¿Qué ha pasado con las grandes obras de infraestructura del Valle?

Escuchar este artículo

¿Qué ha pasado con las grandes obras de infraestructura del Valle?

Junio 14, 2020 - 08:00 a. m. Por:
Redacción de El País

Hasta el 30 de este mes está vigente el contrato de mantenimiento y vigilancia de los túneles de la vía Buga-Buenaventura, según informó el Observatorio de Infraestructura del Valle.

Archivo/ El País

Todo parece indicar que durante el segundo semestre del año se reanudarán las obras en la carretera Buga- Buenaventura, que aún tiene 44 km sin doble calzada.

El viernes pasado se cerró la licitación para intervenir algunos tramos y se adjudicará el contrato en julio, mientras se sigue estructurando una concesión definitiva que termine por fin esa vía que lleva en desarrollo 12 años.

Se esperaba que esa concesión se hubiera adjudicado este año, sin embargo, es poco probable dado que para el proceso de estructuración es necesario hacer consultas previas y un estudio de geotecnia avanzado entre Mediacanoa y Loboguerrero, “actividades cuyo desarrollo ha sido afectado por la actual coyuntura no siendo posible cumplir los cronogramas que se habían propuesto para la apertura de dicho proceso de licitación”, explicó María Isabel Alvarado Cabal, directora de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, CCI, en el Suroccidente.

Es decir que el inicio de ese proceso de contratación ya quedó para 2021.

Le puede interesar: Aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón está listo para el plan piloto de vuelos nacionales

Pero, por otro lado, hay buenas noticias para la región, pues luego de presionar por las obras de la malla vial del departamento se dio inicio a ese proceso de contratación que significará inversiones por $1,16 billones para los próximos cinco años.

La gobernadora del Valle, Clara Luz Roldán, destacó la importancia de que en medio de la pandemia del coronavirus, arranque este proceso “que servirá para reactivar el desarrollo económico de nuestro departamento”.

Asimismo, Edwin Maldonado, director del Comité Intergremial y Empresarial del Valle, considera que este no ha sido un año perdido para la infraestructura en el Valle. “El año no acaba y a pesar de que no se esperan importantes avances en obra física, si hay espacio para concluir varios aspectos paralelos de tipo administrativo, que garanticen la ejecución de los diferentes proyectos, con lo cual se salvaría el año”.

¿Qué trae la nueva malla vial?

Este proyecto es el más avanzado, en abril empezó el proceso de contratación. Se trata de atender 310 kilómetros de vías del Valle, que incluye la construcción de 15,6 km de una nueva calzada sencilla entre Cali y Jamundí.

Además, se tiene estipulado la construcción de 12,6 km de nuevas segundas calzadas, 291.4 km de puesta a punto de corredores existentes, dos intercambiadores a desnivel (Sameco y Versalles), dos puentes vehiculares sobre el río Cauca, uno entre Jamundí y Villarrica y otro entre Cali y Yumbo, y 13 puentes peatonales.

“Este ha sido un trabajo que hemos construido entre todos. Aquí escuchamos las voces de las autoridades locales, en cabeza de la Gobernación del Valle, también a la bancada del departamento y por supuesto a los ciudadanos que pedían una malla vial de última generación que mejore la conexión entre sus principales municipios”, destacó el presidente de la ANI, Manuel Felipe Gutiérrez.

Se espera que este proyecto, clasificado como de quinta generación, sea adjudicado en septiembre, pero para llegar a eso aún se requieren varias etapas que se están surtiendo.

Mulaló-Loboguerrero

Lo que sí avanza lento es la ejecución de la nueva vía Mulaló-Loboguerrero. En la región hay temores por el futuro de esta carretera de 31 km, que está en manos del Concesionario Nueva Vía al Mar,

Covimar, pero que no ha arrancado por la falta de licencia ambiental.
El presidente del Comité Intergremial y Empresarial del Valle, Edwin Maldonado considera que por el bien de la región, “confiamos en que se pueda culminar el proceso de licenciamiento ambiental y garantizar la debida protección de los sistemas hídricos y ambientales de la zona de influencia, toda vez que el proyecto cuenta con estudios ambientales muy serios y el concesionario está desarrollando los requerimientos adicionales de las autoridades”.

Agregó que sobre esta carretera no hay Plan B y lo único es sacarla adelante “es un proyecto concebido desde la región, necesario para la competitividad y muy pertinente para la reactivación económica, la vía debe hacerse”, reiteró.

El concesionario de la vía Mulaló-Loboguerrero sigue trabajando sobre la información adicional que les solicitó la Agencia Nacional de Licencias Ambientales y el Gobierno se ha comprometido a que después de esto no se pediría más información.

La cuarentena postergó la fecha de entrega de esos estudios y ya no sería en noviembre de 2020 sino a comienzos del 2021.

Sobre el tema el senador Gabriel Velasco expresó que Mulaló-Loboguerrero es la única vía de cuarta generación del Valle, la cual es estratégica para el Suroccidente del país para disminuir costos y tiempo con lo que se ganaría competitividad. “He sido defensor del proyecto, levanté las alarmas cuando se generó el rumor de que la vía estaba empantanada.

El bloque de congresistas ha trabajado de manera unida para que este proyecto, concebido desde la región, y el dragado de Buenaventura, salgan adelante. Esperamos que pronto tengamos buenas noticias”.

¿Y el dragado?

Sobre este proyecto aún no hay definiciones. El Gobierno examina una iniciativa privada para cuya ejecución se tendría que implementar una especie de peaje, y los gremios de Buenaventura y los terminales portuarios presentaron otra propuesta que incluye usar los dineros de contraprestaciones portuarias, más aportes de la Nación.

Angélica Mayolo, presidente de la Cámara de Comercio de Buenaventura, considera que no se puede dar más larga a la ejecución del dragado de la bahía porque este es fundamental para garantizar la competitividad del comercio exterior colombiano.

“La bahía de Buenaventura tiene 12,5 metros de profundidad, Panamá tiene 16 metros y ese es el promedio de los puertos del Pacífico, sino dragamos, en el corto plazo, Buenaventura y Colombia perderá competitividad porque las nuevas embarcaciones no van a llegar”.

Aseguró que eso ya se está viendo y el año pasado se perdió carga de transbordo que se fue al nuevo puerto de Ecuador, lo que implica que los importadores colombianos deben pagar más por las compras externas porque ya no se hace trasbordo en Colombia sino en el vecino país.

En el 2019 se disminuyó en 27% la carga movilizada por el puerto de Buenaventura, por la baja del comercio (15%) y una caída del transbordo de 56%. Esto por la reconfiguración de servicios de Maersk que trasladó su operación de transbordo al puerto de Balboa en Panamá y, por otra parte, las líneas CMA-CGM, Hapag Loyd y Cosco llevaron su operación de transbordo al puerto de Posorja en Ecuador.

María Isabel Alvarado, resaltó que desde el Observatorio de Infraestructura del Valle se ha venido trabajando en un ejercicio mancomunado con el sector público para impulsar todos estos proyectos regionales, más la concesión de los aeropuertos, los cuales son calificados como prioritarios para el departamento, por lo que ninguno se puede quedar por fuera de la agenda local y nacional.

Primeras obras

El viernes se cerró la licitación para intervenir 8,5 km de la vía Buga-Buenaventura, en la cual el Invías invertirá $150.000 millones. Este contrato se adjudicará en julio, con ello será posible ver algunas obras en la doble calzada antes de que termine el año.

Entre los tramos a intervenir están 1,5 km de segunda calzada en el paso por Loboguerrero y 7 km en el sector Loboguerrero-Calima. También se adjudicará la operación y, mantenimiento de los túneles del sector Cisneros - Loboguerrero.

Según el Observatorio de Infraestructura, desde agosto de 2019 Invías suscribió un contrato para el mantenimiento de los corredores viales del Valle y Cauca, al cual le fue adicionada la operación, mantenimiento de los túneles de la vía Buga-Buenaventura, contrato que está vigente hasta el 30 de junio de 2020 y que tiene un valor de $28.459 millones.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS