Escuchar este artículo

¡De vuelta a clases!

Septiembre 02, 2020 - 03:02 p. m. Por:
Por Alejandra Escobar Sarria, integrante del Semillero de Periodismo UAO- El País
Colegio Hispano

Las clases virtuales son posibles gracias a cámaras webcam y micrófonos inalámbricos para que los docentes puedan dar clase a los estudiantes que están en el salón y a los que están en casa con la plataforma Moodle.

Especial para El País

Colegios privados de la ciudad, junto con las secretarías de Salud y de Educación, buscaron alternativas para que niños y jóvenes pudieran retomar sus clases desde la presencialidad, luego de permanecer seis meses sin que se sentaran en sus pupitres.

Entre las instituciones participantes en esta iniciativa se encuentra el Colegio Hispanoamericano que, a principios de agosto, en cabeza de su rector Hugo de Jesús Botero, apostó por la posibilidad de que sus estudiantes estuvieran en contacto de manera directa, personal.

“El 4 de agosto tuvimos una visita de la Secretaría de Salud de Cali y conseguimos, a través de acta, la aprobación para la atención a público, en este caso, para abrir puertas a docentes y directivos”.

Para el directivo, la modalidad de presencialidad tiene mucho de ganancia y valor agregado en relación a un modelo virtual, precisamente, por esa oportunidad de interacción de los alumnos con los maestros.

“No es lo mismo para un niño de primer grado aprender a leer y a escribir de manera virtual que presencial, la manera en que la profesora gesticula, se expresa para la pronunciación de letras, vocales y consonantes, fonéticamente de manera virtual es mucho más complicado, los tiempos que demanda la educación virtual son mucho más amplios que de manera presencial”.

Sin embargo, Botero comenta que la tarea para que los estudiantes puedan volver a las clases es extensa y minuciosa, por eso tuvieron que crear documentos y lineamientos para poder obtener el aval por parte de la Secretaría de Educación Municipal. Entre estos se encuentra el documento ‘Plan Hispano 2020-2021’, en el cual de manera extensa se mencionan todos los procesos de protocolos de bioseguridad y todo el alistamiento físico, tecnológico, pedagógico, educativo de la institución en sus dos sedes: la de Prados del Norte, donde se ubican los estudiantes de primer a grado once y la de Arroyo Hondo, que abarca primera infancia y preescolar.

Posterior a la visita de la Secretaría de Salud de Cali tuvieron que realizar las adecuaciones necesarias para que tanto docentes, estudiantes y personal administrativo tengan el mayor cuidado para protegerse contra el Covid-19. Entre esas adecuaciones están la modificación de horarios y espacios físicos:

● Horarios: El ingreso de preescolar, primero a tercero y cuarto a once, se manejará en horarios diferenciados a la hora de ingreso y de salida, al igual que los descansos. Se contará con un total de diez espacios de receso desde la mañana hasta en la tarde.

● Espacios Físicos: Los salones antes de la pandemia tenían espacio para un total de hasta 30-35 personas. Ahora, con base en los protocolos, no se superarán los 18 puestos por salón, con una distancia de 1 a 3 metros entre estudiantes. En los tiempos de receso, los alumnos podrán estar a una distancia de 1 a 2 metros.

El rector del Colegio Hispanoamericano aclara que, aunque se están realizando todos los procesos, de la mano con la Secretaría de Educación Municipal, para que la presencialidad sea una opción, la virtualidad no se acabará hasta cuando termine la pandemia. Por tal razón, el centro educativo contará con un modelo semipresencial.

Colegio Hispano

La modalidad de presencialidad tiene mucho de ganancia y valor agregado en relación a un modelo virtual, precisamente, por esa oportunidad de interacción de los alumnos con los maestros.

Especial para El País

“Vamos a tener la posibilidad de hacer un paralelo entre presencialidad y virtualidad, es decir, tenemos un salón de 30 estudiantes con capacidad para 18, los demás se quedarán en casa, pero haciendo virtualidad gracias a las cámaras webcam y micrófonos inalámbricos que tenemos en los salones donde los docentes darán clase de manera sincrónica a los estudiantes que están en el salón y a los que están en casa con la plataforma Moodle”.

Botero manifiesta que, aunque anteriormente se contaba con televisores, computadores y teatros en casa en los salones de clases para el desarrollo de actividades académicas, han tenido que hacer una inversión significativa de cámaras y micrófonos inalámbricos de por lo menos $3000.000 por aula, para que los estudiantes entren al modelo de presencialidad.

El rector del colegio Hispanoamericano expresa que han sido afortunados como institución educativa, ya que para el periodo 2020-2021 se han matriculado 1118 estudiantes de los 1280 que se presentaron en el periodo 2019-2020 y que esto es gracias a las familias que han respondido y han creído en su proyecto educativo. A su vez comenta que la institución en vez de disminuir el número de docentes lo incrementó en casi un 20% para preescolar, primero y segundo.
Según Botero, se tiene previsto que a partir de mañana se dará inicio a las clases de manera virtual con el modelo Hispano Virtual a grados preescolar y bachillerato.

Por otro lado, comenta que debido a una visita realizada por las Secretarías de Educación y Salud de Yumbo, con unas mejoras mínimas en la institución, esperan la aprobación del regreso a clases de estudiantes bajo la alternancia.

Con relación a la sede de Cali, que bajo el documento ‘Orientaciones pedagógicas para el regreso gradual y progresivo de la comunidad educativa al retorno escolar bajo el esquema de alternancia’, dado por las Secretarías de Educación y Salud de Santiago de Cali se espera poder recibir estudiantes a partir del 28 de septiembre.

Rector Hispano

El rector de Colegio Hispanoamericano, Hugo de Jesús Botero.

Especial para El País

¿Por qué insistir en la presencialidad?
Los estudiantes requieren de una interacción permanente entre semejantes y profesores, ya llevamos seis meses desde que los niños y jóvenes no tienen esa interacción que les ayuda a ser ciudadanos, mejores personas, socializar con los demás, trabajar en equipo. Eso solo ocurre cuando están en el colegio y eso es muy importante para la etapa de crecimiento del estudiante.

¿Qué campañas implementarán para que no se baje la guardia frente al Covid-19 al dar inicio a las clases presenciales?
Nosotros tenemos unos protocolos propios de bioseguridad para personal administrativo y docentes, avalados por la Secretaría de Salud, sin embargo, estamos a la espera de unos protocolos que nos dará la Secretaría para los estudiantes, para todo el tema del ingreso a la institución: desinfección de calzado, tamizaje, toma de temperatura, preguntas básicas a los estudiantes, encuestas semanales a las familias sobre su estado de salud del núcleo familiar del niño, se les pedirá tapabocas de manera obligatoria y uno adicional por si se le pierde y bolsas Ziploc para que los guarden.

Si se presenta un docente o estudiante con algún síntoma, inmediatamente se le determinará estadía en casa y de manera constante, los profesores en dirección de grupos estarán evaluando y hablando con los chicos frente a las afectaciones.

Pasando un poco al extremo, si se llegase a presentar un caso de Covid-19 entre estudiantes o docentes ¿Cuál sería el paso por seguir?
Hay un protocolo que tenemos nosotros que es el de contactar a esas personas, mirar cuál fue el posible contagio que tuvieron previo a dar positivo, ya sea estudiante o profesor, determinar unos días de cuarentena (14 días aproximadamente) al grupo donde estaba. Mientras se esperan las pruebas, se determina la incapacidad de los afectados y verían clase de manera virtual.

Si llegase a suceder lo manejaremos con la mayor calma y responsabilidad tomando las decisiones que correspondan.

Como rector que maneja un número importante de estudiantes, ¿cómo visualiza la reapertura de las demás instituciones?

Por lo que he percibido, sin tener cifras exactas de alguna institución educativa, lo que se puede ver es que algunas instituciones están viviendo una situación compleja refiriéndonos a la cantidad de matriculados, muchos colegios han tenido que cerrar sus puertas, hay jardines que no han podido abrir porque no tienen el número necesario de alumnos y eso se ve reflejado en muchas familias que no han podido acceder a los centros educativos ni lograr que sus niños continúen su formación.
Por otro lado, muchos docentes se han quedado sin empleo debido a la reducción del número de estudiantes matriculados.

¿Estarían ustedes abiertos a compartir su modelo con otras instituciones?
Completamente.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS