Alejandro Riaño, el 'cerebro' detrás del éxito de 'Juanpis González'

Alejandro Riaño, el 'cerebro' detrás del éxito de 'Juanpis González'

Abril 13, 2019 - 07:40 a.m. Por:
Anderson Zapata / Reportero de El País
Alejandro Riaño, el 'cerebro' detrás del éxito de 'Juanpis González'

Comediante bogotano, Alejandro Riaño.

Especial para El País

Quizá una de las razones por las que Alejandro Riaño, nacido en la Bogotá de mitad de los años 80, lucha con su personaje de ‘Juanpis’ por la igualdad, es porque cuando era niño le daba pena decirles a sus amigos del colegio que su papá vivía en el centro de la capital.

“Mi padre Alberto era artista y murió hace doce años, vivía en el centro y cerca de ese lugar estaban figuras como Jorge Alí Triana y otros que tenían que ver con el arte, la pintura y el teatro. Tal vez por eso me enamoré de este oficio”, dice Riaño, y cuenta que en su adolescencia estudió en el prestigioso colegio Gimnasio Campestre, por lo que en algunas ocasiones debía mentir sobre el lugar donde vivía su papá.

“Recuerdo que después de una fiesta de 15 años, me iban a dejar a la casa de mi papá y yo decía que quedaba en otro barrio donde vivían mis abuelos paternos. Me bajaba en ese lugar y tomaba un taxi hacia el centro. Hacía esa estupidez por no decirles a mis amigos que mi papá vivía allá. Cuando fui creciendo conocí otras personas mucho más chéveres y reales que no se preocupaban por el apellido de uno. Empecé a estudiar teatro en el centro y los mejores amigos que he podido tener son de allá”, dice Alejandro.

Lea también: 'Juanpis' González, el rey de los 'hijos de papi', analizó con El País la política colombiana

Alejandro Riaño, el 'cerebro' detrás del éxito de 'Juanpis González'

‘Juanpis’ es un personaje ficticio, creado e interpretado por el comediante bogotano Alejandro Riaño.

Especial para El País

Alejandro Riaño, el 'cerebro' detrás del éxito de 'Juanpis González'

María Alejandra Manotas, Matilde y Alejandro durante las vacaciones.

Especial para El País

“Hoy reconozco que parte de mi vida la desperdicié por andar aparentando de apellidos y bobadas con las que peleo hoy en día. En una ocasión le conté a mi papá lo que hacía, le lloré y le pedí perdón. Él me respondió que por eso era que no quería que me matricularan en un colegio de estrato alto”, cuenta este comediante que se declara amante de Cali y, por supuesto, de las mujeres de esta ciudad, tanto así que su novia María Alejandra Manotas es caleña.

“A ella la conocí porque tenía una exnovia caleña y una vez que íbamos bajando por la Avenida del Río, María estaba trotando, le pregunté a mi ex que quién era ella, me dijo su nombre y me quedó sonando en la mente. Días después hice un video riéndome de Nicolás Gaviria, el de ‘Usted no sabe quién soy yo’, y María me comentó el video. La empecé a seguir y tiempo después nos conocimos”.

La relación entre Alejandro y María Alejandra inició hace tres años y el 18 de mayo se casan. “Le propuse matrimonio en París, pero no iba a ser en esa ciudad sino en Santorini. Recuerdo que llevaba el anillo en la maleta y ya estaba desesperado y cansado, no me aguanté y le pedí matrimonio cuando íbamos pasando por la Torre Eiffel”.

Riaño confiesa que en septiembre pasado su vida se partió en dos cuando nació su hija Matilde, producto del amor entre él y María Alejandra. “Mi hija es lo mejor que le puede pasar a uno en la vida. Cuando llego del teatro a la casa, casi todos los días a las 2:00 a.m., aprovecho para darle tetero y ver televisión con ella. Matilde es el motor de mi vida”.

Eso sí, reconoce que extraña mucho a la primera persona que fue a visitar a la pequeña Matilde cuando nació: Fernando Gaitán.

Alejandro Riaño, el 'cerebro' detrás del éxito de 'Juanpis González'

Fernando Gaitán fue uno de los mejores amigos de Alejandro Riaño.

Especial para El País

“A mi hija le decía que él era el tío Fernando. Él le aportó mucho al país porque en su comedia nunca tuvo que utilizar una sola bala para ganar rating. Además todas las noches, cada vez que bajaba del escenario, me sentaba con él y nos fumábamos algunos cigarrillos hasta las 3:00 a.m. Nuestra amistad que fue creciendo poco a poco”, dice Alejandro sobre la persona que más consejos le dio para su rol de ‘Juanpis’: “Con ese personaje me aconsejó mucho. Me decía que no dijera algunas cosas porque podría ser peligroso”.

En voz de Alejandro

¿Cuál es el objetivo de su personaje ‘Juanpis González’?

La creación de este personaje nace porque ya llevaba 18 años haciendo comedia. Hace un año, cuando lo inventé, estaba pensando en que yo voy, me presento en el teatro, me pagan, me bajo del escenario y ya. No estoy construyendo nada.

Ya estaba cansado de no dejar un mensaje, de no construir y de no poder denunciar las cosas que nos están pasando. Cada vez que entro y veo noticias me duele mucho todo lo que nos ocurre y dije: ‘Por qué no darle voz a un personaje de ultra derecha que diga las cosas sin pensar y que diga una cantidad de ideas sin sentido’.

Quiero lograr, por medio de una voz, burlarnos de esas personas y demostrar que somos colombianos y que hasta que no nos unamos todos como país nunca vamos a salir adelante.

"Por lo que yo pienso de la vida me he quedado
sin muchos amigos y por eso mismo ando un poco más solo y con mi hermana María para arriba y abajo", 

Alejandro Riaño,
comediante.

Quiero dejar claro que todos somos iguales, que somos de carne y hueso, que sentimos y pensamos de manera diferente, por lo que nos podríamos sentar a debatir. Sin embargo, en este país no se puede opinar diferente.

¿Qué tan difícil fueron los inicios del personaje?

Fue muy complicado porque un personaje sarcástico como lo es ‘Juanpis’, no todo el mundo lo entiende. Cuando salí a decir cosas que solo las diría un cavernícola, la gente empezó a insultarme. Sin embargo, en un año de construcción del personaje y de lograr mostrar lo que se está haciendo, la gente poco a poco lo está entendiendo y recibiendo de una mejor manera.

Ahora tengo las entrevistas de ‘The Juanpis Live Show’, donde no puedo llevar políticos porque no sé la manera en que los van a recibir, pero las entrevistas que más me interesan son las de El Boletín del Gomelo, pues allí les saco los trapitos al sol a los políticos sin miedo. Aunque se vea que estoy sin miedo yo por dentro estoy muerto del susto.

¿Hay políticos que se han negado a participar en su show por el formato del programa?

Sí. Cada vez se me dificulta más conseguir políticos. He estado detrás de Álvaro Uribe, de Enrique Peñalosa y de Gustavo Petro y es difícil, pero seguimos esperando entrevistarlos.

¿Cuando estaba en ‘Los Comediantes de la Noche’ llegó un momento en el que se sintió encasillado?

Debo agradecerle siempre al programa, pero siento que lo que allí ocurría era que al sacar rutinas cada ocho días se nos agotaban los temas.

Algunas veces estas rutinas eran de 15 minutos, pero en edición las cortaban y salían de 6 o 7 minutos y algunas veces quedaban ideas sueltas y eso nos dejaba mal parados.

Siempre le digo a la gente que vaya y vea a los comediantes en vivo, pues no creo que en este país deba haber competencia en una profesión que busca hacer reír a las personas.

"Soy una persona que acepta lo
que hagan los demás, y cada cuál es libre
de hacer lo que quiera mientras
no haga daño".

Me encantaría lograr grandes cambios por medio de la comedia y unirlos a todos, pues cada cual tiene su estilo. Inclusive, a los que no les gusta mi comedia los respeto, pero lo importante es que por medio de este trabajo los humoristas logremos abrir los ojos de un país que lo necesita.

Usted dice que las personas a las que más le interesa entrevistar son los políticos, ¿el personaje de ‘Juanpis’ se inspiró en lo que hacía Jaime Garzón con Heriberto de la Calle?

Que me digan eso me hace sentir orgulloso, pero este formato ha existido desde hace muchos años donde  por medio de la comedia se logra llegar a lugares donde nadie se ha metido. Este personaje es riesgoso y algunas veces voy hablando sin filtros, algo que en un país como el nuestro es complicado.

¿Qué le dice su familia sobre las amenazas que ha recibido?

Cuando empezaron las amenazas se me quedaron dos cosas en la mente. Primero: aquí hablamos mucho de paz, pero nadie puede hablar porque es amenazado. Segundo: que si yo salgo interpretando a un bogotano petardo preguntando qué es Neiva, quiere decir que me estoy burlando de ese tipo de gente y no de Neiva. Me estoy burlando de aquellos a los que les da pena su propio país.

Mi personaje no es una crítica al bogotano, es una crítica a la gente estrato seis que cree que por tener plata puede pasar por encima de los demás, que cree que por ser ricos son mejores seres humanos y nunca prestan atención a los otros estratos. Mi mensaje es que todos somos iguales así pensemos de manera diferente.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad