Conozca la verdadera historia de Hello Kitty

Conozca la verdadera historia de Hello Kitty

Septiembre 14, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Conozca la verdadera historia de Hello Kitty

75 almacenes de Sanrio hay en Latinoamérica.

Todos creíamos que el ícono japonés Hello Kitty era una gata. Sin embargo Sanrio, la marca propietaria del personaje, aclaró recientemente que se trata de una niña.

Que se trata de una niña y no de una gatita, que viste de Gucci, y ahora pretende abarcar el mercado inhóspito los hombres, son algunos anuncios que ha hecho la marca japonesa Sanrio sobre Hello Kitty, que llegó este año a los 40 muy oronda. ¿Quién no conoce este cartoon de moñito rojo, tan famosa como Barbie, pero con curvas más reales? Sí, la que en los años 70’s fue la sensación de las niñas y que aparecía en peluches, materiales escolares, calcomanías y ropa..., incluída una tarjeta débito MasterCard que se lanzó en 2004 con el propósito de enseñar a los jóvenes cómo comprar. Más allá de su origen felino o humano es una marca que genera al año US$ 7.000 millones y que aún cuarentona, mantiene su reinado en 70 países, donde está presente en más de 50.000 productos.Lo que empezó como un elemento decorativo anónimo, un monedero de vinilo para niñitas, en 1974, en Japón, y en 1976 en Estados Unidos, y que salió del lápiz de Yuko Shimizu, se vendió como pan caliente. Ahora encontramos a la rolliza figura en celulares, accesorios para autos, ropa, portátiles, juguetes, electrodomésticos y otros objetos.Fue a principios de los años 80, cuando Shimizu renunció, que Yuko Yamaguchi le dio el nombre a Kitty y la vistió con uniforme de jugador de béisbol, ropa china o traje de novia... y le dio un novio, Daniel. Antes de decidir con qué diseños la vestiría, visitó tiendas para conocer los gustos de los consumidores. Le regaló una familia que incluyó abuelitos y nuevas poses, sentada en un avión, en un delfín y en un auto y hasta de pie, siempre con nuevos vestidos.Kitty no tardó en convertirse símbolo de la cultura Kawwaii, que significa “bonito” en Japón y el resto de Asia. A esto se suma que la delegación de la Unión Europea en Japón la eligió para promocionar el euro, en 2004; que la Unicef la haya nombrado su embajadora y otorgado el premio Amigo Especial de los Niños, que en 2008 Japón la nombrara embajadora de turismo en China y Hong Kong y que su licencia está avaluada en un billón de dólares.Sin embargo, hace un mes el mito de Hello Kitty se vino abajo. Que el superhéroe Linterna Verde saliera del clóset sorprendió a pocos, pero que este ícono de la cultura japonesa cuyo nombre traduce “Hola gatita”, resultara ser una niña y no un gato como todos jurábamos, nos dejó sin habla como la famosa caricatura sin boca. Y es que pese a las orejas redondeadas y puntudas y a los prominentes bigotes del personaje, la antropóloga Christine Yano, estudiosa del fenómeno Kitty, fue corregida por Sanrio, creadores de este, cuando lo mencionó como “un gato” en el borrador del guión de su trabajo sociológico para el Japanese American National Museum. Según contó Yano al LA Times, Sanrio le increpó: “Hello Kitty no es una gata. Es un personaje animado. Es una niña pequeña, alegre y feliz, con un corazón de oro. Es una amiga. Pero no es un gato. Nunca se representa en cuatro patas. Camina y se sienta como una criatura de dos patas. Sin embargo, sí tiene como mascota una gatita, Charmmy Kitty”, contó la antropóloga.Durante años, Yano indagó sobre la verdadera identidad del personaje y este fue el retrato que dio de ella: Kitty White, hija de George y Marie White, gemela de Mimmy, nacida en Londres, el 1 de noviembre de 1974, de cinco manzanas de estatura, signo escorpión, estudiante de tercer grado y amante de la tarta de manzanas de su mamá. Si algo que caracteriza a esta popular muñeca es su inexpresividad. Eso, según el investigador Roland Nozomu Kelts, la hace más atractiva, porque eso la convierte en el juguete interactivo perfecto o en una buena herramienta de mercadeo. “Kitty se siente como tú te sientes. Somos nosotros los que nos proyectamos sobre esta gatita sin boca e inexpresiva”, dicen sus creadores.Pues con ella se han sentido identificadas muchas personas, y no solo gente del común. Celebridades como Mariah Carey, Paris Hilton y Steven Tyler perpetúan a Kitty como tendencia de la moda. Y ni la Barbie se dio los lujos de ella que consiguió un editorial de moda de Vogue Japón en el que lució diseños exclusivos de Dior. Hasta se hizo famosa en la televisión. En el capítulo de halloween de la serie de dibujos Homestar Runner el rey de la ciudad se disfraza de Hello Kitty y se ha mencionado en series como Grey's Anatomy, Los Simpson o The Office. En 1981 tuvo su propia película, ‘Kitty and Mimmi's new umbrella’.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad