Los nuevos retos de Luis F. Gómez, rector de la Universidad Javeriana de Cali

Escuchar este artículo

Los nuevos retos de Luis F. Gómez, rector de la Universidad Javeriana de Cali

Marzo 15, 2020 - 07:55 a. m. Por:
Redacción El País
Universidad Javeriana Cali

Campus Nova se compromete en apoyar a la comunidad empresarial de la región como parte esencial de su oferta de valor.

Especial para El País

Por tres años más estará liderando la Universidad Javeriana de Cali el sacerdote de la Compañía de Jesús Luis Felipe Gómez, quien hace seis, llegó a la rectoría del centro educativo.

Este abogado bogotano con raíces manizalitas, exrector del Colegio Berchmans, magíster en Economía y Administración de Empresas, fue ratificado en el cargo en febrero pasado. Se le nota con el mismo entusiasmo y las ganas de emprender nuevas conquistas, como cuando recién llegó a la rectoría del Alma Máter, en marzo de 2014.

El filósofo de la Pontificia Universidad Javeriana y teólogo del Centro Sèvres de la Compañía de Jesús en París tiene tres grandes metas en la administración que empieza: “Aseguramiento del aprendizaje, generación de conocimiento e investigación más pertinente para nuestro entorno y que haya una mayor participación de toda la comunidad educativa: profesores, estudiantes y colaboradores, hacer eso más vivo, que los procesos de articulación fluyan fácilmente, que las manos solidarias sean mucho más generosas, gratuitas y oportunas”.

Rector: si hace un balance de su pasada administración, ¿qué le produce mayores satisfacciones?

1. Ir acompañando la maduración de la comunidad académica de la universidad con hechos concretos como el lanzamiento de doctorados, actualmente tenemos tres.

2. Haber logrado la maduración del Instituto de Estudios Interculturales que significa un activo importantísimo para la región y que le ha servido a ella lograr esa articulación de los intereses del Estado, la sociedad y la empresa desde los territorios.

3. Haber acompañado el programa Ser Pilo Paga y haber hecho unos cambios internos en la universidad muy importantes, precisamente para asegurar los procesos de aprendizaje y de inclusión.

4. Haber graduado los primeros médicos de la universidad. Esta fue una apuesta profunda que hizo la universidad antes de que yo llegara a la rectoría y a mí me tocó recoger ese primer fruto, porque con eso logramos generar una dinámica muy importante con la creación de la Facultad de Salud.

Lea También: Con estas estrategias buscan frenar retos peligrosos en Cali que hacen virales en redes

5. Habernos ganado en la última versión el premio a la Casa Sostenible en el concurso Solar Decathlon. Me gusta mencionar esto porque es un trabajo interdisciplinario: muchachos de arquitectura, de ingeniería, de comunicación, etc, estuvieron detrás de un proyecto que buscaba dos cosas fundamentales en la misión de la universidad: ser sostenibles, amigables con el medio ambiente y responder a unas necesidades concretas de la población pobre. Era la casa prototipo para hacerle frente al cambio climático en Buenaventura.

6. La consolidación de la planta de profesores que va conformando un gran capital para la región.

7. Finalmente, hay otro hecho que fue un gran hito: ganarnos el programa de Colombia Científica con la iniciativa Omicas, en el que Javeriana Cali es la universidad ancla. Esto es de grandes ligas. Esto no es algo que se pueda hacer desde cualquier universidad, sino desde las universidades que están haciendo bien su tarea de investigación.

¿En qué consiste ese programa?

Colombia Científica es un programa que sacó el Gobierno nacional a través de Colciencias con el apoyo de diferentes ministerios y el Banco Mundial para promover realmente programas de investigación que articularan muchos actores de la creación de conocimiento. Por una parte, las universidades acreditadas que ayudaran a universidades no acreditadas a acreditarse; que articulara universidades nacionales con universidades del exterior. Que articulara académicos con personas de la empresa privada. Todo esto lo logramos con un proyecto que busca el mejoramiento en la caña y en el arroz articulando las ciencias de la vida con la ingeniería, lugares de confluencia de saberes.

¿Qué le deja un sinsabor?

El principal sinsabor de la educación superior en nuestra región está en unos datos que nos da anualmente el Consejo Privado de Competitividad: nuestro Departamento está por debajo de muchos otros departamentos, más abajo del puesto 20, siendo el Valle del Cauca la tercera economía del país, producimos casi el 10 % del PIB nacional, sin embargo, en términos educativos estamos muy mal y no solo en la cobertura de la educación superior, sino también en la calidad de la educación básica. Es decir, nuestra región tiene unos problemas muy grandes de fondo que los han venido trabajando los últimos alcaldes, en el caso de Cali. Pero todavía la brecha es grandísima. Entonces, lo que más me frustra es no poder colaborar más a ese cierre de brecha en la región. Uno quisiera ser un actor muchísimo más relevante en ese cierre de brecha.

Rector universidad javeriana cali

El rector posa teniendo como fondo el Edificio El Cedro Rosado, que será inaugurado próximamente y donde funcionará un laboratorio de innovación.

Foto: José Luis Guzmán - El País

Siempre ha querido acercar más la universidad a la ciudad. ¿Qué iniciativas tiene hoy para eso?

Uno de los grandes focos en la universidad es el aseguramiento del aprendizaje. Para que este sea sólido y creciente debemos dar un paso más hacia lo experiencial. Por ello, hemos ido ganando ciertas fronteras de trabajo de los estudiantes en nuestro entorno. Eso lo hemos hecho a través de dos grande s pilares:

1. A través del aprendizaje-servicio por medio del programa Forja (Formación Javeriana para el Cambio Social y la Paz) que es un muy bonito. Eso es una manera de acercar el conocimiento, pero también las nuevas generaciones al acompañamiento de situaciones en territorio para ayudar a la transformación de la realidad.

2. Nuestra apuesta por la innovación. Llevamos más de diez años en una alianza con Stanford University, que es una de las universidades que marca la pauta en torno a la innovación a nivel mundial. Hemos tenido un trabajo conjunto con ellos. Y estamos inaugurando este año nuestro Design Factory, que es un gran laboratorio de innovación en uno de los nuevos edificios. Nosotros esperamos que desde este laboratorio nos conectemos muchísimo más con las empresas, la sociedad, el Estado, para solucionar problemas, para generar nuevas soluciones creativas e innovadoras.

Y hay un tercero que es a través del Instituto de Estudios Interculturales con todos los procesos de acuerdo de los distintos agentes presentes en territorio, que es el gran sueño que tenemos. Que territorios que fueron escenarios de la guerra sean ahora escenarios de la paz. Ahí estamos nosotros liderando, por ejemplo, las obras por impuesto, que son carreteras en algunas zonas para que sean productivas y la paz entre y logremos integrar esos territorios.

¿Y esa idea de becas por impuestos, de dónde partió?

Esta fue una iniciativa muy bonita que con el Concejo de la ciudad y la Administración pasada de la Alcaldía con su alcalde y su secretaria de Hacienda logramos incorporar. Aquí en Cali tuvo una participación muy importante el concejal Henry Peláez - que hay que darle el crédito- quien estableció en ese mecanismo un aporte de las universidades. Estas damos de entrada un 25 % y se permite el pago del impuesto de Industria y Comercio con becas para ese 75 % restante que queda de la pensión. Y tiene un techo de hasta siete salarios mínimos. De tal manera que la universidad da un 25 %, el impuesto da hasta siete salarios mínimos y lo que queda faltando, los otros gastos de sostenimiento de los muchachos: el transporte y todo eso, va por cuenta de la familia. Son estos ejemplos de concurrencia de todos para llegarles con educación de calidad universitaria a egresados de los colegios públicos de nuestra ciudad.

Las becas para estudiantes de colegios oficiales son un ejemplo de lo que tenemos que inventarnos como sociedad, para que todos participemos en la solución de las brechas gravísimas que están quitándoles la oportunidad de soñar a las nuevas generaciones, especialmente la de los barrios populares”.
Luis Felipe Gómez, rector de la U. Javeriana de Cali.

¿Cuáles son esos nuevos programas que tienen en mente para la Javeriana Cali?

Estamos trabajando en algunos nuevos programas, algunos de ellos ya han sido aprobados por el Ministerio de Educación y lo que buscamos es responder a aquellas dinámicas que la región está impulsando. Aquí en la región se han constituido varios clusters importantes como el de la Salud. Nosotros hemos creado Enfermería, Nutrición, Medicina y el próximo semestre sale Ingeniería Biomédica. Son decisiones de la universidad que están alineadas con las grandes apuestas regionales.
Por otra parte, en Colombia, gracias a los esfuerzos que hemos hecho de finalización del conflicto armado, por lo menos con uno de los grandes actores, se ha reactivado el turismo, y estamos en una zona que tiene una atracción turística muy importante: el Petronio, la Feria de Cali, nuestra cercanía al Eje cafetero, estar cerca a la biodiversidad del Pacífico. Tenemos fortalezas por todas partes. Entonces queremos estar cerca de esos sectores dinámicos que están asegurando un cambio en el futuro para el país: ahí aparece el programa de Turismo y el de Gastronomía, ambos aprobados por el Ministerio. Y así seguiremos trabajando.

¿Cuántos semestres durarán cada uno de estos programas?

Ocho semestres. Porque la idea es que todos estos profesionales hagan en un futuro una especialización, una maestría.

Y le corresponde este año la celebración de los 50 años de la Universidad Javeriana Cali…

La Javeriana ha sido el resultado de un emprendimiento profundo, de un grupo de personas jesuitas y laicos y profesores de la región que hemos logrado consolidar una propuesta formativa integral, eso nos caracteriza. Que buscamos sí, la excelencia académica, pero conjuntamente con esta, nos preocupan otras dimensiones de la persona y esa es la gran oferta. Y que la hemos logrado ir consolidando con esfuerzos en el tema de la innovación y el tema internacional. Nosotros estamos en todo un proceso de replanteamiento de nuestra planeación mirando esos nuevos 50 años y esperamos poder ser, así como un grupo de personas iniciaron con una clase de contaduría hace 50 años en unas aulas del Colegio Berchmans, poder decir que en el 2020 un grupo grande, una comunidad educativa, repensó esa universidad para los próximos 50 años.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS