"Será difícil coger el ritmo de nuevo": Alfredo Arias, técnico del Deportivo Cali

Escuchar este artículo

"Será difícil coger el ritmo de nuevo": Alfredo Arias, técnico del Deportivo Cali 

Junio 22, 2020 - 12:05 a. m. Por:
César Polanía - Editor de Afición 

Alfredo Arias, DT del Cali.

Fotos: Giancarlo Manzano y Jorge Orozco / El País

Alfredo Arias llegó esta temporada al Deportivo Cali, dirigió siete partidos de la Liga y había empezado a encontrar el fútbol que deseaba, dejando inclusive buenas sensaciones en la hinchada azucarera, hasta que llegó la parálisis del torneo por cuenta de la pandemia del coronavirus.

Comenzar casi prácticamente de nuevo, lograr que sus jugadores se relacionen otra vez con la pelota en los movimientos que el equipo había memorizado y convertir en hábito ese fútbol que a él le gusta son los mayores retos que se plantea el entrenador uruguayo, confinado en Cali desde que inició la emergencia sanitaria en Colombia.

Todo este tiempo ha estado aislado, trabajando desde casa y soportando la soledad, que terminó el viernes pasado, gracias a un vuelo humanitario en el que llegó su esposa desde Uruguay para hacerle compañía.

Arias se muestra animado porque pronto volverán los entrenamientos y quizás en septiembre ya esté rodando la pelota. Quisiera terminar el torneo que empezó, pero reconoce que eso dependerá de lo que decidan los clubes en la asamblea de la Dimayor antes de finalizar este mes.

Con el técnico charrúa, El País habló vía telefónica de lo que a él más le gusta, la pelota.

Le puede interesar: "Lento y desaparecido", la crítica de la prensa española a James en su regreso a la titular del Madrid

La liga colombiana volverá posiblemente en septiembre, luego de paralizarse desde marzo. ¿Una para tan larga afecta considerablemente lo que ya había logrado usted como entrenador del Cali?

Nos va a afectar a todos por igual, no solo al Deportivo Cali. Cuando volvamos a la normalidad, a los entrenamientos, veremos el resultado, si durante todo este tiempo tomamos las medidas correctas. Todo se sabrá cuando se reinicie el fútbol, pero es indudable que nos va a costar en el juego.

¿Qué considera como lo más complejo en el retorno?

Volver a tomar el ritmo del juego, estar en los movimientos propios individuales y colectivos que un equipo necesita para jugar al fútbol, porque lo que hemos entrenado ha sido en espacios muy chiquiticos, cada uno en su departamento, solamente cuidando algunas falencias físicas, pero no hemos podido entrenar lo que es el fútbol, y eso es lo que más nos va a costar, que los jugadores comiencen a hacer juego, los relacionamientos, volver a hacer hábito su fútbol.

¿Cuál cree que es el tiempo prudente para lograr eso de nuevo?

El tiempo será prudente cuanto antes empecemos a entrenar, yo creo que si un jugador tiene contacto con la pelota y le permiten hacer los entrenamientos específicos, en tres semanas está listo. Lo que sucede es que vamos a pasar mucho tiempo con pruebas, test y entrenamientos individuales, y eso no es entrenamiento propio del fútbol, necesitamos hacerlo con relacionamiento, interacciones, oposición de la pelota, y eso es lo que requiere más tiempo.

¿Considera que en Colombia nos demoramos en ajustar los protocolos y debimos volver hace rato?

Seguramente las personas que han tomado las decisiones lo han hecho considerando muchas cosas, pero nosotros lo que queremos es volver a los entrenamientos cuanto antes, sin desconocer que enfrentar una pandemia no es fácil. Lo positivo es que ya se le dio el sí al protocolo y vamos a empezar a entrenar, y ojalá cuanto antes.

Usted tendrá una novedad en su cuerpo técnico, porque llega como asistente Ítalo Cervino, ¿qué sucedió con Maximiliano Viera, quien trabajaba a su lado?

Maximiliano expuso una situación familiar, quería ir a ver a su familia, llevaba mucho tiempo sin ellos, y al no tener una certeza sobre lo que pasaría con el torneo, optó por ver mejor a sus seres queridos, y me parece perfecto. Pero Cervino no será una novedad en el cuerpo técnico, con él hemos trabajado ya, lo único que hace es tomar el lugar de Maximiliano en la planilla, en el banco de suplentes para cumplir con la formalidad.

Usted sí optó por quedarse y ha estado solo esta cuarentena, ¿cómo la ha vivido?

Ha sido difícil sostener esta soledad y lo largos que se hacen los días al no tener a la familia, pero, por suerte, y con la ayuda de mucha gente acá en Colombia, mi señora llegó este viernes en un vuelo humanitario y está aquí, acompañándome, y me siento ahora mucho mejor y enfocado en que vamos a regresar a los entrenamientos.

¿Qué le dijo su señora apenas lo vio?

Estábamos felices los dos, una alegría indescriptible al vernos después de tanto tiempo, y solo tengo palabras de agradecimiento para quienes hicieron posible que ella pudiera viajar a Cali.

¿Es partidario de que el torneo continúe o considera que es mejor iniciar uno nuevo?

Eso lo decidirán las personas que son más idóneas y que saben cuáles son las circunstancias, los tiempos y las obligaciones comerciales que seguramente hay firmadas con muchos espónsor. Lógicamente, uno siempre quiere terminar lo que empezó, en todos los aspectos de la vida lo sano siempre es ir hasta el final de lo que uno comienza y luego iniciar otra cosa, pero, sea cual sea la decisión, será bien aceptada y acá lo importante es que comencemos a entrenar cuanto antes.

¿Lo ideal será concentrar a todos los equipos en una sola sede o le es indiferente esto?

Me es indiferente y la decisión que tomen los responsables será correcta para mí.

Es probable que Andrés Felipe Roa regrese al Deportivo Cali, ¿qué sabe al respecto?

No sé más que lo que veo por los medios. Si se da, bienvenido, Roa es un jugador del club, y si no ocurre, mejor para él, porque proseguirá su carrera en ascenso en el exterior.

¿Le gusta aquello de los cinco cambios en los partidos?

Creo que es necesario en esta situación, no es que me guste, pero lo necesitamos, estamos regresando de algo que nunca habíamos vivido y en cuanto más cambios haya, será más fácil cubrir las lesiones, los cansancios o los malos funcionamientos, que seguramente se van a producir.

Es obvio que un hombre metido tanto tiempo en el fútbol extraña las canchas, pero ¿considera que ha sido lo más prudente esta espera, porque primero está la seguridad que la pelota?

Las medidas ya fueron tomadas y hay que aplaudir las decisiones, no es fácil tomar determinaciones sobre algo que uno nunca vivió y sobre algo que nadie sabe. Ahora hay que mirar el presente, ir hacia adelante para ver cómo vamos a seguir. Esto no ha terminado, la pandemia continúa y creo que todos hemos aprendido cada día a tener menos miedo para volver a vivir.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS