Escuchar este artículo

Vallecaucano, a la espera de una patente de proyecto que lideró en Francia

Agosto 08, 2021 - 03:48 p. m. 2021-08-08 Por:
Paula Andrea Restrepo Flórez, del Semillero de Periodismo UAO- El País
Nicolás Franco González

Gracias a su buen desempeño, creatividad y responsabilidad, Nicolás Franco González, de 25 años, se ha destacado en Francia, donde estudió su maestría. Hoy trabaja en Lacroix-Group, una empresa proveedora de equipos tecnológicos.

Foto: Especial para El País

Nicolás Franco González es un joven bonaverense que vive en Rennes, Francia. Hoy está a la espera del registro de la patente de un sistema de inteligencia que él lideró en el Lacroix-Group, una empresa proveedora de equipos tecnológicos en la que actualmente trabaja.

La Ingeniería Mecatrónica, carrera de la que se graduó en 2019 en la Universidad Autónoma de Occidente, es un programa que incluye diferentes áreas como la computación, la robótica y la mecánica. En uno de sus últimos semestres en el centro educativo, Nicolás participó de un semillero en robótica y ahí fue donde desarrolló su tesis, enfocado en inteligencia artificial. Su trabajo final consistió en crear un dron con energía renovable, al cual se le agregaron diferentes componentes eléctricos como turbinas de viento y un software de inteligencia, para que el artefacto tuviese la capacidad de evitar obstáculos. En el mismo semillero, él se enteró de que en Francia se ofrecían unas pasantías a las que aplicó y quedó aceptado.

Llegó entonces a Grenoble, una ciudad en el suroeste francés, conocida por los escenarios naturales que ofrece para hacer deporte y por ser un centro europeo de referencia en biotecnología y nanotecnología, a realizar la pasantía de su pregrado.

En su práctica laboral este joven de 25 años tuvo la tarea de desarrollar un software, algoritmo, sistema computacional o inteligencia artificial para un carro inteligente que ya había sido creado. El software que tenía que programar consistía en un simulacro para probar el funcionamiento del carro inteligente.

Mientras cumplía con su tarea, la adaptación al país galo fue compleja, ya que no hablaba francés, además de eso, en ese país existen las cuatro estaciones, a lo que Nicolás no estaba acostumbrado. Pero en ese proceso, sus compañeros de trabajo fueron de gran ayuda al enseñarle el idioma, adaptarse al ambiente y cómo relacionarse con los franceses.
Luego de terminar la pasantía de pregrado, este exgraduado del Instituto Comercial del Pacífico (Incodelpa) se postuló a la ‘Maestría de visión computacional y robótica’ en la Escuela de Ingenieros de Grenoble.

Cabe resaltar que en Francia, las ingenierías se cursan en cinco años, de los cuales, los últimos dos son parte de una maestría, por lo tanto, fue aceptado directamente a segundo año y en los últimos seis meses de sus estudios, él se fue a vivir a París debido a que la empresa en la que iba a realizar las prácticas de maestría está ubicada allá.

Su práctica giró en torno a un proyecto propio de ciudad inteligente, es decir, aquella urbe que se caracteriza por el uso intensivo de las TIC en la creación y mejoramiento de los sistemas que la componen.

El proyecto que llevó a cabo consistía en realizar un algoritmo, o sea, un conjunto de operaciones matemáticas con las que se puedan hallar soluciones a problemas. Este algoritmo lo creó con el objetivo de poder hacer un seguimiento a los vehículos de una ciudad. Su creación llamó tanto la atención que Nicolás pudo realizar una publicación sobre ella en la conferencia ICIAR (International Conférence on Image Analyses and Récognition).

La ICIAR es una conferencia, que desde el año 2004, se realiza presencialmente entre los países de Portugal y Canadá. A esta asisten en su mayoría investigadores y practicantes en áreas como reconocimiento de patrones, análisis de imágenes y videos. Debido a la pandemia del Covid-19, Nicolás realizó la charla de manera virtual, desde Rennes, Francia.

A partir de la publicación de su charla titulada ‘Métricas inteligentes de afinidad múltiple para el seguimiento de objetos’, recibió varias ofertas laborales. Escogió la de Lacroix-Group, una empresa ubicada en Rennes, de ahí que hoy reside en esa ciudad. Esta compañía realiza proyectos encaminados a la creación de carros autónomos y el desarrollo de ciudades inteligentes.

Entre las razones para patentar un producto están la protección del mismo. Además, cuando una compañía patenta, quiere decir que está innovando, que está haciendo investigaciones y obteniendo resultados.

En lo que Nicolás Franco se ha enfocado es en un proyecto en el cual se busca mejorar la vida de los habitantes de la ciudad. La iniciativa de este vallecaucano consiste en instalar cámaras junto a los semáforos. Ellas poseen un sistema de inteligencia artificial, de tal manera que con esta se pueda identificar todo lo que circula en la ciudad -personas, objetos, animales, vehículos- y asimismo, el sistema inteligente tome decisiones oportunas de cambiar el color en cada semáforo, para que, dependiendo de la cantidad de automóviles o personas, asimismo sea la movilidad.

La inteligencia artificial juega un papel importante en enseñarle al algoritmo o software o programa computacional cuáles son los objetos del ambiente y que, asimismo, este pueda identificarlos y tomar decisiones. “Hay un sistema de seguridad que cambia a temporizador, entonces si el algoritmo llega a tener algún problema se vuelve al sistema normal. Pero, generalmente, una falla sería causada por algún agente externo como alguien que intenta hackear la red, porque el algoritmo como tal, como es probado en muchos test, no debería fallar”.

Nicolás fue el encargado de crear todo el sistema desde cero, basado en investigaciones y precedentes del tema, y, aunque era un producto que en su mayoría funcionaba correctamente, seguían existiendo fallas al momento en el que el sistema tenía que identificar los objetos correctamente. Entonces, el bonaverense creó un algoritmo que mejorara en su totalidad el sistema para que así no cometiera errores en la detección de los transeúntes y vehículos de la ciudad.

Una vez establecieron que esta innovación funcionaba cabalmente, Lacroix-Group inició en Francia el proceso de patentar este algoritmo que perfeccionó el sistema inteligente de las cámaras. Hoy Nicolás y su equipo de trabajo se encuentran a la espera de que el algoritmo creado pase todos los filtros para que pueda ser patentado.

Mientras, este colombiano a quien le encanta pasar el tiempo libre con sus familiares y amigos, estudiar y hacer deporte, sigue craneando nuevas iniciativas para Lacroix Group y para su proyecto independiente: Boat Travel. Esta es una empresa virtual que vende pasajes a las diferentes playas del Pacífico colombiano. Nicolás ha trabajado en ella por más de un año en conjunto con dos amigos. La finalidad es que crezca el turismo a las islas y que sea más fácil y rápido adquirir los tiquetes. En un futuro buscarán alianzas con los hoteles de las playas y así vender planes completos. Por el momento solo venderán tiquetes.

Obtén acceso total por $9.900/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS