las que se registraron fuertes discusiones con el gerente de Corfecali.

Para el también concejal Fernando Tamayo este año se ha visto cierto inconformismo por parte de la ciudadanía frente a la Feria de Cali, puesto que se tiene un poco de desconfianza frente al uso de los recursos del municipio.

Feria de Cali

Debido a la inconformidad de los habitantes de la comuna 17, las graderías de la Feria de Cali se trasladaron a la comuna 19, entre carreras 32 y 39 con autopista.

Fotos: Raúl Palacios / El País

“Esta feria va a servir como una distracción para que olvidemos los problemas estructurales de Cali, hace que olvidemos las situaciones que habrían sido vitales resolverlas antes de habernos metido en este evento como, por ejemplo, ¿qué pasó con los recursos de la anterior feria?”, declaró Tamayo.

La Procuraduría General de la Nación sigue investigando si hubo mal uso de los recursos en 2020 y si hay responsables. Sobre el tema le manifestaron a El País que no se pueden pronunciar en este momento porque son indagaciones que están en curso.

Ya la Contraloría de Cali rindió un informe en el que ha reiterado un presunto detrimento de $5.281 millones en la feria del año pasado.
El concejal Tamayo agregó que se puede ver cómo hoy en día la ciudadanía ha manifestado su inconformismo con el evento, por medio de mensajes en redes sociales. “Cali está muy fea y es una ciudad que no está preparada de verdad para recibir gente por más que le intenten meter maquillaje, el arreglo de los semáforos no termina; las estaciones del MIO también destrozadas; esta era una ciudad que antes nos enorgullecía y ahora por lo que sucedió está fea”, reiteró el concejal.

Al mismo tiempo, El País conoció que al interior de Corfecali, entidad que lidera la Feria, se han presentado desacuerdos que habrían llevado a que algunos funcionarios quisieran abandonar su labor por miedo a futuros problemas con los entes de control, que seguramente también investigarán todos los contratos de este año.

El gerente de Corfecali, Argemiro Cortés, respondió a este y otros cuestionamientos sobre la feria que arranca en seis días.

"Graderías se deben repensar para las futuras ferias"

El desarrollo de la más reciente versión de la Feria de Cali ha despertado todo tipo de comentarios, debido a que se realizará de manera presencial y se han tenido algunos inconvenientes frente a la instalación de elementos como las graderías.

En entrevista con El País, Argemiro Cortés, gerente de Corfecali, habló sobre aspectos de la organización de este evento cultural, y aclaró algunos rumores que se han presentado por la supuesta renuncia de personal de Corfecali.

¿Qué es lo más importante y característico de esta nueva versión de la Feria de Cali?

Yo creo que el hecho de que sea presencial después de casi dos años de encierro es lo más importante. Tal vez para Cali, una de las más grandes crisis es que no tuvo la feria presencial el año pasado. Además, ha sido una ciudad golpeada por el Covid-19 y el desempleo que subió casi que al 27%. Por lo tanto, la Feria de Cali es un espacio de resiliencia, de encuentro, de paz y esperamos que también sea un espacio de reactivación económica.

¿En total cuánto fue la inversión en esta feria? Se sabe que hubo unos cambios de último minuto por las graderías, ¿esto generó sobre costos?


No, la feria tiene unos costos cercanos a los $14.000 millones, pero seguramente puede aumentar un poco más por la programación y porque todavía estamos en los procesos de contratación. Los recursos de la Alcaldía son $10.700 millones y hay que recordar que se está haciendo gestión con el sector privado y el Gobierno Nacional para poder disponer en total de esos $14.000 millones con los que se pueda desarrollar la feria.

Al tener en cuenta que estamos aún en riesgo latente de un cuarto pico de la pandemia, ¿cómo se garantizará la bioseguridad en los eventos teniendo en cuenta que ya se autorizó el 100% de asistencia?


Hemos venido teniendo mesas de trabajo con el Ministerio de Salud y reuniones con la Secretaría de Salud Distrital en donde hemos llegado a varios acuerdos. El primero de ellos es que todos los eventos tendrán control de carné de vacunación para artistas, asistentes y logística en general; la segunda, es que se tendrán tres anillos para el ingreso: bioseguridad, Policía Nacional y el último es de logística; y, por último, se tendrán puntos de vacunación en cada uno de los eventos para que las personas que necesitan completar los esquemas puedan hacerlo ahí mismo.

¿Hay críticas porque el Grupo Niche no iba a estar en esta feria?

Estamos en negociación, digamos que ellos son una verdadera institución en Cali de la cual valoramos su trabajo. Lo que pasa es que tenemos un presupuesto de aproximadamente $4000 millones para 200 orquestas, es decir que sería cerca de $20 millones para cada agrupación. Pero pagarle alrededor de $100 millones o $200 millones a una agrupación, que se los merece, afecta el número de artistas que podríamos contratar; sin embargo, creo que seguramente llegaremos a un acuerdo con ellos.

¿Cómo va la venta de los abonos para asistir a la feria, ha tenido buena acogida este año?

Va bien, de los 7000 que realmente se van a comercializar en este momento ya van vendidos cerca de 3000, es decir que tenemos cerca de un 40%. Me dicen que esa cifra es normal porque las ventas empiezan a aumentarse a partir del 20 de diciembre.

Algunos sectores se han quejado diciendo que hay atraso en la instalación de las graderías y sonido, hasta tal punto que dicen que se está improvisando, ¿qué tiene para decir ante esto?

Eso no es cierto, en la comuna 17 se había llegado a unos acuerdos, pero la comunidad en el momento del montaje lo desconoció. Lo único cierto acá es que no hay ningún problema y para el día 23 se tendrá todo montado, por lo que se debe tener la total seguridad que la feria se va a realizar.

Pero igualmente algunos habitantes del sector, donde se reubicaron las graderías, también se han quejado por la falta de socialización ¿A qué cree que se debe, por qué hay tanto descontento de la comunidad?
Lo que sí es cierto es que las graderías generan mucha incomodidad y fastidio a la comunidad, eso no se puede desconocer. En mi opinión personal, creo que hacia el futuro se tendría que repensar y revisar este aspecto porque es mucho desgaste y hace que se entre en una confrontación innecesaria con la ciudadanía.

Lo segundo que se debe tener en cuenta es que estamos en tiempos complejos y no es un tema solamente de la Feria de Cali, venimos de dos años muy difíciles económicamente y la realización de este evento a algunos les conviene y a otros no; además, también se debe recordar que hay cierto nivel de polarización en la ciudad.

En resumen, la Feria de Cali es un espacio que muchos habitantes quieren que se dé, pero hay una minoría que siente que se genera incomodidad por su realización, pero eso es parte del ejercicio de la democracia.

A El País ha llegado información de que más de 10 personas de Corfecali habrían renunciado en las últimas dos semanas, argumentando que hay mucho descontrol al interior. ¿Qué decir ante esto?

Sí han renunciado, pero hasta el momento solo han sido 3 personas, algo que es normal porque este es un evento con una tensión muy alta que se tiene que sacar adelante y por supuesto que algunos sentirán que no aguantan ese tipo presión.

Pero yo no le veo mucha importancia a ese aspecto, eso es normal en todas las organizaciones y es algo normal en la realización de eventos que son tan grandes.

¿Sabe algo de cómo va el curso de la investigación de la Feria virtual del año pasado, se han conocido algunos resultados?

No, la última noticia que obtuvimos fue que se iniciaron investigaciones por parte de la Fiscalía. Además, sé que hay también algunas indagaciones por parte de la Contraloría, pero lo que nosotros hicimos desde Corfecali fue entregar toda la información a los órganos de control para que hagan su trabajo.

A tener en cuenta

La versión de la Feria de Cali de este año tendrá alrededor de 63 eventos, de los cuales el 95% de ellos serán con entrada libre y seis tendrán transmisión vía streaming.

Además, se tendrá la gran verbena del oriente, en donde se harán diversos conciertos y actividades en este sector, para así poder llegar a todos las comunidades de la ciudad.

Este año se quiere apostar por nuevas alternativas de ritmos, por lo que se contará con eventos en donde el jazz, blues, el rock y la musica llanera serán los protagonistas.

También en esta versión cumplirá 30 años el tradicional encuentro de melómanos y coleccionistas.

En esta ocasión se presentarán alrededor de 40 escuelas de salsa, 90 parejas de bailadores de la vieja guardia, se tendrán 30 comparsas que harán parte del del desfile de Cali Viejo, y alrededor de 10 escuelas de niños bailarines.

Se debe recordar que para entrar a los eventos se debe presentar el carné de vacunación con dos dosis.

Lee contenido sin límites en elpais.com.co por $800 primer mes
VER COMENTARIOS