Desde la oscuridad: terror con sede en Colombia

Desde la oscuridad: terror con sede en Colombia

Enero 21, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Desde la oscuridad: terror con sede en Colombia

En la película María Fernanda Yepes interpreta a una médica y Vanessa Tamayo estará en el rol de la niñera de Hannah.

Este jueves se estrena ’Desde la oscuridad’, película producida en Colombia y protagonizada por Julia Stiles y Scott Speedman.

Dos años después de su rodaje en escenarios colombianos de Cachipay (Cundinarmarca), Honda, Ambalema y Mariquita (Tolima), mañana llegará a las pantallas la película colombo-española ‘Desde la oscuridad’, dirigida por el español Lluis Quílez. La cinta se distingue por incluir en su elenco actores de reconocida trayectoria en Hollywood como Julia Stiles (la saga ‘Bourne’, ‘La sonrisa de la Mona Lisa’ y ‘10 cosas que odio de ti’), Scott Speedman (Underworld ) Pixie Davies, Stephen Rea (Juego de Lágrimas ) y Alejandro Furth junto a los nacionales Vanessa Tamayo, Elkin Diaz y María Fernanda Yepes.La cinta se desarrolla en un lugar ficticio llamado Santa Clara. A dicho sitio llegan Sarah y su esposo Paul para hacerse cargo de una empresa papelera de propiedad de Jordan, el padre de la joven. Con ellos llega Hannah, su pequeña hija, quien empieza a experimentar extraños comportamientos y que establece contacto con un grupo de niños de aspecto fantasmagórico.Cuando Hannah enferma, Sarah y Paul descubren una fuerte conexión entre el estado de salud de su hija y los niños fantasmas, más cuando la niña desaparece misteriosamente. Con la ayuda de Catalina, una niñera local, empiezan a investigar eventos de hace 20 años y a entender que Hannah es el medio para descubrir lo que en verdad pasó en el pueblo y que la única forma de salvar a la pequeña es ayudar a estas apariciones a descansar en paz, aún a costa de secretos que no quisieran conocer.“Es una cinta de terror con una historia basada en lo sobrenatural. Aunque estaba pensada para el mercado anglo, decidimos llevarla a un lugar más interesante para hacerla distinta. Fue cuando llegó a Colombia la historia. El guion lo trabajaron los hermanos Álex y David Pastor y al final entró un guionista nuevo, quien trabajó durante un año para darle nuevos giros”, explica el productor ejecutivo, Cristian Conti.Para el director Lluis Quílez, venir a Colombia fue algo más que justo. Siempre he dicho que voy a ir a rodar donde el cine y la historia me pidan que vaya y Colombia es un país que tiene un crecimiento muy importante en el cine y es un momento oportuno para venir a rodar”.Agrega que esta “es una película de género pero mezcla otros aspectos como el cine social y de denuncia; es una mezcla arriesgada pero creo que puede salir muy bien. Se denuncian injusticias sociales, de clase y una forma de colonialismo. Es una historia con un mensaje bonito y honesto que valía la pena contar”, asegura el director Lluis Quílez.Enamorados de ColombiaJulia Stiles y Scott Speedman son los protagonistas de esta historia que, además de enfrentarlos al género del terror, les dio la oportunidad de conocer Colombia.“Sabía del país desde que estaba en la universidad, y aunque dos meses (tiempo del rodaje) no es mucho, sí es suficiente para recomendarla. Bogotá es una ciudad interesante y los pueblos pequeños me parecieron muy lindos. Desde el inicio me sentí segura, se siente que el país ha mejorado mucho en el tema de la seguridad. Deseo visitar otras partes de este país, entre ellas Cartagena y Santa Marta. Fue una maravillosa experiencia y espero regresar para el Festival de Cine de Cartagena”, señala Julia Stiles.Uno de los aspectos que más llama la atención de esta actriz es el buen dominio del español, idioma que aprendió en la universidad y que luego afinó con una temporada que pasó en Costa Rica. Asegura que aceptó actuar en la película por su historia y no porque fuera una cinta de terror. “Siempre me han gustado las películas de terror, pero nunca pensé actuar en una porque no creo que los actores puedan dar mucho en ellas, por lo general, solo reaccionan. No quería hacer algo en lo que estuviera corriendo y gritando nada más”.“Del proyecto me llamó la atención, además de la historia bien narrada, su línea dramática que habla de las relaciones que tienen los países en vía de desarrollo con Estados Unidos. La historia de América me fascina en general, y poder visibilizar a través de la ficción lo que han hecho algunas de las compañías de mi país en otras partes del mundo, me resultó interesante. Es una película dura e interesante por estas denuncias sobre lo que hacen las corporaciones de EEUU y los grandes daños que causan”.Algo similar también llamó la atención del actor Scott Speedman. “La historia me atrajo porque me gusta mirar películas del género y porque me gusta ese estilo visual que tiene. Además, porque los temas que tocan son importantes ya que hablan de temas sociales y de las relaciones entre países”.Reconoce que el terror es algo nuevo en su vida. “El filme va sobre una familia que se ve envuelta en una aventura de cambio de vida en un nuevo país y muy pronto se encuentran inmersos en una historia sobrenatural. La verdad no creo en fantasmas. No suelo creer en ello, pero existe la posibilidad de que exista”. Cuenta que su parte favorita de participar en la película “fue trabajar con colombianos, son muy amables y pude ver lugares que nunca había imaginado, como Cartagena, además de otras cosas maravillosas. Me gusta aunque no entiendan lo que digo”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad