'Celebración: la fiesta que somos': detalles de la puesta en escena de Delirio para la Feria de Cali

Noviembre 30, 2022 - 09:24 a. m. 2022-11-30 Por:
Elpais.com.co
Delirio

Venta de boletería: tuboleta.com En tres localidades: $ 150.000, $ 215.000 y $ 260.000. Informes: 3103726591.

Especiales para El País

Si hay un espectáculo que define a Cali es Delirio, que con la interesante fusión de Salsa + Circo + Orquesta, desde hace 16 años, ha sido la carta de presentación ante el mundo de una ciudad que delira con este género musical.

Este show nació con el propósito reivindicar y promocionar la cultura popular caleña y la identidad festiva de la región. Finalizando este 2022, después de más de 500 presentaciones en su Carpa y fuera de ella, de haber impactado a más de 615 mil personas, viajado a más de 30 ciudades de Colombia, y recorrido más de 21 países, el colectivo —más de 300 personas—, está listo para presentar su nuevo montaje.

“La fiesta de fin de año que vive la ciudad, donde se unen la Navidad y la Feria de Cali, es una celebración que en Delirio nos permite reconocer la vida, la diversidad y la riqueza de nuestra cultura en los tres fines de semana de Paseo de la Aurora -3, 4, 10, 11, 17 y 18 de diciembre-, y en las funciones, del 26 al 30 de diciembre, del show ‘Celebración: La fiesta que somos’, que en describe la idea de celebrarnos como habitantes de esta tierra rica, maravillosa, diversa”, dice Luz Adriana Latorre, directora de la Fundación Delirio.

La historia
‘Celebración. La fiesta que somos’ es una historia que se desarrolla en un universo imaginario, a través de cuatro líneas argumentales: El origen, los ancestros Calima; la siembra y la cosecha; el viaje, la sierra y el mar; y la plaza y la ciudad.

Esta obra, que invita a celebrar con orgullo el ADN Caleño, narra como hace 9.000 años, la exuberante selva vallecaucana fue testigo de la furia del dios sol. Fue tal su tristeza al ver que los hombres se ponían por encima de los animales, que lloró tanto que sus lágrimas cayeron sobre la tierra en un lamento de oro. Para calmarlo, el cacique indígena sacrificó su vida y la de su reina, dando origen a la criatura mítica que protegerá a su hija, la princesa. Esta surcará las aguas en su canoa y entregará a los campesinos, hijos del oro y el bosque, la herencia de las semillas. Celebrando la cosecha, los campesinos viajaron al mar y fueron recibidos por pescadores, con quienes emprendieron el viaje a la selva de concreto. Ya en la plaza, la princesa y el pescador se encuentran con una ciudad donde el ritmo del día lo decide la noche y donde el amor hace de las suyas una vez más.

Delirio

El vestuario hace un viaje lleno de brillos y color desde la ancestralidad hasta hoy.

Especiales para El País

Un estreno de sorpresas
“En Delirio nace una nueva historia bailada para quienes aún se dejan sorprender y disfrutan viendo la sonrisa del otro. Viene un estreno que sorprenderá y hará conmocionar los sentidos del público. Una verdadera celebración del talento que nos hace únicos en el mundo. Hay razones de sobra para celebrar la existencia, porque somos fuertes cuando hay que serlo y cálidos cuando la fraternidad llama, porque aprendimos a bailar y a cantar para construir sueños comunes, porque celebrando nacimos y celebrando vivimos”, expresa Luz Adriana Latorre, directora de la Fundación Delirio.

Look delirante
El diseño del vestuario estuvo a cargo de los artistas de Delirio y diseñadores de moda especializados en ropa para espectáculos, Camilo Zamora y Wendy Elizabeth Perea. “En esta puesta en escena queremos volver a lo básico de nuestros colores vallecaucanos, nuestras riquezas como el oro y las frutas, en eso se ha inspirado el vestuario”, dice Zamora.

“Los desafíos siempre son primero, la comodidad de los bailarines, y segundo, la estética, nos enfocamos mucho en crear una experiencia para el público desde el vestuario. El reto siempre es superarnos e innovar, y ahora estamos muy enfocados en la moda circular y reutilizar al máximo”, agrega Camilo, artista de Delirio, quien, por función, se puede cambiar hasta nueve veces.

200 piezas vestuario.

100 pares de zapatos.

300 mil piedras de fantasía fueron diseñados para el show.

25 modistas, sastres, zapateros y artesanos, intervinieron.

VER COMENTARIOS