¿Hay respaldo para Máyer Candelo? Lo que dijo Luis Fernando Mena, presidente del Deportivo Cali

Agosto 13, 2022 - 10:05 p. m. 2022-08-13 Por:
César Polanía, Editor de Afición
Luis Fernando Mena

Luis Fernando Mena, presidente del Deportivo Cali.

Aymer Andrés Álvarez - El País

Luis Fernando Mena Saldarriaga es hincha del Deportivo Cali desde que tiene memoria. Y ya anda por los 64 años. En 1997 se volvió socio del equipo. Luego, patrocinador con su empresa de productos naturales.

Después se hizo elegir en el Comité Ejecutivo y hace apenas unos días asumió, en el peor momento financiero y deportivo de los ‘Azucareros’ en su historia, como presidente de la institución. Como dice él mismo: hoy, más que siempre, tiene la camiseta puesta.

Con un endeudamiento de 91 mil millones de pesos, un técnico cuestionado porque no gana, un equipo en la cola de la Liga colombiana y un sinnúmero de amenazas hasta de muerte contra él y otros directivos, Mena aceptó tomar el timón de este “barco a la deriva” porque, asegura, “tiene salvación”.

Desde su oficina, el Presidente del Cali dialogó con El País y respondió cada una de las preguntas que se hacen hinchas en la calle.

¿Por qué aceptó la Presidencia?
Mi corazón es completamente verde. Es un reto muy grande y lo asumo con toda la responsabilidad, la seriedad y el amor que siento por el Cali. El equipo no está quebrado, está pasando por una situación muy dura, pero vamos a salir adelante.

Los pasivos del equipo son muy altos, algunos hablan de someter la institución a ley de insolvencia, otros dicen que va a desaparecer… ¿cuál es la salida?
Me opongo a una ley de insolvencia. Nosotros no tenemos un colchón de 40 mil millones de pesos para someternos a esa ley y no puedo permitir que eso pase, porque sería acabar al Cali. La ley de insolvencia es buena, en este momento hay 16 equipos del fútbol colombiano en esa situación, pero el Cali no va a ser el equipo número 17. El Cali va a salir adelante y no por un presidente, sino porque nos vamos a unir directivos, asociados, hinchas y todos los vallecaucanos que aman la institución. Nuestro principal patrimonio es la hinchada, que está confusa, con rabia, y lo manifiesta dejando de ir al estadio; mala cosa. Necesitamos de los hinchas en Palmaseca.

Hay un ‘no’ rotundo para esa ley, pero ¿cuál es entonces la solución?
Hay muchos hinchas que están recaudando donaciones importantes, de gente que está dispuesta a salvar el Cali. Este equipo es insignia del fútbol vallecaucano y del fútbol colombiano. Hay un riesgo grande, sí, pero con la ayuda de los hinchas, la asistencia al estadio y la venta de algunos jugadores, vamos a salir de la crisis.

Deportivo Cali

Kevin Velasco, jugador del Deportivo Cali.

Foto: Dimayor / El País

¿Se irán más jugadores del equipo, aparte de los que ya se fueron?
Estamos haciendo negociaciones con tres jugadores que nos van a dar una solvencia económica posiblemente para estar tranquilos hasta diciembre. Estamos en el compromiso firme de reducir gastos al máximo y el objetivo el año próximo es jugar con un 70 u 80 % de canteranos. Ellos necesitan tener visibilidad y apoyarse en unos cuantos jugadores o referentes de talla.

¿Quiénes son esos tres jugadores?
No quiero especular ni adelantarme, pero Kevin Velasco es uno de los jugadores referentes que tenemos y que quiero con el corazón. Lo ha dejado todo en la cancha. Humberto Acevedo es otro jugador con el que siempre he estado. Hárold Mosquera estaba desanimado, me le acerqué a hablarle, me fijo mucho en el estado anímico de los jugadores. Hablamos largo, de manera constructiva, y mírelo cómo ha rendido en los últimos partidos, ha sido figura, a pesar de los resultados.

A propósito de resultados, hay quienes ya piden la cabeza de Máyer Candelo con apenas cinco partidos. ¿Hasta cuándo va la apuesta por el técnico?
Yo no le pondré condiciones a Máyer. Sería un error, porque sentiría él una presión que no lo ayudaría, más allá de la que ya tiene. El cuerpo técnico y todo el equipo están presionados en este momento por la hinchada. Si le doy un partido, dos o tres a Máyer para que gane, cometo un gran error.

Sobre usted, como presidente, hay presiones que pasan a un terreno más delicado, como las amenazas de muerte. Su celular está inundado de esos mensajes. ¿Cómo afronta esta situación?
Sencillo, no me le escondo a nadie. No tengo escoltas, no ando armado, yo ando con la frente en alto. Estoy comprometido con el Cali, tengo puesta la camiseta hoy más que siempre, me duelen los fracasos del equipo. Mire, de los 130 mensajes que tengo hoy en el chat, más de 30 son amenazas, pero ese no es el camino. No hay que amenazar a quienes están tratando de enderezar un barco que está a la deriva. Hay que arropar al equipo y los jugadores, porque la presión que tienen encima se ve reflejada en la cancha.

¿Hay división entre los directivos?
Hay unión. Tuvimos un comité ejecutivo en la cancha, hablamos con los jugadores y el cuerpo técnico. Es falso que no estemos unidos. El compromiso es uno solo, sacar al Cali adelante, y lo vamos a lograr. De julio a hoy, hemos reducido gastos por 452 millones de pesos al mes, y vamos a seguir con la tijera. Hay tres negociaciones en marcha.

¿Cómo está el pasivo hoy?
Son 91 mil millones de pesos, pero el Cali no está quebrado. Para que ello suceda, los activos deben estar por debajo de los pasivos y nosotros tenemos activos por más del doble de los pasivos con qué responder. Ahora, tocar las puertas de los bancos en estos momentos es muy difícil, porque nos reunimos con ellos, volvemos a recuperar su confianza, pero la bulla en la calle —“que el Cali está quebrado, que el Cali se va a acabar, que el Cali se va para ley de insolvencia”— hace daño; entonces, los bancos se echan de nuevo para atrás.

¿Cómo salir entonces de la crisis deportiva?
He ido a los entrenamientos y veo a Máyer entrenando bien al equipo, con exigencia. Los jugadores están dando al máximo, pero emocionalmente se sienten impedidos para dar lo que físicamente tienen. Por eso hay que arroparlos.

Entre los mismos socios ya se escuchan voces diciendo que el equipo irá a la B. ¿Está cerca esa posibilidad?
Esa posibilidad de la B siempre la va a tener cualquier equipo. Nosotros no estamos tan cerca de la B como dicen y vamos a empezar a subir futbolísticamente. Necesitamos que todos aporten, en silencio o aplaudiendo, la parte anímica es clave en el deporte. Los jugadores deben recuperar la confianza y nuestra obligación es apoyarlos.

Hay quienes dicen que Teófilo Gutiérrez se siente solo y por eso desea irse...
Tengo muy buena relación con Teófilo, hablamos bastante, pero no es ‘Teo’, él no es todo el equipo. Por eso se llama equipo. Mire, Ángelo dejó la cancha en un partido en medio del maltrato de los hinchas y lo hizo cabizbajo, con humildad, con respeto. De eso hay que aprender. Pudo reaccionar de otra manera, pero no lo hizo. El que deja la sangre y el sudor en la cancha se gana el respeto.

‘Teo’ fue castigado por mostrar el escudo, pero no hubo la misma actitud contra Jarlan Barrera, de Nacional. ¿Falló la Dimayor?
Quisiera decir muchas cosas como hincha, como socio, como patrocinador, pero como presidente no puedo. Por eso publicamos un comunicado. Lo de Jarlan fue mucho más agresivo que lo de ‘Teo’.

Varios clubes piden la salida del presidente de la Dimayor, Fernando Jaramillo. ¿Cuál es su posición?

Como Comité Ejecutivo no hemos fijado una posición definitiva. Miraremos qué es lo más conveniente.

¿Dónde ve al Cali en noviembre?
Con lo que he hablado con el profesor Máyer Candelo y con los jugadores, estaremos entre los ocho y no nos sorprendamos si peleamos el título de la Liga otra vez. Hay ganas y nómina. Confío en que con el dinero de los tres jugadores que estamos negociando nos pongamos al día en los premios y los salarios con la plantilla. El Deportivo Cali ha sido grande, es grande y seguirá siendo grande.

Datos

Máyer Candelo ha dirigido al Deportivo Cali en cinco partidos y hasta ahora no ha logrado ni una victoria.

Candelo llegó al equipo en reemplazo del técnico venezolano Rafael Dudamel.

El viernes pasado, el Cali confirmó la contratación del mediocampista colombiano Fabry Castro, de 30 años.

La salida de Kevin Velasco, a un equipo del exterior, es inminente en el Deportivo Cali.

Este domingo, el Cali debía enfrentar en Palmaseca al Deportivo Pasto por la Liga colombiana, pero no hubo un pie de fuerza suficiente para prestar la seguridad.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS