Charla íntima con Rossana, la artista que se presenta por primera vez en Cali

Charla íntima con Rossana, la artista que se presenta por primera vez en Cali

Octubre 30, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Isabel Peláez R. / Reportera de El País 
Rossana cantante

“Cuanta más música haya, más puede decidir la gente qué quiere escuchar. Otra cosa es empeñarnos en poner una sola corriente”, dice Rosana, quien cree que si componer o interpretar música urbana se le diera de manera natural, lo haría.

Especial para El País

Esta artista que ha vendido más de 10 millones de copias en todo el mundo no siente que tenga “la voz” para ser llamada cantante, y como cantautora dice que no hace las canciones con la cabeza sino con las verdades que se le van fugando del corazón al papel.

Rosana Arbelo Gopar, con ese acento de los nacidos en Islas Canarias (Lanzarote, España), nos dice que por primera vez está en Cali, pero no será la última. Invita a una especie de fiesta con amigos hoy, en el Teatro Jorge Isaacs, de 8:00 p.m. a 11:00 p.m., donde con su guitarra y su voz concederá las canciones que el público pida, incluidas sus ‘Lunas rotas’.

La española de rizos rebeldes, que se cuenta sus cinco tatuajes cuando se le pregunta por ellos, ahora luce delgada, con la risa fácil, ropa casual y la mirada escondida detrás de unos lentes para el sol. Ya suma cinco décadas y se ve tan joven como sus canciones, las que llaman a las mujeres a empoderarse, a sacudirse el sufrimiento y ser capaces de decirle a un amor que no las merece ‘Yo pa’ ti no estoy’. Pero que hay que amar ‘A fuego lento’.

Cuenta ella que su gira actual empezó en 2016 y que, desde sus comienzos, ella siempre hace tres partes distintas dentro de una misma gira. La primera es un concepto estándar, una apuesta más audiovisual, con luces, sonido, un sitio y una banda grandes. Luego viene la segunda parte con una banda más pequeña y un concepto electroacústico. Y la tercera parte, con la que llegó hace unos días a Colombia y que se llama ‘Como en casa’, es un espectáculo libre, en el que está sola con sus canciones, su guitarra y el público. Intenta consentir a sus seguidores lo mejor posible.

¿Por qué no se había presentado antes en Cali?

Hubiera dado la vida por venir mucho antes, pero a veces las cosas van pasando y uno las vive como vienen. Esta será mi primera vez en Cali, pero sé que no va a ser la última.

Lea también: ‘El Lago de los Cisnes’, la obra del ballet ruso que se presentará en Cali

¿Qué canciones que le pide el público la sorprenden?

Uno da por hecho que hay canciones que la gente va a pedir, algunas que sonaron mucho, y de repente el público te pide canciones que no fueron sencillos ni sonaron mucho.

Hay canciones que llegan antes y hay unas que se quedan para siempre. ‘Si tú no estás’ o ‘Pa’ ti no estoy’ han perdurado. Otras llegan y se van. Y otras se quedan eternamente y no fueron single, como ‘No sé mañana’ y ‘Quiéreme’.

Usted es precursora de cantautoras que no lloran por amor sino que más bien dicen ‘Yo pa’ ti no estoy’.

Bueno, lo que pasa es que quien no te quiere no te merece. Evidentemente, el sufrimiento y el dolor existen, pero no soy de recrearme demasiado tiempo en el dolor. Vengo de una familia que me enseñó que después de algo, bueno o malo, siempre viene algo mejor. Hay que fluir con la vida, al final la vida no es tan larga ni el mundo es tan grande como pa’ que uno le esté dedicando demasiado tiempo a sentirse tan desgraciado. Hay que intentar siempre buscar el lado bueno de las cosas.

¿Pero el desamor no inspira más que la felicidad?

No creo que sea mejor una cosa que otra, lo único que me funciona es contar la verdad de lo que siento, y esa verdad, como estoy viva, se pasea por momentos distintos, a veces estoy muy triste, a veces estoy feliz; a veces estoy tristemente feliz y, a veces, felizmente triste. No proceso las canciones con la cabeza, no pienso sobre las canciones, me quedo desnuda en el papel en blanco y digo ‘aquí estoy’, ‘esta soy yo’.

¿Qué canción la sorprendió por su éxito inesperado?

Creo que ninguna, porque yo no me sentía cantante; me sentía compositora, música, pero no cantante. Lo de cantar es algo que he ido viviendo en directo y me ha ido convenciendo la gente, porque cuando uno canta y la gente sonríe, merece la pena. No me siento dueña de una voz privilegiada, ni súper técnica. Canto lo que siento y lo comparto. Hacer canciones es mi manera de comunicarme con el exterior, mi forma de hablar poniéndole música. Y hacer conciertos es una excusa fantástica pa’ quedar con la gente.

¿Comenzó entonces escribiendo?

Siempre nací ligada a la música, vino en mi ADN. Siempre me vi escribiendo canciones, produciendo, arreglando, tocando, pero nunca me visualicé como intérprete. La familia y los amigos un día se pusieron más pesados de la cuenta y me obligaron a sacar un disco para no pedirme que les cantara en sus cumpleaños.

¿A quién le dedicó ‘Yo pa’ ti no estoy’?

Hay muchas teorías por ahí. Hay quien dice que fue para alguien de la compañía, otros que fue para un amigo que tenía que, por cierto, a los tres meses que me encontré con él, se me había olvidado que me había enfadado. Pero no hay una persona con nombre propio nunca detrás de una canción. No sé ni componer ni vivir por oficio, sino por deseo y necesidad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad