Escuchar este artículo

Michael Ortega: "Quiero devolverle al Deportivo Cali lo que me dio"

Julio 16, 2021 - 12:30 a. m. 2021-07-16 Por:
Daniel Molina Durango
Michael Ortega

Michael Ortega, volante del Deportivo Cali.

Oficina de prensa del Deportivo Cali

Amor. La grabadora de voz marca 25 minutos de diálogo y es la quinta vez que Michael Ortega pronuncia esa palabra que, como él mismo lo dice, representa el sentimiento que tiene por el Deportivo Cali.

Corría el año 2009 cuando el habilidoso centrocampista atlanticense maravillaba a la fanaticada verdiblanca con su fútbol creativo y de pases exquisitos, que hicieron que un año después de haber debutado como profesional fuera fichado por el Atlas de México.

En ese momento, Michael comenzó una larga travesía fuera de la ciudad que lo vio nacer para el fútbol. Después de estar en suelo manito se puso las camisetas del Bayer Leverkusen y Bochum de Alemania, Figueirense de Brasil y Junior, Once Caldas y Pasto en Colombia. Sin embargo, el brillo mostrado en sus inicios se fue apagando.

“Tomé otros caminos”, afirma el hoy volante de 30 años, que en su voz todavía conserva la emoción de ese juvenil que encaraba con picardía a veteranos en el Pascual Guerrero hace más de una década.

Después de su reciente paso por el balompié de los Emiratos Árabes y Chipre, en este 2021 Michael hizo todo lo posible por ganarse una nueva oportunidad profesional, ahora en el Cali. Trabajó desde el semestre pasado en Pance sin tener un contrato laboral para lograr su cometido. Su único vínculo contractual fue con él mismo y, por fortuna, el esfuerzo valió la pena.

En diálogo con El País, Ortega habló de su vida y de esas ganas enormes que tiene de volver a jugar con la verdiblanca. Amor verdadero, le dicen.

¿Qué siente al regresar al equipo que lo hizo debutar como profesional?
Tengo muchos sentimientos encontrados. Llegar a Pance me hace recordar cosas de cuando estaba muy joven y eso me llena de felicidad y ganas. Quiero devolverle al club lo que me ha dado.

¿Cómo fue el proceso para volver?
Fue difícil. Me costó mucho, pero era mi sueño. En el primer semestre las cosas no se dieron porque yo no estaba en las mejores condiciones, tenía que mejorar en la parte física. Se luchó y para este nuevo torneo se logró el objetivo. Aquí estamos tratando de hacer las cosas con amor.

¿Cuál fue la clave para no claudicar?
Entrenarse cada día al máximo. Hay momentos de la vida en donde el camino te dice que no, pero si luchas puedes volver eso en un sí más adelante. Tuve ese amor y esas ganas de vestir de nuevo esta camiseta.

¿Qué lección le quedó de todo eso?
Antes de regresar estuve en Emiratos Árabes y en Chipre, y me fue súper bien. Luego tuve un parón por la pandemia y no seguí trabajando. Pero aprendí que, con el trabajo, las ganas, el amor y la responsabilidad se pueden conseguir las cosas. Detrás de un trabajo fuerte siempre viene una gran bendición.

Su paso por Europa, en Alemania principalmente, le dio la posibilidad de compartir con grandes jugadores. ¿Qué recuerda de eso?
Ir a Europa es tener esa bonita posibilidad de encontrarte con figuras que te enseñan y te dan consejos para ser mejor persona. Con lo que más me quedo es con su humildad.

En un partido ante el Barcelona, Xavi Hernández habló varios minutos con usted. ¿Cómo fue ese encuentro?
Tuve esa fortuna de charlar con él durante unos veinte minutos. Yo le pregunté cosas sobre el posicionamiento y el control de la pelota, y él me explicó varias cosas que se me quedaron grabadas, como por ejemplo mirar siempre para atrás, para que cuando venga un pase, puedas tener el conocimiento de cómo está la cancha.

¿Qué jugador lo impresionó?
Xavi, precisamente. Para mí él fue ese jugador que yo siempre soñé ser por mi posición. Aunque en el Leverkusen también compartí un año con Michael Ballack, quien me dejó grandes enseñanzas. Fue una experiencia bonita porque nosotros tenemos el mismo nombre. Entonces, para diferenciarnos, quedamos que a él le iban a decir ‘Mijael’ y a mí ‘Maikel’. La gente se quedaba impresionada porque yo era como un hijo para él. Me aconsejaba que viera fútbol inglés porque era el más dinámico. Tuvimos una linda amistad y ahora, en el Cali, espero aconsejar igual a los canteranos.

Usted hizo parte de la generación dorada de la Selección Colombia que jugó el Mundial del 2011 junto a James Rodríguez, Duván Zapata y Luis Muriel ¿Cómo recuerda esa época?
Nunca vi al país tan unido como en ese Mundial que jugamos en casa. Fuimos una familia muy unida, porque veníamos compartiendo desde la Sub-15. Fue una lástima que no pudimos pasar de cuartos de final, jugamos todos los partidos en Bogotá y eso nos cansó.

Muchos lo veían como el socio ideal de James. ¿Por qué no pudo mantenerse en ese nivel?
Tomé otros caminos que no fueron buenos. Mis compañeros se dedicaron de lleno al fútbol y yo me desvié, esa es la realidad. Ahora estoy en mi peso ideal y hace mucho no me veía así. Yo nunca me cuidé con la comida y no trabajé al máximo. Si no estás enfocado, las cosas no te salen bien. Ahora estoy con ganas y amor. La sabiduría sale de esas experiencias vividas.

Volviendo al Cali, ¿Qué podemos esperar del equipo este semestre con su regreso y el de Hárold Preciado?
Tenemos un gran equipo, este es el torneo en el que tenemos que hacer las cosas bien. Hay que llegar a la final y pelear el título. Yo estoy agradecido con la hinchada por ese amor que me han demostrado y la llegada de Hárold será muy importante para lograr el objetivo de ser campeones.

Comienza la Liga colombiana

Este viernes empieza a rodar nuevamente la pelota del fútbol colombiano en estadios sin público, por cuenta de la pandemia del coronavirus.

Independiente Medellín y Águilas Doradas serán los encargados de abrir la primera fecha de la Liga, en el estadio Atanasio Girardot, desde las 8:00 de la noche.

La jornada continuará el sábado con tres partidos.

A las 3:30 de la tarde, América recibirá en el estadio Pascual Guerrero al Atlético Junior. Ambos conjuntos vienen de perder en la ida de los octavos de final de la Copa Suramericana en condición de local, contra Paranaense y Libertad, respectivamente.

Ese mismo sábado, Deportes Quindío será anfitrión de Jaguares (5:40 p.m.).

A las 8:00 de la noche, Deportivo Cali visitará a Independiente Santa Fe en El Campín.

La primera fecha seguirá el domingo con los duelos Envigado Vs. Atlético Nacional (3:30 p.m.), Patriotas Vs. Bucaramanga (5:40 p.m.) y Pasto Vs. Millonarios (8:00 p.m).

El lunes, Alianza recibirá a Equidad (7:40 p.m.) y el martes, Once Caldas al Huila (5:00 p.m.) y Tolima al Pereira (7:30 p.m.).

Obtén acceso total por $4.700/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS