Las experiencias de solidaridad de estudiantes con comunidades vulnerables en pandemia

Diciembre 02, 2020 - 09:48 a. m. 2020-12-02 Por:
Redacción de El País
colegio Jefferson

La caleña Isabella Guzmán, líder del reto Jefferson Solidario Challenge, durante una de las jornadas en el barrio Aguablanca.

Fotos: Especial para El País

El pasado mes de marzo, la caleña Isabella Guzmán, estudiante de la Universidad del Rosario, decidió encaminar sus esfuerzos a ayudar a las poblaciones más afectadas de la ciudad por el covid19 y el aislamiento obligatorio.

“La actual coyuntura del Covid-19 nos ha probado a todos en distintas facetas. Nos ha probado como personas, ha probado nuestra capacidad de proponer, reflexionar y ser críticos. Por eso, con mis compañeros empecé a reunir fondos y alimentos no perecederos para poder desplazarnos al Distrito de Aguablanca y entregarlos en compañía de líderes sociales del Distrito”, afirma la joven, que en 2017 fue la única menor de edad elegida por TEDx Talks para integrar el panel de speakers de ‘TEDx Valle de Lili Women’ con la charla ‘No hay mayor paz que el perdón y la buena acción’. Madres cabeza de hogar, niños, personas de la tercera edad y vendedores informales se vieron beneficiados con esta jornada humanitaria en la que, inclusive, la Policía Nacional se sumó a ayudar.

Al ver el impacto y necesidad de brindar una mano a un mayor número de personas, los graduados de la clase de 1994 del Colegio Jefferson, de donde se graduó Isabella, decidieron unirse y aportar cerca de 70 mercados adicionales que llegaron a personas en situación de discapacidad y a familias que perdieron sus trabajos en medio de la pandemia.

colegio Jefferson

Los egresados del 2020, la promoción más reciente, también se unieron al reto.

Tras la labor de sus exalumnos, la oficina de egresados del Colegio Jefferson, ubicada al norte de la ciudad, empezó a trabajar codo a codo con Guzmán en la creación del #JeffersonSolidarioChallenge, un reto digital a través del cual diferentes promociones de egresados de este colegio se han retado entre sí a continuar la gran cadena de donaciones.

“Hasta el momento se han sumado 15 promociones, cerca de 500 egresados y han logrado impactar a más 600 familias”, explica Natalia Olmos, líder de egresados del Colegio Jefferson.


Lea aquí: ¿Volver o no a las aulas? El dilema de padres, estudiantes y docentes

En total, la iniciativa ha logrado destinar más de $20.000.000 en ayudas para poblaciones como la comunidad de Llano Verde, Aguablanca, los vendedores informales de Cali de la comuna 21, los recicladores del Jarillón y fundaciones como Los Niños del Mundo Siempre Amigos, que con el #JeffersonSolidarioChallenge han recibido apoyo en alimentación, kits escolares, libros, cuadernos, material para obra, mano de obra, ropa e incluso, implementos como sillas de ruedas.

colegio Jefferson

Sillas de rueda, alimentos, artículos de aseo, kits escolares e inclusive material y obra de mano para construcción, han sido parte de los insumos donados durante el reto.

Además, los egresados Jefferson y Educambio se encuentran liderando el proyecto ‘Me late por la BiblioCasa’, una iniciativa que tiene como finalidad la recolección de fondos para la construcción de una biblioteca en el barrio Llano Verde que permita a la comunidad continuar con su proceso educativo desde su comunidad.

Desde las promociones más antiguas hasta las más recientes se han sumado a esta iniciativa. Los estudiantes de la clase de 2020, que se graduaron en medio de la virtualidad a mediados de este año, se unieron también. “Este reto es muy importante porque nos da la oportunidad de ayudar a quienes están pasando necesidades. Nosotros retamos a la promoción del 2000 y esperamos que más personas sigan sumándose al cambio”, señaló Pablo Gómez, actual estudiante de medicina en la Universidad Icesi.

Buscando replicar el modelo y lograr un impacto aún mayor, los egresados Jefferson han retado formalmente a otros colegios bilingües de Cali a unirse con sus respectivas asociaciones de egresados.
Se estima que más de 3000 familias puedan ser beneficiadas con el trabajo conjunto de todas estas comunidades educativas. “Ninguna ayuda es poca y hoy más que nunca la historia se escribe haciendo, proponiendo, reflexionado y poniéndonos en los zapatos del otro”, culmina Isabella Guzmán.

VER COMENTARIOS