¿Quedó satisfecho el Gobierno con la Ley de Financiamiento?, responde Carrasquilla

¿Quedó satisfecho el Gobierno con la Ley de Financiamiento?, responde Carrasquilla

Diciembre 19, 2018 - 11:40 p.m. Por:
Redacción de El País
Alberto Carrasquilla

Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda.

Colprensa

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, afirmó que el proyecto de ley de financiamiento que salió del Congreso le gusta al Gobierno Nacional porque mantuvo los principios que quería el Estado.

Por ejemplo, se avaló la reducción significativa de la tasa renta para las empresas “que es una apuesta a favor del crecimiento con emprendimiento”. También considera que es una ley que fomenta la equidad porque “no habrá afectación para la población más vulnerable del país ni para las clases medias. En la parte de renta de personas naturales se toca a quienes tienen más capacidad de pago”.

Asimismo, destacó el funcionario que la ley le apuesta a la legalidad y por ello fortalece la Dian e introduce mecanismos de sanción para la evasión tributaria. Además, busca formalizar y dar entrada a sectores que hoy en día no son parte de la tributación con el régimen simple.

“Esta reforma conviene, pero tenemos que decir que los recursos que recaudará son inferiores frente a lo que el Gobierno necesita. Por eso la siguiente tarea es adecuar la dinámica del gasto del Estado. Vendrán recortes para el año entrante y en ello estamos trabajando”, dijo.

En rueda de prensa, el ministro Carrasquilla aclaró el impacto que tendrá la ley de financiamiento para el país.

La ley que salió del Congreso no fue la que se presentó, ¿ faltó empoderamiento del Gobierno para tener una reforma estructural?

Le hago una reflexión que me parece útil. Los países que pasan de ser pobres a países donde la mayoría son clase media o de ingresos altos tienen una tributación diferente a la de Colombia, en ellos se enfatiza la carga tributaria en las personas naturales.

Los países que migran a ingresos medios empiezan a tener más exigencias de la sociedad y eso significa mayor gasto y se demoran en entender que para tener mejores carreteras, servicios públicos, mejores colegios y hospitales, toca pagar.

"Si los analistas ven con preocupación la situación de Colombia, nuestra expectativa es que esas inquietudes se irán despejando con
lo que tenemos en marcha",
Alberto Carrasquilla,
ministro de Hacienda.

Esta reforma la veo como un paso en esa dirección para que el país comience a debatir estos puntos. Nosotros gradualmente tenemos que ir adquiriendo consciencia de que la exigencia de mejores bienes públicos está acompañada con la necesidad de encontrar maneras democráticas de pagar. Eso no está en nuestro Adn, pero debe entrar. La reforma tributaria estructural es una reforma para un país de ingreso medio alto o ingresos altos y es difícil que eso se logre de un momento a otro. Este es un primer paso, en 20 años o 25 años nuestro sistema tributario será parecido al de países avanzados.

Lea también: 'Esto fue lo que se aprobó en la Ley de Financiamiento que regirá desde enero'.

Una de las novedades fue la sobretasa al sector financiero. El Gobierno no dio su aval a esa propuesta, se tomará alguna decisión al respecto?

Nosotros tenemos la obligación de cumplir la ley. Eso no tenía el aval del Gobierno porque no se aceptaron las razones por las cuales se estableció esa iniciativa. Pero se debe aceptar el veredicto de la democracia. Miraremos opciones, pero la primera reacción es que es la ley y hay que cumplirla.

¿Cómo se conseguirán los recursos faltantes para financiar el presupuesto del 2019?

Aún no hay una respuesta para eso, estamos en ese trabajo y nuestra obligación en los próximos años es el cumplimiento en la regla fiscal y anclamos todas las discusiones en eso.

Lo claro es que hay que hacer recortes, unos inmediatos y otros que requieren de reformas legales y tratando de minimizar el impacto en el gasto social.

Creo que en el mediano plazo se tiene que revisar la política de subsidios. Esto será de manera escalonada. Estimamos que la ley de financiamiento recaudará $7,1 billones y con sobretasa a los bancos se podría sumar $480.000 millones en el primer año.

"Los futuros recortes al gasto se van a hacer de manera escalonada buscando ajustar el gasto a la realidad económica del país y al cumplimiento de la regla fiscal",
Alberto Carrasquilla,
ministro de Hacienda.

Ya se anunció la reducción de subsidios a vivienda diferente de VIS, ¿qué sigue?

Creo que el país tiene una política de subsidios diseñada para un país de ingresos altos. Colombia es un país donde 25 % de la población es pobre, pero el régimen subsidiado en salud abarca al 50 % de los habitantes. Eso implica un gran desembolso y ejerce una presión fiscal que debe revisarse.

El 85 % de la población recibe algún tipo de subsidio y eso es válido cuando la pobreza es más alta. Esos mismos programas focalizados nos están mostrando que en muchos casos nuestros subsidios pueden llegar a poblaciones que no lo necesitan. Por eso estamos mirando qué sigue en esta materia.

¿Qué efectos tendrá la disminución del impuesto de renta a las empresas?

Hoy una empresa de tamaño mediano que facture $14.000 millones al año y con 100 trabajadores tiene una tasa efectiva de tributación del orden del 70 %, eso lo ha calculado el Banco Mundial y la Andi y ese número es uno de los factores que castiga el crecimiento.

Nuestros cálculos muestran como la tasa de crecimiento de mediano plazo en Colombia bajó de 4,5 % a 3,5 % y recuperar eso debe ser la tarea más importante y la tasa de renta es uno de los obstáculos. Con el proyecto de ley se reduce esa tasa efectiva de renta en 25 puntos. Con ello se recupera 0,4 puntos porcentuales en la tasa crecimiento del país en el primer año y se aumenta hasta lograr 0,8 % en el mediano plazo.

¿Cree que la ley de financiamiento será suficiente para que el país mantenga una buena calificación?

No será suficiente. Nosotros tenemos que demostrar que nuestro empeño es defender la estabilidad macroeconómica. Ninguna calificadora mira solo un aspecto y en este examen la bola está de nuestro lado y debemos mostrar avances con las reformas, austeridad en el gasto y esa película completa es la que miran las calificadoras para tomar decisiones.

¿Seguirá en el Ministerio?, ¿Se siente tranquilo?

La verdad, los ataques de algunos sectores me resbalan, no me afectan en lo más mínimo y no me quitan el sueño. Hay gente que se divierte con eso. No voy a renunciar, estoy entusiasmado con el diseño del programa de reducción de gasto razonable. También con el inicio de las discusiones sobre el Plan Nacional de Desarrollo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad